Atrás

Target Gender Equality: diversidad e inclusión en tiempos pos-COVID

 

Pese a que en los últimos años hemos logrado, como sociedad, avanzar en materia de igualdad de género, aún queda mucho por hacer. Por ello, continúa siendo esencial tener presente la meta 5.5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030: asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública. El Foro Económico Mundial señala que al ritmo actual, la brecha económica entre géneros tardará 257 años en cerrarse.

De entrada el coronavirus añade un reto adicional, pero el día después también puede ser una oportunidad para hacer las cosas de otro modo, poniendo a la igualdad en el centro de las decisiones. Naciones Unidas ha advertido de la importancia de impulsarla tanto en la respuesta inmediata como en las actividades de recuperación a más largo plazo. Con esta visión, hace un llamamiento para que las empresas se involucren a pesar de las dificultades pos-COVID-19. Para ello cuenta con un programa llamado Target Gender Equality (TGE) y que ahora puede ser de mucha utilidad a las compañías.

El TGE, promovido por el Pacto Mundial, ya ha llegado a diecinueve países. 37 entidades españolas, entre las que se encuentra Telefónica, nos hemos unido al programa, posicionando a España como el lugar con mayor número de adheridos. Aunque nuestro país ha mejorado significativamente en igualdad de género (ha avanzado hasta la posición 8 desde la 29 en el Global Gender Gap Report 2020 del Foro Económico Mundial), queda mucho por hacer. La participación laboral de las mujeres sigue siendo inferior a la de los hombres y hay diferencias en los salarios (la brecha salarial de género en España se sitúa en un 21,9%), los ingresos y la presencia en puestos directivos.

 

LA RUTA PARA AVANZAR EN IGUALDAD

¿Qué tiene de especial el Target Gender Equality? Aporta una ruta sencilla para que las compañías avancemos en igualdad de género con rapidez. Para ayudarnos, el Pacto Mundial cuenta con una Coalición de Expertos de Naciones Unidas, compañías líderes y organismos locales como el Instituto de la Mujer del Gobierno de España y la CEOE.

El camino comienza con una autoevaluación con la herramienta de Análisis de Brecha de Género WEP, una plataforma online que permite a las empresas evaluar sus políticas y programas actuales, destacar las áreas de mejora e identificar las oportunidades para establecer futuros objetivos y metas corporativas. En Telefónica la hemos utilizado y es muy completa: incluye preguntas sobre liderazgo y estrategia, lugar de trabajo, mercado y comunidad, y te muestra de modo muy visual las fortalezas, las áreas para concentrar más esfuerzos y recursos, etc.

 

El 79% de las empresas españolas adheridas al Pacto Mundial aborda

la igualdad de género en sus políticas

 

Otro paso que propone el programa TGE es la adhesión a los Principios de Empoderamiento de la Mujer, suscritos ya por más de 2.900 empresas líderes para empoderar a la mujer en el lugar de trabajo, el mercado y la comunidad, independientemente de su tamaño, sector o geografía.

Todo ello tiene que derivar en objetivos ambiciosos para la empresa en términos de representación y liderazgo de las mujeres a todos los niveles. En el caso de Telefónica, nos hemos propuesto alcanzar el 30% de mujeres en puestos de gestión para 2020, compromiso incluido en el esquema de remuneración variable de los empleados.

Aunque ya son muchas las compañías españolas con objetivos de igualdad de género, la propuesta de Pacto Mundial es que todas los fijen de aquí a marzo de 2021 a través de este análisis de desempeño, talleres para el desarrollo de capacidades, aprendizaje entre iguales y el diálogo con múltiples grupos de interés a escala nacional e internacional.

 

>> Descubre aquí todos los detalles.

 

  Arancha Díaz-Lladó - Directora de Reputación, Propósito y Valores de Telefónica