Internet para todos

La Revolución Digital es el periodo de transformación económica, tecnológica y social más importante que hemos vivido desde la Revolución Industrial.

Manifesto

Se espera que la economía digital registre un crecimiento anual del 5% en los países del G-20, tasa que alcanzará hasta el 18% anual en países en vías de desarrollo en los próximos cinco años.

Este aumento tiene el potencial de mejorar sustancialmente las expectativas personales y profesionales de miles de personas en el mundo, con independencia de cuál sea su lugar de residencia o de trabajo.

La conectividad es la clave en este mundo digital e Internet sus cimientos. El gran reto es que todo el mundo esté conectado y utilice la Red. En la actualidad, ya hay 2.700 millones de personas con acceso a Internet. Sin embargo, 4.600 millones no lo tienen y más del 90% de ellos viven en países en vías de desarrollo.

Además, los consumidores quieren ejercer un mayor control sobre sus vidas digitales y disfrutar de una experiencia abierta, privada y segura. En Telefónica creemos que la Revolución Digital acaba de empezar y sus reglas aún no están escritas. La tecnología debería estar al alcance de todos. Pero para liberar todo el potencial de la economía digital necesitamos visión de futuro, unas políticas públicas más equilibradas y una mayor cooperación entre todas las partes interesadas, tanto públicas como privadas.

Por ello, como punto de partida, hemos elaborado “Un Manifiesto Digital_ Una Internet abierta y segura para todos” con principios generales de políticas que mejoren la experiencia de los consumidores en la Red a lo largo de toda la cadena de valor y propicien más inversión en infraestructuras digitales, liberando todo el potencial de la economía digital.

 

Estas son nuestras recomendaciones:

  1. Fortalezcamos la Confianza Digital a través de una experiencia de Internet segura capacitando a los ciudadanos para que tengan el control de sus datos personales
  2. Hagamos realidad la portabilidad de la vida digital para que los consumidores puedan usar sus datos, información y aplicaciones de forma independiente al dispositivo o plataforma en uso.
  3.  Abramos las App Stores, los SSOO móviles y otras plataformas digitales para ampliar la libertad de los usuarios, su capacidad de elección y la competencia.
  4. Promovamos la interoperabilidad de aplicaciones de Internet y servicios de comunicación y mensajería para mejorar la experiencia del usuario y favorecer la competencia
  5. Incrementemos la transparencia de las condiciones de uso de los servicios de Internet y la diferenciación entre publicidad e información en los resultados de las búsquedas online
  6. Transformemos los modelos educativos, los procesos de aprendizaje y la enseñanza mediante la adopción de tecnologías digitales y servicios basados en recursos y estándares abiertos
  7. Fomentemos modelos de Innovación Abierta y Estándares Abiertos y evitemos que medidas injustificadas para proteger la propiedad intelectual restrinjan los procesos de innovación en la Economía Digital.
  8. Desarrollemos un marco regulatorio justo estableciendo las mismas reglas para los mismos servicios digitales, una regulación inteligente basada en políticas orientadas a resultados y un sistema de supervisión caso a caso
  9. Hagamos posible un Internet accesible para todos estableciendo condiciones adecuadas para la inversión privada en infraestructuras de banda ancha.
  10. Adaptemos la Gobernanza de Internet al nuevo contexto global siguiendo sus principios fundacionales e incluyendo en igualdad de condiciones a todas las partes interesadas.