Uso de la tecnología en el deporte

Movistar Team o Carolina Marín son ejemplos de cómo el análisis de datos puede repercutir tanto en los entrenamientos como en la competición deportiva de máximo nivel.

Comunicación Telefónica

Telefónica

Tiempo de lectura: 5 min

La tecnología es fundamental para poder incrementar la repercusión del deporte al aumentar las posibilidades de interacción entre los aficionados, además de permitir un mayor grado de visibilidad con retransmisiones en directo de cualquier evento con menos medios técnicos de los que se requerían hasta ahora.

Otra vertiente en la que tecnología y deporte coinciden es en la digitalización de las instalaciones deportivas, aumentando la eficiencia y permitiendo a los aficionados disfrutar de mejores experiencias con la ayuda de tecnologías como el 5G.

Además, monitorizar con tecnologías diversas (como IoT o big data) los aspectos técnicos y fisiológicos de los deportistas sirve para mejorar el rendimiento. Igualmente puede repercutir positivamente en su salud e incluso alargar su carrera profesional.

Veamos algunos ejemplos tanto de la importancia de la tecnología en el rendimiento deportivo como en la digitalización de los estadios para procurar a los asistentes una experiencia única e irrepetible.

Análisis de datos en el ciclismo

En el mundo del deporte en general, y en el del ciclismo en particular, la aplicación de la innovación tecnológica puede ser importante.

Con el análisis de datos y tecnologías como el IoT, el big data o el machine learning a la hora de planificar los entrenamientos, se puede generar y aportar un conocimiento extra a los resultados en las diferentes competiciones.

Si bien es cierto que en el deporte profesional la resistencia física y mental es fundamental, la tecnología y el análisis de datos pueden ayudar añadiendo un porcentaje de rendimiento adicional que, aunque sea bajo, en un momento dado quizá sea diferencial.

Por continuar con el ejemplo del ciclismo, en los aproximadamente 3.000km disputados a lo largo de una vuelta de tres semanas, cada ciclista puede llegar a generar más de 3 millones de datos, que captados con sensores IoT ayudan a los responsables del equipo a mejorar la estrategia.

Estos sensores de Internet de las Cosas envían la información a un dispositivo colocado en el manillar (un pequeño ordenador con GPS incorporado) que sirve para la recogida de datos. Una vez descargados se procesan con una plataforma de big data y son procesados mediante el uso de herramientas de analítica avanzada para que el equipo técnico tenga a su alcance los resultados y pueda ayudar en la toma de decisiones. 

La tecnología también resulta de utilidad a la hora de recopilar todos los datos generados por los entrenadores, los médicos, y los propios ciclistas, a la hora de integrarlos, cruzarlos, y generar insights y visualizaciones que aportan otra fuente de información para que los equipos tomen las mejores decisiones, tanto en tiempo de carrera como en la planificación de entrenamiento, buscando siempre el máximo rendimiento del ciclista. 

Bádminton: big data como herramienta que marca la diferencia

Carolina Marín (medalla de oro olímpica en 2016, tricampeona mundial y hexacampeona europea de bádminton) junto a su equipo aprovecha las capacidades de tecnologías como el IoT, la inteligencia artificial o la analítica avanzada ofrecida por Telefónica para poder personalizar sus entrenamientos en función del estado de la jugadora (no solo físico, también mental) o el rendimiento y formas de jugar (estrategia) de sus rivales.

La colaboración de la operadora con la deportista onubense aporta herramientas de análisis para sacar el máximo partido a una inmensa base de conocimiento sobre su juego y el de sus contrincantes, como hemos comentado anteriormente.

Por ello, desarrollar los entrenamientos basados en datos es clave gracias a la monitorización que toma continuamente y en tiempo real datos un sensor que consta de acelerómetro, giroscopio y termómetro, de forma que las competiciones pueden prepararse con mayor grado de exhaustividad.

De igual manera, el IoT y el big data son también aliados para la recuperación y prevención de posibles lesiones, así como en la preparación física: un sensor utilizado en los entrenamientos sirve para medir de manera precisa las aceleraciones, un dato relevante para conocer los riesgos de lesión generando una alerta personalizada que avisa que estas aceleraciones descienden, un indicador del aumento de fatiga o la sobrecarga, y por ello del riesgo de lesión. 

Tecnología para mejorar el rendimiento de los atletas

Telefónica ha realizado también en el ámbito del deporte el proyecto IMUS (Unidades de Medición Inerciales) para la Real Federación Española de Atletismo (RFEA).

Concretamente, Telefónica Tech ha desarrollado una solución tecnológica para mejorar el rendimiento de los atletas que consiste en, a través de unos sensores (los anteriormente citados IMUs) que el deportista lleva sujetos en las zapatillas, recopilar datos en tiempo real (aceleraciones lineales y velocidades angulares de ambos pies), enviarlos mediante tecnología bluetooth a otro dispositivo de IoT (smartwatch), donde son procesados y analizados en tiempo real para devolver al corredor (en el mismo reloj o en unas gafas de última generación) información de utilidad para tomar decisiones en tiempo de carrera (estrategia).

A su vez, todos estos datos pueden ser enviados desde el reloj a la nube para su posterior explotación y análisis masivo mediante técnicas de Inteligencia Artificial que permitirán de nuevo extraer conclusiones de valor.

Estadio Cívitas Metropolitano: digitalización de espacios

Las soluciones tecnológicas de Telefónica han hecho del Cívitas Metropolitano, donde disputa sus partidos como local el Atlético de Madrid, el primer estadio 100% digital de Europa, creando una experiencia única para quienes lo visitan.

La dotación tecnológica de este recinto lo ha convertido en una referencia incluso en el ámbito mundial, siendo uno de los estadios más innovadores de Europa.

Y es que las soluciones implementadas incluyen el diseño y la instalación de un ribbon board 360 único en España (un anillo situado entre la grada baja y media formado por 570 metros de paneles LED), tres videomarcadores, 1000 monitores, malla LED de 34 m2 en la fachada y soluciones audiovisuales en todas las salas de reuniones, los vestuarios, los palcos VIP y en el auditorio del estadio.

Conclusión

Tal y como hemos visto a lo largo de este artículo, aumentar la repercusión, mejorar el rendimiento de los deportistas o digitalizar las instalaciones son algunas de las ventajas que trae el desarrollo tecnológico al mundo del deporte.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.