Urbanismo sostenible, la creación de ciudades de forma inteligente

El desarrollo urbanístico sostenible busca tener impacto positivo sobre tres áreas de las ciudades: medioambiental, económica y social. Oslo ha sido nombrada como la ciudad más sostenible del mundo en 2022

El desarrollo urbanístico sostenible busca tener impacto positivo sobre tres áreas de las ciudades: medioambiental, económica y social.
Tiempo de lectura: 3 min

Para hablar de urbanismo sostenible, hay que viajar unos años atrás en el tiempo, al momento en el que se sentaron las bases de las ciudades del futuro. Fue en el año 2007 cuando se firmó la Carta de Leipzig sobre Ciudades Europeas Sostenibles. En ella, se pusieron como elementos clave el uso de las políticas integradas de desarrollo urbano y la atención a los barrios más desfavorecidos. Desde entonces, el urbanismo sostenible ha dado pasos de gigante para convertirse en el presente, pero también en el futuro de las ciudades. 

Según los datos que se pueden extraer del Informe de situación de las principales actuaciones e iniciativas en materia de sostenibilidad urbana en España, País Vasco, Andalucía y Navarra son las comunidades autónomas españolas que mejor están afinando sus esfuerzos para lograr el verdadero desarrollo urbano inteligente y sostenible. 

Qué es el urbanismo sostenible y el urbanismo inteligente

El urbanismo sostenible es la planificación y diseño de las ciudades en base a principios ecológicos. También se puede definir el urbanismo inteligente como el desarrollo de ciudades aprovechando las nuevas tecnologías para crear espacios comprometidos con el medio ambiente y la sociedad.

En cualquier caso, se busca la mejora en tres aspectos muy importantes: medioambiental, económico y social. La combinación de todos ellos convierten los barrios o ciudades en lugares más sostenibles y socialmente comprometidos.

Objetivos del desarrollo urbano sostenible

Como ya se ha descrito, los objetivos de la sostenibilidad urbana marcan las áreas de impacto en las que se busca tener una mayor influencia.

Medioambiental: Un barrio sostenible busca generar el mínimo impacto sobre el medio ambiente y sobre el territorio. Se trata de ser capaz de autoabastecerse en la medida de lo posible, sin depender de otros entornos, consumiendo el mínimo de recursos posibles y también reduciendo emisiones y residuos.

Económico: Para que el desarrollo urbano sostenible sea plausible, este debe ser económicamente viable para quienes lo planifican, pero también para quienes van a vivir en él. 

Social: La calidad de vida de la población es imprescindible para que una ciudad o barrio cubra con las necesidades sociales. Esto se ejemplifica en la ‘ciudad de los quince minutos’, que a su vez también tiene un impacto positivo en la productividad de los habitantes y la sostenibilidad del medio ambiente. El concepto de este ideal de ciudad fue acuñado por Carlos Moreno, experto en Smart City, quien apunta a la necesidad de rediseñar las ciudades para que sus habitantes tengan todos los servicios accesibles a menos de quince minutos a pie o en bicicleta (centros educativos, trabajo, ocio, alimentación, sanidad…).

Características de un barrio sostenible

Y para lograr estos objetivos, los indicadores de sostenibilidad urbana deben incluir, entre otras, las siguientes características:

  • Uso de energías renovables
  • Fomento de la economía circular
  • Implantación de jardines urbanos
  • Desarrollo de una red eficiente de calles
  • Dinamización de la economía del barrio
  • Opciones de movilidad sostenible
  • Inclusión de la ciudadanía en la toma de decisiones

Ejemplos de ciudades sostenibles

Según el ranking Arcadis 2022, en el que se han valorado un centenar de ciudades para encontrar las más sostenibles del mundo, se ha concluido que Oslo es la ciudad más sostenible del planeta. Está seguida por Estocolmo, Tokio, Copenhague y Berlín. Madrid y Barcelona aparecen en el puesto 28 y 49, respectivamente, gracias a los resultados obtenidos en los indicadores de sostenibilidad urbana.

Con la lupa en la mano, en España se pueden encontrar ya varios ejemplos de barrios sostenibles. La Pinada, en Valencia, se considera el primer barrio sostenible diseñado por sus propios habitantes. 

Por su parte, el reto Ciudades Sostenibles 2030 llega de la mano del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y busca evolucionar hacia la misión de disponer de ciudades inteligentes y climáticamente neutrales para 2030.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA