Telefónica evaluada con éxito por la Global Network Initiative (GNI) en su compromiso con la libertad de expresión y privacidad

En estos momentos en los que el Big Data se pone al servicio de la salud pública, cobran importancia los procesos y las pautas éticas que tienen las compañías del sector TIC para garantizar la privacidad de los ciudadanos

22/04/2020

Redacción

Redacción

En estos momentos en los que el Big Data se pone al servicio de la salud pública, cobran importancia los procesos y las pautas éticas que tienen las compañías del sector TIC para garantizar la privacidad de los ciudadanos. El correcto tratamiento de los datos, la transparencia sobre el uso de los mismos y la utilización de información anonimizada y agregada para los servicios de Big Data son aspectos que contemplan empresas como Telefónica desde hace tiempo en sus Políticas de Privacidad y Principios de Inteligencia Artificial y que ahora pesan más si cabe. Esto se complementa con un procedimiento estricto para responder a las peticiones de las autoridades.

Cuestiones de este tipo ha analizado la Global Network Initiative (GNI), coalición de empresas, organizaciones de la sociedad civil, inversores y académicos que trabajan para proteger y promover la libertad de expresión y la privacidad en el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Telefónica ha superado con éxito la auditoria -la primera para la compañía como miembro del GNI-, realizada por Deloitte como asesor externo y validada por el Consejo de Administración del GNI tras evaluar y analizar los esfuerzos de la multinacional para implementar los Principios de GNI sobre Libertad de Expresión y Privacidad.

En la auditoría se han evaluado sus políticas y procesos para comprobar que son acordes con los Principios del GNI, que se actualizan regularmente y que las comunica de manera transparente a nuestros grupos de interés. Asimismo, esta auditoria se ha complementado con ocho casos concretos que demuestran la implementación efectiva de estos principios en el contexto digital, complejo y en constante evolución.

“Las evaluaciones -realizadas a un total de 11 compañías- muestran cómo cada día más empresas de diferentes partes del sector de las TIC están integrando los derechos de libertad de expresión y de privacidad en sus operaciones cuando se enfrentan a solicitudes gubernamentales de censura, vigilancia y suspensión del servicio de red”, ha dicho el presidente de la Junta Independiente de GNI, Mark Stephens.

 

Los derechos humanos en los servicios digitales

Entre los casos de estudio de Telefónica analizados se encuentra su enfoque de derechos humanos por diseño. Este modelo tiene como objetivo asegurar que están integrados ya en la fase del diseño y desarrollo de nuevos productos y servicios. Concretamente, se lleva a cabo una autoevaluación por parte de los jefes de producto y/o desarrolladores a través de una herramienta online en la fase de diseño con el fin de identificar y abordar los posibles impactos en los derechos humanos. Se abordan, entre otros, la libertad de expresión, la privacidad y la no-discriminación.

GNI también ha evaluado el Canal de Negocio Responsable de la compañía como mecanismo de reclamación y remedio, que permite a los grupos de interés de forma de confidencial y anónima plantear quejas o consultas relacionadas con sus Principios de Negocio Responsable y explícitamente sobre los derechos humanos en general y la libertad de expresión y privacidad en particular.

“El proceso de evaluación pretende incrementar la transparencia de las empresas y, al mismo tiempo, proteger los derechos de los usuarios mediante un amplio acceso a la información”, comenta Gare Smith, socio de Foley Hoag LLP, un asesor acreditado de GNI.

 


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.