¿Qué hay detrás del Índice de Progreso Social?

La responsabilidad social de empresas e instituciones públicas está, desde sus orígenes, ligada al fomento del progreso social. Es necesario...

30/04/2013

Redacción

Redacción

 

 

 

 

La responsabilidad social de empresas e instituciones públicas está, desde sus orígenes, ligada al fomento del progreso social. Es necesario tener presente que cada paso que dan las organizaciones en este sentido afecta a todos los ciudadanos del planeta. Esta es la razón fundamental por la que queremos que conozcáis los últimos datos publicados del Índice de Progreso Social. El objetivo fundamental de Social Progress Imperative (organización propulsora del informe) es mejorar el nivel de vida de las personas en todo el mundo, haciendo hincapié en los más desfavorecidos.  ¿Cómo? Estimulando la competencia entre los países para mejorar el entorno para la innovación social.

 

Suecia se ha situado como el país más avanzado del mundo con una calificación de 64,81 por delante de Reino Unido con 63,41 y Suiza con 63,28. Los países que se quedan por poco fuera del podium de los ganadores son por este orden: Canadá, Alemania y EE.UU. Completan el Top Ten Austria, Japón, Francia y España. El continente europeo se hace con la mayoría de las primeras posiciones. En concreto, cuatro de ellos pertenecen a la eurozona, como España, donde comparten el euro como moneda única. Por otro lado, la zona de América Latina y el Caribe consigue situar a tres de sus países entre las primeras posiciones: Costa Rica (12), Chile (14) y Argentina (15).

 

 

Pero, ¿qué mide este índice? Para valorar el progreso social de cada uno de los 50 países del listado se tienen en cuenta 52 indicadores nacionales con los que miden si están cubiertas las necesidades básicas de la población, su alimento, refugio, seguridad, acceso a la atención sanitaria, educación, y el impacto de un medio ambiente sano en sus vidas.

 

 

Las conclusiones más relevantes de 2013 son:

 

Las puntuaciones de los componentes de salud y bienestar no muestran relación con el gasto en salud como porcentaje dentro del PIB de cada país. Por ejemplo, Estados Unidos gasta un porcentaje del PIB en sanidad superior a Reino Unido, pero su índice salud y bienestar es inferior.

 

Estados Unidos se muestra más débil en los índices de bienestar, mientras que Alemania y Francia son más débiles en términos de oportunidad. La dimensión de oportunidad trata de responder a la pregunta: “¿Pueden los individuos alcanzar su máximo potencial?” e incluye componentes como derechos individuales, acceso a la educación superior o inclusión.  España por su parte se encuentra en el 6º puesto, justo debajo de Reino Unido y por encima de Suiza.

 

La mayoría de los países ricos no desempeñan correctamente los proyectos de sostenibilidad para el correcto mantenimiento del medio ambiente, como es el caso de Estados Unidos (puesto 48, con un índice de  21,98).

 

El informe del Índice de Progreso Social es el primer proyecto de un conjunto de iniciativas, con él se pretende orientar las inversiones y la política de decisión de gobiernos, sector privado, y sociedad civil. Las cifras proceden de rigurosas técnicas estadísticas realizadas a partir de datos de fuentes internacionales reconocidas, entre ellas, el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud. El índice que se adjudica a cada país muestra dónde las naciones deben reforzar sus esfuerzos para mejorar el bienestar de sus pueblos, y quiere tener un impacto positivo en la vida de las personas, siendo capaces de resolver conflictos sociales y problemas ambientales.

 

Ahora, ya conoces la influencia que este índice tiene en el desarrollo de las sociedades y el por qué es necesario tener en cuenta sus conclusiones para la consecución de un mundo mejor para todos. ¿Cómo crees que puedes apoyar esta iniciativa? ¿Qué índices te parecen los más relevantes?

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.