Qué es el Cloud Computing: tipos y ventajas.

Se trata de una tecnología que permite el acceso a distancia a diferentes softwares a través de Internet. Se trataría de una alternativa a los sistemas tradicionales de almacenamiento o ejecutición en servidores locales.

qué es el cloud computing imagen principal
Tiempo de lectura: 8 min

El Cloud Computing supone la posibilidad de que cualquier empresa disponga de recursos informáticos bajo demanda de manera sencilla, segura, flexible, siguiendo un modelo de pago según el uso, y todo ello gracias a la conectividad, por medio de Internet. 

El uso del Cloud Computing trae múltiples ventajas para las empresas que pueden alquilar las tecnologías de la información (TI) que necesitan, en lugar de comprarlas. De esta forma, no tiene que invertir mucho presupuesto en bases de datos, software y equipos, sino que acceden a los servicios que requiere a una empresa proveedora, a través de Internet, y paga por lo que consume.  

Este sistema supone la democratización del software, en el sentido que lo hace más accesible a quien lo demanda, ya que una aplicación de software atiende a diversos clientes. 

De esta forma, las empresas disponen de un conjunto de recursos de computación que incluye mantenimiento, seguro, fácil acceso y bajo demanda, como servidores, almacenamiento de datos y solución de aplicaciones. 

Mayor agilidad 

Oracle, uno de los principales proveedores de Cloud Computing, señala que el cloud “significa mayor agilidad, escalabilidad y flexibilidad”. Y es que destacan que los clientes, en lugar de gastar dinero y recursos en sistemas de TI heredados, “pueden centrarse en tareas más estratégicas”.  

Además, las empresas pueden acceder rápidamente a los recursos de computación que necesitan, sin tener que realizar una gran inversión por adelantado y pagando únicamente lo que consumen. 

El uso comercial del Cloud Computing se inició proporcionando alojamiento de aplicaciones y servicios a los que los usuarios podían acceder desde cualquier lugar. Luego fue aumentando sus servicios, facilitando a las empresas la unificación de las operaciones de las diferentes sucursales y crear entornos de trabajo colaborativo donde los empleados pudieran construir proyectos juntos.  

Actualmente, existe un gran número de proveedores de Cloud Computing, con un portfolio más o menos extenso. Como ejemplo de Cloud Computing, dígamos básicos, aquellos que tenemos muy cercanos, y nos pueden dar una idea de este instrumento, están  Google Drive, Dropbox o Microsoft 365

Tipos de Cloud Computing 

Existen tres formas o tipos de cloud, como son Nube pública, Nube privada y Nube híbrida y Multinube. 

  • Nube pública: es aquella que la infraestructura informática se encuentra en las instalaciones del proveedor y éste la gestiona. El cliente no tiene que mantener tecnologías de la información propias y puede agregar rápidamente más usuarios o más potencia de cálculo si es necesario. Esta infraestructura de TI del proveedor de la nube es compartida por múltiples clientes. 
  • Nube privada: Está constituida por una sola organización con su propia nube de servidores y software para la utilización sin un punto de acceso público. Se puede alojar en la ubicación de la organización o en el centro de datos del proveedor de la nube.
  • Nube Híbrida: Combina nubes públicas y privadas ya que el cliente suele alojar las aplicaciones críticas en sus servidores para tener una mayor seguridad y control, mientras que las aplicaciones secundarias se almacenan en el entorno de un proveedor de nube. 

A estos tres tipos, se podría unir la Multinube, que consiste en utilizar varios dispositivos de Cloud Computing y almacenamiento, ya sea pública o privada, en una sola arquitectura.  

Servicios del Cloud Computing 

Una de las grandes ventajas del Cloud Computing es la escalabilidad del servicio según las necesidades de la empresa en cada momento, de ahí que se pueden diferenciar tres tipos principales de servicios en la nube. 

  • Software como servicio (SaaS): el proveedor de la nube aloja las aplicaciones del cliente en su entorno. El cliente accede a sus aplicaciones a través de Internet. Se utilizan servidores virtualizados en los que el cliente tan solo tiene que preocuparse de la parte de la configuración de software, ya que el hardware queda en manos del proveedor. Como ejemplos de esta modalidad destacan Google Drive o Dropbox.
  • Plataforma como servicio (PaaS): el cliente dispone de forma directa de hardware y de software, accediendo de forma remota a los servicios contratados. El proveedor es responsable del mantenimiento del sistema, de la red, de los servidores y de la seguridad.  Es el caso de Google App Engine, que permite a los desarrolladores crear sus aplicaciones en Java o Python.
  • Infraestructura como servicio (IaaS): proporciona a las empresas recursos informáticos, -servidores, redes, almacenamiento y espacio en centro de datos con pago-, en función del uso.  Un ejemplo de esta modalidad son Amazon Web Services (AWS) o Microsoft Azure, plataformas que disponen de una serie de servicios para que los desarrolladores puedan manejar máquinas virtuales en la nube, las cuales también hacen las veces de espacio de almacenamiento. 

Ventajas del Cloud Computing 

Los servicios de Cloud Computing ayudan en gran medida a la transformación digital de cualquier empresa, independientemente de su tamaño, gracias a que evita que realicen  grandes inversiones en infraestructuras, al igual que en personal técnico especializado o licencias de software; disponen de acceso a la última tecnología, y pagan solo por lo que realmente utilizan. 

También supone una barrera de seguridad y elimina los problemas y el coste que supone mantener la seguridad de la Tecnología de la Información (TI), además de ganar en flexibilidad, al disponer de los recursos que se requieren en cada momento; accesibilidad, ya que los datos almacenados en la nube son accesibles desde cualquier lugar y tipo de dispositivo, y la posibilidad de colaboración al poder compartir todos los empleados las aplicaciones y documentos al mismo tiempo. 

También se podría hablar de algunas desventajas, referidas a la dependencia que hay del proveedor, o la posibilidad de problemas de Internet, en el caso de que conexión fallara o no fuera estable, esta tecnología no funcionaría. 

coches interconectados cloud computing

Los datos del Cloud Computing  

El uso del Cloud Computing en todo el mundo no deja de crecer. Según datos de la consultora Gartner, el gasto de los usuarios finales en servicios de nube pública alcanzará los 482,155 millones de dólares en 2022, frente a los 396,147 de 2021.  

Además, las predicciones hablan de que para 2026, el gasto en la nube pública superará el 45 % de todo el gasto de TI empresarial, frente a menos del 17 % en 2021.  

Brandon Medford, analista principal senior de Gartner, señala en este estudio que las organizaciones “están adelantando sus cronogramas en iniciativas de negocios digitales y moviéndose rápidamente a la nube en un esfuerzo por modernizar los entornos, mejorar la confiabilidad del sistema, admitir modelos de trabajo híbridos y abordar otras nuevas realidades impuestas por la pandemia”. 

La pandemia del COVID-19 supuso un impulso de subirse a la nube de las compañías en todo el mundo. Una muestra de ello, siguiendo el estudio de “Deloitte Insights (2020), The future of cloud-enabled work infrastructure”, fue que en enero de 2020 tan solo el 3 % de los empleados a tiempo completo trabajaban en remoto; en abril, el porcentaje había subido al 64 %, y en mayo, el 81 % de la fuerza laboral del mundo se había visto obligada a quedarse en casa. Esto conlleva consecuencias como que la plataforma de trabajo colaborativo Microsoft Teams pasó de tener unos 20 millones de usuarios activos en diciembre de 2019 a alrededor de 75 millones en mayo del año siguiente. 

Cloud Computing en España 

En España, según datos de la Encuesta sobre el uso de TIC y del comercio electrónico en las empresas, en el primer trimestre de 2021 compraron servicios en la nube un 32,4 % de las empresas de 10 o más empleados con conexión a internet, un dato que supone un incremento de 4,2 puntos respecto al mismo periodo del año anterior, es decir un aumento del 32,4%. 

Como es lógico, son las organizaciones de mayor tamaño son las que hacen un uso más intensivo del cloud computing, un 64 % de las de más de 250 empleados, y casi el 44% de las que tienen entre 50 y 250. Entre las más pequeñas sólo una cuarta parte tienen contratado este tipo de prestaciones, según la Encuesta de uso de TIC y Comercio Electrónico (CE) en las empresas 2019-2020

Por su parte, en el Informe del Mercado Cloud en España 2021, elaborado por la compañía Quint, en el que participaron más de 100 ejecutivos de grandes compañías españolas y que analiza los principales aspectos relacionados con el cloud, se destaca la importancia que han tenido los servicios cloud ante la situación creada por la pandemia del covid-19. 

De hecho, un 56,5 % de los encuestados afirma que la tecnología cloud le ha aportado la continuidad en el negocio. Además, un 82,3% de empresas consideran que el cloud 

será un factor de contribución en la recuperación del negocio

En cuanto a los objetivos por los que las empresas decidieron iniciar el paso a la nube son heterogéneos, según este informe, pero destacan como dominantes el obtener una mayor flexibilidad y escalabilidad (82,3%), conseguir una transformación de su TI (57,6%) y una mayor eficiencia y rendimiento en la organización (52,9%). 

Clientes satisfechos 

El informe Mercado Cloud en España 2021 también muestra la satisfacción de los clientes con los servicios que ofrece su proveedor de cloud. Muestra de ello es que un 87% de las organizaciones encuestadas considera que se han cumplido la mayoría, todos o casi todos los objetivos que se fijaron en su adopción del cloud, y sólo un 13% considera que no se han cumplido los objetivos que se fijaron. 

Si bien la adopción de las tecnologías cloud es cada vez más fuerte y generalizada, todavía existen obstáculos que marcan las reticencias de algunas empresas en invertir en Cloud Computing.  

En especial, se citan la seguridad y el cumplimiento normativo (33,3%), las barreras organizativas o culturales (32,1) y en el mismo porcentaje los costes ocultos. 

En cualquier caso, el uso de los servicios de Cloud Computing seguirá creciendo en los próximos años, como una solución eficaz, eficiente, flexible, económica y segura para las empresas, y cuya utilización durante la pandemia fue clave para la supervivencia de muchas empresas. 


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA