Preguntas y respuestas del Big Data

Deja de preguntarte qué es eso del Big Data, por qué está tan de moda, en qué nos afecta y para qué es tan importante.

24/02/2017

  Sofía Montes Díaz-Rato – RC y Sostenibilidad

 

Deja de preguntarte qué es eso del Big Data, por qué está tan de moda, en qué nos afecta y para qué es tan importante.

El Big Data es un concepto informático que se refiere a la gestión y el análisis de una gran cantidad de datos que superan los límites y capacidades de las herramientas de software que se usan convencionalmente para capturar, gestionar y procesarlo. También abarca infraestructuras, tecnologías y servicios que se han creado específicamente para procesar enormes conjuntos de datos.

Busca convertir los datos que puedan provenir de redes sociales, señales de móvil, micrófonos, cámaras, sensores o escáneres médicos, entre otras cosas, en información que ayuda a la toma de decisiones, incluso en tiempo real. “Las bases de datos tradicionales permiten buscar respuestas a preguntas conocidas, mientras que el Big Data permite buscar respuestas a preguntas desconocidas” afirma Aitor Artola.

 

“El Big Data permite buscar respuestas a preguntas desconocidas”

 

Esto no es un fenómeno nuevo: la gran mayoría de empresas llevan mucho tiempo manejando grandes cantidades de datos. La evolución de la tecnología ha dejado atrás las DataWarehouses (almacén de datos) y las herramientas analíticas que se utilizaban para tratar las grandes cantidades de datos; permitiendo que ahora el coste de almacenamiento sea mucho menor y sea posible trabajar con un volumen de datos mucho mayor.

Las formas convencionales de recoger y analizar datos se asocian a tres términos: volumen, que se encuentra en continuo movimiento cada día que pasa, variedad de fuentes de información y velocidad con que los datos se reciben. Sin embargo, en el Big Data, se han añadido a la definición original dos características nuevas: veracidad y valor del dato, donde la confianza y la importancia para el negocio de los datos es fundamental.

 

¿DÓNDE ESTÁ EL BIG DATA?

¿Te has equivocado al escribir en el buscador de Google y ha adivinado lo que querías decir? ¿Has entrado en Amazon y has visto el producto que habías pensado en comprarte más barato? ¿Has buscado un vuelo y tenía un precio distinto en el dispositivo de tu amigo? ¿Tu GPS te indica cuál es la ruta sin tráfico? Aquí está el Big Data.

Pero esto no se queda aquí. El Big Data está en nuestro día a día de forma indirecta para mejorar nuestra experiencia de compra ofreciéndonos distintas ventajas hechas a medida. También lo encontramos en fábricas o comercios para ayudar a mejorar sus ventas conociendo el perfil de sus clientes y sus comportamientos frente a un producto.

Las empresas quieren entender a sus clientes. Cada día es más importante saber cuáles son las necesidades de cada consumidor y cuáles son sus las opiniones de los productos o servicios que se ofrecen. De esta manera, la empresa podrá interactuar de una forma más personalizada e individualizada con los gustos o requisitos de su público y adecuar la forma en cómo les prestan servicio. 

Desde el punto de vista de la sanidad se puede detectar la reacción de microorganismos a los medicamentos y frenar posibles epidemias o preparar hospitales ante brotes de enfermedades infecciosas. ¿Habías pensado que la combinación de información epidemiológica y búsquedas de Google puede predecir brotes de gripe una o dos semanas antes que los métodos clínicos tradicionales? ¿Para qué? Puede servir para prevenir los daños y para tener un plan de acción respecto a la distribución de personal o recursos hospitalarios en los lugares más necesitados.

Todos estos datos se pueden usar para mejorar la planificación urbana o para conocer mejor el tráfico y el funcionamiento de una ciudad y así poder mejorar las inmensas nubes de dióxido de carbono provocadas por la polución del tráfico, entre otras cosas. Hay captadores de monóxido de nitrógeno y dióxido de carbono repartidos que recogen datos que hacen posible medir y controlar la calidad del aire teniendo en cuenta varios factores, como la afluencia del tráfico, la hora o la estación del año de la medición.

Aunque no lo pueda parecer podemos encontrarlo hasta en la agricultura para detectar el comportamiento meteorológico y actuar en circunstancia. En cuanto a las industrias los procesos de producción emiten gases a la atmósfera que pueden controlarse analizando el historial de parámetros básicos utilizados.

 

Álvarez-Pallete: “Es imprescincible una serie de valores y normas que deben ser escritos”

 

No es difícil pensar que al estar comercializando con nuestros datos nosotros mismos somos el producto. No tiene por qué ser malo aunque asuste. Para Javier Martínez, Director Técnico de NetApp para España y Portugal, “el uso ético y legal de la información tendrá que ser regulado por las autoridades pertinentes. El análisis de toda la información que generamos, ya sea en las redes sociales, en nuestros dispositivos móviles, o en nuestras cuentas de correo, puede ser útil para nosotros mismos, pero se debe garantizar el consentimiento y el uso lícito de estos datos. Por eso, en el escenario actual, con un modelo cloud y la movilidad como pieza esencial de los negocios, es el momento de conocer las amenazas de antemano, motivo que explica por qué los líderes de seguridad están apostando por un modelo orientado a la inteligencia”.

No olvidemos que estamos conectados e identificados de forma casi permanente y enviando y recibiendo datos durante todo el día, dando acceso al Big Data a información con nuestros gustos, intereses y opiniones. Por ello, como dice el Presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete,  es imprescindible “una serie de valores y normas que deben ser escritos”. Puede ser “una Constitución digital o normas digitales, que preserve la intimidad de países e individuos frente a la accesibilidad a los datos que tienen las nuevas tecnologías”, opina.

 

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.