Por qué la creatividad es contagiosa

Cuando buscamos la palabra creatividad en el diccionario, nos sale algo tan simple como es: la capacidad de crear. Ya está, así de sencillo.

Descubre sobre cómo desarrollar la creatividad y cómo entrenarla porque todos tenemos facultades creativas.
Ana Isable Dorado

Ana Isabel Dorado

Tiempo de lectura: 5 min

Definición

Pero todos sabemos que la creatividad es mucho más, es la capacidad que tienen las personas y que nos diferencia de los animales, de crear, de asociar conceptos e ideas que un principio no parecen tener ninguna relación para dar lugar a ideas nuevas, a soluciones, a pensamientos constructivos y divergentes. Es el proceso de tener ideas nuevas que sean valiosas.

Significa poner a la imaginación a trabajar. Tenemos una imaginación muy potente, podemos imaginar el pasado y el futuro. Los seres humanos somos únicos, somos capaces de crear películas, canciones, libros, dibujos, edificios, etc., de crear.

Del desarrollo de la creatividad se encarga el hemisferio derecho de nuestro cerebro. El poder de la creatividad constituye la fuente de nuestros problemas y la posible manera de solucionarlos. Hay personas, que nada más verlas o al saber algo más de ellas, por el aspecto, por cómo trabajan o se mueven, que decimos que son muy creativas y otros por el contrario creen que no son nada creativos y que no deben dedicarse a nada que tenga que ver con ello, como puede ser la música, la pintura, la escritura, la escultura, el cine…el arte en general.

Pero esto no es realmente así, la creatividad no es un don que tienen sólo unos pocos, no es algo que se herede, también puede trabajarse, como muchas otras habilidades y de esto quiero hablar hoy.

Cómo desarrollar la creatividad

La creatividad es muy necesaria hoy en día en todos los ámbitos de nuestra vida porque hace que se generen nuevas ideas, nuevas formas de trabajo, hace que busquemos soluciones originales a nuevos retos o problemas que surjan, al fin y al cabo, hace que nuestra vida sea menos aburrida, más productiva, más dinámica y que aprendamos más. Además, gracias a ella podemos conseguir vencer todo lo que se nos ponga por delante.

Y ahora viene la parte mejor, hay una serie de hábitos que podemos desarrollar y cultivar para poder ser más creativos y esto extenderlo a nuestro trabajo, a nuestra vida personal y en definitiva vivir mejor y ser más felices.

Como en todos los hábitos debemos empezar a trabajar en nosotros mismos, en observarnos, en ver cómo nos relacionamos, como reaccionamos en diferentes situaciones de la vida, ver qué se nos da bien, que se nos da peor.

En mi caso, he empezado a hacer un diario de las películas y series que veo. En este diario cuento los sentimientos que me han producido, hago una crítica, busco relaciones entre temas diferentes, y esto me está abriendo mucho la mente en otras áreas, como puede ser la música o la pintura.

Otro buen hábito es experimentar, probar cosas nuevas que nos produzcan nuevas emociones o sensaciones que nos hagan sentirnos más vivos. A una amiga le encanta correr por la montaña y le gusta mucho cocinar y cuando sale a correr, si se encuentra con un madroño, se le ocurre experimentar y crear un pan nuevo hecho con madroños fermentados. Esto también es ser creativo. Al investigar, creas, buscas técnicas nuevas, nuevas sensaciones.

“La creatividad simplemente consiste en conectar cosas «

Tengo un amigo que es profesor de niños de primaria y algunos días cambia la distribución de la clase para que los niños entren motivados. Les hace realizar actividades muy diferentes a cada uno y se enfrenta con los miedos que piensan que no van a ser capaces de hacer algunas cosas.

Valora mucho el esfuerzo que ellos hacen y les explica que equivocarse es normal, que, si un día no les sale, que lo intenten de nuevo, las veces que haga falta, y al final lo consiguen. Y además guardan todos los trabajos para ver cómo ha sido el proceso de crecimiento. Esto los anima mucho a todos y hace que se enfrenten a retos nuevos, sin miedo.

Aquí también metería el riesgo, que implica experimentar con lo desconocido. El que inventó el teléfono móvil o el mail, o el fax, o los cubiertos, seguro que no estaba sentado en un sillón esperando que se lo dieran todo hecho, seguro que salió de una zona cómoda y que se puso en marcha y experimentó y probó hasta llegar a conseguir su objetivo.

Los fracasos

Para ser una persona creativa es necesario no tirar la toalla cuando quieres resolver algo. Es bueno intentarlo una y otra vez, probar nuevos caminos, reflexionar, leer mucho, observar, analizar, buscar nuevas respuestas, relacionarse con otras personas diferentes para obtener resultados distintos… y a base de ensayo y error, llegar hasta el final. Así descubriremos la solución a un problema o encontraremos aquello que no funciona para obtener el resultado esperado, por eso, los “fracasos” no lo son como tal sino que son parte del camino.

“Si escuchas una voz dentro de ti que dice ‘no puedes pintar’, entonces pinta caiga quien caiga, y la voz será silenciada.” (Vincent Van Gogh)

La vida es como un laboratorio, llena de hipótesis y pruebas hasta llegar a un resultado y para eso, hace falta creatividad. Como, por ejemplo, cuando probamos diferentes formas de cocinar ese plato que tanto nos gusta. Seguro que la primera vez que Arguiñano hizo una tortilla de patata no le salió la mitad de buena que en la actualidad.

Y, por último, deberíamos desarrollar la capacidad de reinventarnos. A veces sucede que la vida no es como nos gustaría, como la esperábamos. No estamos a gusto en el trabajo, o en una relación, o hemos perdido a alguien o algo importante en nuestras vidas y tenemos que cambiar nuestra forma de ver y sentir la vida. Lo que supone un gran esfuerzo, pero que, si queremos sobrevivir, tenemos que hacerlo. Eso es también creatividad.

Conclusiones

En resumen, debemos conocer qué es lo que más nos motiva y hacer las cosas que más nos apasionan. Ya que esta pasión es el motor que mueve nuestras vidas y el mundo en el que vivimos. Es bueno tener disciplina: esforzarse, experimentar y arriesgar.

Se puede ser creativo con cualquier cosa, con cualquier trabajo. Puedes ser un músico muy creativo, pero también un administrativo muy creativo, un futbolista creativo, un matemático muy creativo, un peluquero muy creativo y eso te servirá para aprender y disfrutar más.

Todos tenemos facultades creativas, no se limita a las personas especiales y además se puede enseñar, de hecho, yo pienso debería ser asignatura obligatoria en las escuelas.

“La creatividad es contagiosa, ¡Pásala!” (Pablo Picasso)


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA