Inteligencia Artificial y trabajo. ¿Cómo afectará al futuro laboral?

La inteligencia artificial, IA, implica un proceso de automatización enfocado a imitar capacidades humanas, como el razonamiento o el aprendizaje, para ejecutar tareas repetitivas. Pero, ¿qué relación van a tener la inteligencia artificial y el trabajo?

Las áreas de aplicación de la inteligencia artificial en el trabajo.
Comunicación Telefónica

Telefónica

Tiempo de lectura: 4 min

Esta tecnología ha sido considerada como el primer desarrollo tecnológico capaz de alterar la mano de obra humana, tal y como indica un estudio confirma un estudio de OpenAI y la Universidad de Pennsylvania, el 80 % de la mano de obra de EE.UU podría verse afectada.

Aunque es una mera predicción, sin duda, el trabajo va a ser uno de los ámbitos sociales más alterados por la IA. Lo que reafirma análisis anteriores llevados como el de la consultora de tecnología Gartner, que ya en 2019 indicaba que el 85 % de las interacciones que se realicen con los clientes no requerirán de representantes humanos.

¿Cómo va a afectar la inteligencia artificial al empleo? La respuesta requerirá de tiempo, necesario para ver qué empleos desaparecerán y qué nuevas necesidades surgirán en el mercado laboral.

¿Cuáles son las áreas de aplicación de la inteligencia artificial en el trabajo?

El ámbito laboral es uno de los principales campos de aplicación de la IA. Gracias a esta tecnología las empresas pueden optimizar los procesos de producción. Además, consiguen mejorar la productividad e incrementar la seguridad y eficiencia de los flujos de trabajo. Asimismo, la automatización permite obtener los datos de los clientes durante el proceso de venta para analizar sus movimientos y desarrollar estrategias personalizadas.

Según un análisis de Accenture, casi el 73 % de las empresas del mundo están dando prioridad a la IA sobre el resto de inversiones digitales, con el objetivo de mejorar su resiliencia operativa. Este desarrollo tecnológico va a generar un gran impacto y beneficio en el sector servicios, destacando su presencia en el ámbito financiero y de experiencia de cliente, ya que se prevé que puede resultar muy útil para resolver cuestiones repetitivas y frecuentes.

La gestión del capital humano también se puede ver transformada por la aplicación de la automatización. Esta tecnología permite evaluar las entrevistas con menos sesgos y analizar tanto señales verbales como no verbales. Además, es muy útil para tomar decisiones concretas sobre el futuro de un empleado, puesto que la conectividad del entorno mide el rendimiento laboral, los salarios del sector, los costes y las estrategias de negocio.

¿Cómo afecta la inteligencia artificial al empleo?

La tecnología ya ha revolucionado gran parte de los trabajos convencionales. Según conclusiones del informe El estado de la IA en 2022 y el balance de media década, el número de aplicaciones de inteligencia artificial utilizadas en los entornos laborales se ha duplicado, al pasar de 1,9 en 2018 a 3,8 en 2022. En este contexto, la IA no llega para eliminar trabajos, sino para reforzar habilidades y destrezas digitales.

La compañía de investigaciones independientes Forrester Research, sostiene que las máquinas inteligentes reemplazarán hasta el 16 % de los empleos en Estados Unidos en los próximos 10 años, pero también predice que la conectividad va a crear nuevos puestos de trabajo.

Hay un debate abierto sobre la irrupción masiva de la automatización en el mercado laboral. Si bien la mayoría de discusiones científicas estiman dos vías sólidas. En primer lugar, la conectividad va a desplazar a algunos trabajadores que desempeñan tareas concretas. Sin embargo, tal y como concreta Gartner, desde 2018 el 45 % de las empresas que incorporan máquinas inteligentes a sus flujos de trabajo han conseguido crecer significativamente. Por ende, algunos procedimientos laborales sí pueden desaparecer, mientras se crearán nuevos trabajos relacionados con las nuevas tecnologías y las organizaciones conseguirán mayor impacto en el mercado.

¿Qué puestos están más expuestos a ser sustituidos?

Al igual que ha ocurrido con la incursión de otras tecnologías en el pasado, algunos trabajadores del siglo XXI se enfrentan a ser sustituidos por la IA. Según un informe del Foro Económico Mundial en 2022, 75 millones de obreros van a perder sus puestos de trabajo. Los principales afectados van a ser aquellos que se ocupan de tareas repetitivas y rutinarias.

Según el último estudio de la empresa tecnológica OpenAI, creadora de ChatGPT, los siguientes puestos de trabajo están más expuestos a desaparecer: matemáticos, asesores financieros, escritores e informáticos.

Inteligencia artificial y trabajo: nuevos puestos

Según el Foro Económico Mundial en los próximos años se van a crear 58 millones de nuevos empleos. Para optar a estos nuevos empleos los trabajadores deben tener habilidades digitales, como la programación, atender a los aspectos socioeconómicos del entorno y adquirir un aprendizaje permanente.  Estos son algunos de los perfiles digitales con una gran proyección laboral:

  • Analista de datos. Es uno de los perfiles más demandados por las organizaciones, puesto que la interpretación de los datos es crucial para establecer estrategias de negocio.
  • Especialista en blockchain. También conocido como experto en seguridad de criptomonedas, es el encargado de gestionar el riesgo en la red blockchain. Para ello, utiliza ciberseguridad, servicios de garantía y aplica las mejores técnicas para eliminar los fraudes.
  • Ingeniero Cloud. Es un profesional de las TIC que se ocupa de crear, mantener y solucionar los problemas de la infraestructura de la nube.
  • Especialista en IA. Este profesional tiene conocimientos sobre la ciencia de datos, aprendizaje automatizo y profundo. Su principal función es crear aplicaciones y herramientas con esta tecnología para mejorar los beneficios de las organizaciones.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.