5 estrategias de gestión de talento humano para tu empresa 

Sacar partido al talento humano de una empresa puede marcar la diferencia y conseguir que un negocio despegue o que se quede siempre anclado en la mediocridad.

estrategias de gestión de talento humano
Tiempo de lectura: 4 min

Aunque puede parecer que lo más importante de una empresa es el edificio en el que se desarrolla la actividad, sus acciones en el IBEX 35 (si cotiza) o su capital, lo cierto es que quien da alas a un negocio son las personas. El talento humano es el activo intangible más importante de una empresa y nunca debe verse como un coste. Por tanto, desarrollar estrategias de gestión de talento debe ser una prioridad dentro de los recursos humanos de la empresa.  

Qué son las estrategias de gestión de talento humano 

Se pueden definir las estrategias de gestión de talento humano como el conjunto de prácticas enfocadas a conseguir el mayor potencial de cada empleado. Estas acciones deben verse desde un prisma 360º que incluya todas las fases del proceso: atraer talento, motivar al empleado y retenerlo.  

No sirve de nada encontrar talento humano para un equipo si va a terminar marchándose. Por eso, las estrategias de gestión de talento son muy importantes. De hecho, según los datos extraídos de la Encuesta a las empresas españolas sobre la evolución de su actividad (Banco de España, 2022), más de un tercio de las encuestadas apunta a una escasez de la mano de obra como uno de los factores que afectan de forma negativa a su actividad. 

En este punto, se podrían destacar tres fases a la hora de hacer una correcta gestión del talento humano: atraer, desarrollar y retener. 

Atraer talento: la importancia del salario emocional y del employer branding 

En la etapa del reclutamiento es muy importante que la conversación entre empresa y candidato sea bidireccional. Atrás han quedado esos tiempos en los que el posible empleado aceptaba todo y trataba de “venderse”. Ahora, ambas partes tienen que convencer a la otra de que son la mejor opción. El employer branding es la imagen que proyecta la empresa y se debe cuidar. 

Por supuesto, el salario es muy importante, pero ya no lo es todo. Existe otra parte, conocida coloquialmente como salario emocional que también debe ser atractiva para atraer al mejor talento: horarios, beneficios sociales, conciliación, posibilidad de trabajar en remoto, buen ambiente laboral… Todo esto debe ponerse sobre la mesa en el momento de las entrevistas.  

Favorecer la movilidad interna y detectar oportunidades: el talento también se crea 

Todos los empleados de un mismo departamento no son iguales. Una buena gestión de talento humano debe ser capaz de detectar los puntos fuertes y débiles de cada persona y ofrecerle retos y responsabilidades en base a esto. El talento también se crea, por eso, es importante dejar espacio a la creatividad y a desarrollar ciertas funciones que, en principio, no son inherentes a un puesto determinado pero que en las que el trabajador tiene cierta curiosidad. 

Favorecer la movilidad interna: adiós al cementerio de elefantes 

Nada merma más la productividad y la creatividad de un empleado como sentir que está en un “cementerio de elefantes”. Es decir, que todos y cada uno del resto de sus días laborales transcurrirán de la misma manera, sin posibilidad de crecer, cambiar o descubrir nuevas oportunidades. Es importante crear políticas de recursos humanos que permitan la movilidad dentro de una empresa con el fin de motivar a los trabajadores y que perciban que están en un aprendizaje continuo. 

Mejorar las condiciones laborales: la importancia de la conciliación 

La conciliación de la vida personal y profesional cada vez tiene más peso. Y las empresas pueden hacer mucho para mejorarla con el objetivo de hacer una mejor gestión del talento humano. Anne Mulcahy, ex-CEO de Xerox, afirmó una vez: “los empleados satisfechos crean clientes satisfechos, lo que conduce a empresas más rentables”. No solo se trata de ofrecer un mejor horario o la posibilidad de trabajar en remoto. Existen otras actividades de bienestar que ayudan a mejorar la percepción de la empresa. 

El plan de carrera como medio para retener el talento 

Y en la última fase de la gestión de talento humano se encuentra la capacidad de retención de una empresa. Es un error ofrecer una subida de sueldo cuando el empleado ya tiene otra oferta sobre la mesa. El dinero no lo es todo. Realmente, la retención del talento se debe trabajar de forma continua.  

Todas las estrategias de gestión de talento humano mencionadas hasta ahora son importantes para alcanzar este objetivo, pero en este punto se puede sumar una más: ofrecer un plan de carrera adaptado a las necesidades y objetivos de cada trabajador y ayudarle a desarrollarlo desde el primer día que llega a la empresa.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.