Formación corporativa con IA: adaptarse al constante cambio

Las empresas, grandes y pequeñas, cuentan con un buen aliado para mantener siempre activa esa formación continua que tanto necesitan en un mundo cambiante como el actual.

Formación corporativa con IA: adaptarse al constante cambio imagen principal

14/08/2022

5 min

Reciclarnos o adquirir nuevas destrezas. Seguir aprendiendo para no quedarnos atrás o reinventarnos. El uso de la formación corporativa con Inteligencia Artificial, IA, está creciendo gracias al desarrollo de esta tecnología.

¿Por qué es importante el aprendizaje continuo en las empresas? 

Por la adaptación. Si las empresas no se adaptan a las innovaciones, pierden competitividad, algo que puede suponer el cierre o la pérdida de empleo ante situaciones críticas impredecibles. Es decir, sin la capacidad de cambio, las organizaciones están llamadas a desaparecer, igual que los dinosaurios. 

Whatsapp, Zoom, LiveWeminar, Google calendar, Wetransfer, el uso de Redes Sociales o el metaverso, son herramientas que han llegado para quedarse, y que cambiarán con el tiempo. Por eso, además de aprender a manejarlas, necesitamos desarrollar nuevas capacidades emocionales que nos ayuden a adaptarnos a los cambios tecnológicos, culturales y sociales que marcan el ritmo de los cambios. 

La formación continua se basa en los procesos de aprendizaje activos y constantes centrados en acercar una capacitación a todos los profesionales para ampliar la formación técnica adquirida con anterioridad, y ayudarles a actualizarse, reciclarse o especializarse, según sus necesidades y las de su empresa, tengan o no tengan una titulación oficial previa ni específica.  

Además, dentro de las empresas surgen nuevos puestos y funciones, más ahora que estamos inmersos en plena transformación digital, tan importante para impulsar el crecimiento económico iniciado tras la crisis sanitaria. 

El poder de la IA para la formación en las empresas 

El objetivo de la formación corporativa con Inteligencia Artificial, IA, no solo se centra en aumentar la productividad de las plantillas, también busca facilitar las tareas de los empleados y mejorar el ambiente laboral fomentando otros aspectos como el trabajo en equipo o el desarrollo personal. Y para acercar todas estas posibilidades, las empresas han encontrado en la tecnología un gran aliado. 

El término de formación online, o en remoto, y los modelos mixtos se han convertido en algo muy habitual. Con el despliegue de nuevas tecnologías como la red 5G, es posible desarrollar herramientas basadas en potentes innovaciones como la Inteligencia Artificial, IA y acceder fácilmente a nuevos conocimientos. 

Una de las características más importantes de la IA es su capacidad de imitar los procesos de aprendizaje del cerebro humano. Los sistemas de Inteligencia Artificial, IA, copian también la forma en la que los humanos resolvemos problemas y tomamos decisiones. Por esto son herramientas capaces de impulsar el talento de las personas.  

Y la enseñanza de idiomas ha sido uno de los campos que mejor ha sabido explotar estas características. Plataformas como Duolingo o el método desarrollado por la empresa 8Belts son prueba de ello. Esta última ha imitado la forma en la que un niño aprende a hablar, es decir, aprendizaje natural, para crear un algoritmo que permita a los alumnos a aprender un idioma en 8 meses.  

La IA también permite diseñar programas personalizados y crear herramientas de apoyo a los alumnos. Gracias a su capacidad para procesar el habla y el lenguaje, los alumnos pueden apoyarse en los sistemas de tutoría inteligente (STI) y los chatbots, que facilitan la tutorización del aprendizaje. Estos “ayudantes” transforman de forma automatizada la comprensión del lenguaje escrito y hablado en conocimiento e incluso pueden supervisar llamadas en vivo.  

Cómo mejora la formación corporativa con IA la competitividad de las empresas  

Esta tecnología está impactando de tal forma tanto en la manera de enseñar como en la forma de aprender que la formación corporativa con IA ya se ha convertida es una herramienta de apoyo a los formadores y ayuda a diseñar circuitos formativos a la medida de los empleados, por ejemplo, con programas basados en modalidades tipo “microlearning” o píldoras formativas, que se completan con recomendaciones en función de las necesidades y características del alumno.  

Estos modelos de formación corporativa con IA, van un paso más allá y ayudan a los responsables de las empresas y de Recursos Humanos a detectar el talento. 

Formación para las profesiones que… ¡no existen! 

Tal y como decía la coach especializada en talento Paz Gómez, en el ciclo Haciéndote Preguntas de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, “seis de cada diez niños en edad escolar trabajarán en profesiones que aún no existen”. Y lo cierto es que, en la actualidad, la demanda de profesionales digitales no para de crecer, para cubrir esos puestos que si existen.  

Fundación Telefónica ha creado el Mapa del empleo que genera una lista con las profesiones digitales más demandadas en nuestro país y muestra los conocimientos que deben tener los profesionales para acceder a estos puestos. Para ello, esta herramienta interactiva utiliza Big Data para analizar más de 82.000 ofertas publicadas.  

De entre todas ellas, las habilidades más buscadas (y que encajan con las necesidades de las empresas) son Java, Cloud Computing, JavaScript, Git y HTML. Estas herramientas ayudan a trabajadores y organizaciones a diseñar unos circuitos de formación de forma clara y ágil. 

Pero el aprendizaje no solo tiene que ir encaminada al desarrollo de habilidades digitales y tecnológicas. La formación corporativa con Inteligencia Artificial, IA, es muy variada, y puede tener distintos enfoques y objetivos, como los ya conocidos reskilling y upskilling. El primer término se refiere a la adquisición de nuevas competencias para realizar un trabajo diferente al que se ha hecho hasta entonces, mientras el segundo busca conseguir nuevas habilidades para adaptarse mejor al puesto actual, incluso mejorar competencias personales como la resiliencia, la flexibilidad o la creatividad. 

A partir de aquí, se abre un interesante recorrido para seguir mejorando los programas de formación corporativa con Inteligencia Artificial, IA, y la manera de pensar en cómo será el futuro del aprendizaje. 


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.