Emergencia climática: emisiones netas cero y otros conceptos que necesitas conocer

La emergencia climática a la que nos enfrentamos y la necesidad de cumplir con el Acuerdo de París, está llevando a gobiernos y empresas a plantearse objetivos y a tomar acciones de reducción de emisiones cada vez más ambiciosos.

20/11/2020

Maniega

Daniel Maniega

Jefe de Medioambiente y Cambio Climático de Telefónica.

 

La emergencia climática a la que nos enfrentamos y la necesidad de cumplir con el Acuerdo de París, está llevando a gobiernos y empresas a plantearse objetivos y a tomar acciones de reducción de emisiones cada vez más ambiciosos. A continuación, un pequeño glosario para entender lo que están planteando. 

¿Qué son las cero emisiones netas o Net-Zero?

La organización SBTi ha definido este concepto como alcanzar el equilibrio entre las emisiones que produce una compañía y las que retira de la atmósfera.

Para alcanzar el cero neto, según SBTi se requieren dos cosas:

– Eliminar, o reducir al máximo, las emisiones de gases de efecto invernadero en línea con el escenario 1,5º del Acuerdo de París.

– Neutralizar las emisiones residuales a través de la captura o absorción permanente de una cantidad equivalente de CO2 de la atmósfera, a través de créditos de carbono.

 

¿Qué son los créditos de carbono?

Se trata de certificados que garantizan la absorción de una tonelada de CO2, procedente de proyectos certificados por estándares confiables. De esta forma, se favorece la conservación y mejora de ecosistemas, la reforestación y recuperación de bosques, que consiguen la financiación necesaria gracias a la venta de estos créditos. Además, estos proyectos tienen otros valores añadidos como la conservación de la biodiversidad, relación con comunidades locales o fomento del empleo rural.

 

La campaña global Race to Zero COP26, promovida por las Naciones Unidas, ha servido para movilizar a empresas, ciudades, regiones e inversores en torno al objetivo cero emisiones netas para 2050 #NetZero

 

¿Qué es Carbon Neutral y en qué se diferencia de cero emisiones netas?

Carbon Neutral no implica estrictamente una reducción de emisiones, mientras que para llegar al cero neto sí se debe definir una senda de reducción acorde al escenario 1,5º del Acuerdo de París. Además, los créditos de carbono que se utilizan son distintos. Para ser Carbon Neutral son válidos créditos que evitan emisiones: se compensan, por ejemplo, mediante proyectos de energías renovables en países en desarrollo, mientras que el cero neto exige que se absorba CO2 de la atmósfera, es decir, se neutraliza. El mejor ejemplo de ello es la plantación de bosques que capturan el CO2 y lo almacenan en forma de madera.

 

El Acuerdo de París indica que tenemos que alcanzar las cero emisiones netas en el año 2050 como muy tarde, pero hay empresas como Telefónica que han fijado objetivos para adelantarse

¿Qué son los “Alcances”?

La huella de carbono que genera una compañía incluye las emisiones que produce con su actividad, ya sean emisiones directas (Alcance 1) o indirectas (Alcances 2 y 3). Así, en una empresa como Telefónica, el Alcance 1 viene del consumo de combustibles fósiles y las fugas de gases refrigerantes. El 2 se refiere a las emisiones derivadas de la generación de la energía eléctrica que consume y el 3, a las emisiones derivadas de la cadena de valor, desde compras de bienes y servicios, hasta el uso de los productos y los viajes de trabajo. En el objetivo cero neto a 2025, incluimos las emisiones de alcance 1 y 2 de nuestros cuatro principales mercados. El cero neto total (con todo el Grupo y la cadena de valor) lo alcanzaremos, como tarde, en 2040.

 

¿Qué son los PPA?

Un PPA (Power Purchase Agreement) es un acuerdo o contrato para comprar energía renovable por un largo plazo de tiempo, garantizando así un precio estable al consumidor (durante, por ejemplo, diez años) y permitiendo al generador financiar la construcción de su planta. Telefónica ya cuenta con PPA en varios países. El último que ha firmado ha sido en España con Acciona.

 

 

Los PPA, la generación distribuida y la autogeneración permiten a una compañía como Telefónica ayudar a cambiar la matriz energética de los países en los que opera, al fomentar el desarrollo de plantas de energía renovable

 

¿Qué es la autogeneración eléctrica renovable?

El propio consumidor produce la energía. Puede ser para su consumo (autoconsumo) o también puede aportar una parte o toda la producción al sistema eléctrico del país. En España tenemos algunos buenos ejemplos, como la marquesina del Distrito Telefónica o las nuevas instalaciones solares en los tejados de edificios técnicos.

 

¿Qué es la generación distribuida?

Se trata de producir la electricidad (renovable) en muchas pequeñas plantas de generación, en lugar de concentrarla en grandes instalaciones. En países como Brasil, la regulación favorece la generación distribuida. De ahí, por ejemplo, que Vivo (100% renovable) use esta vía desde 2018. Su objetivo es que a lo largo de 2021 represente más del 80% de su consumo en baja tensión, atendiendo a más de 28.000 emplazamientos (torres, antenas, tiendas, equipos de telecomunicaciones y oficinas), fundamentalmente con energía solar y pequeñas centrales hidroeléctricas. Este tipo de generación tiene múltiples beneficios, más allá de la propia energía renovable. Al tratarse de pequeñas plantas, minimizan cualquier posible impacto ambiental, favorecen el acceso a pequeños generadores y además promueven el empleo a lo largo del territorio, en muchas ocasiones, en entornos rurales desfavorecidos.

 

#ConectadosConElPlaneta

 


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.