El ritmo vertiginoso de los zánganos (drones)

Los drones son presente, pero, sobre todo, son futuro. Un futuro que se está escribiendo a ritmo vertiginoso día a día.

📸 Peter Fazekas I Pexels

24/01/2022

La lava ardiente que arrollaba hace unas semanas las laderas de la Isla de la Palma expulsaba la vida valle abajo hacia el mar, imparable y fuera de control. 

Por televisión pudimos seguir los luminosos avances de las coladas y comprobar su devastadora actividad. 

Las imágenes impactantes fueron la aportación de un ejército de drones –que literalmente significa zánganos- que sobrevolaron la zona en erupción de forma autónoma, sin piloto a bordo. La máquina suplió, en este caso, al ser humano allá donde éste no puede llegar.

Viéndolos surcar los cielos de la Palma comprobamos que los drones son presente, pero, sobre todo, son futuro, un futuro que se está escribiendo a ritmo vertiginoso día a día

Con esta filosofía y dado el auge de esta tecnología aérea, nació el Primer Congreso Internacional de Drones, Drones Future, una cita que supuso un punto de encuentro para todos los pilotos recreativos y profesionales de drones, y donde se pudieron conocer las nuevas tendencias y proyectos innovadores: una ventana al futuro.

Lilium, aerotaxi comercial con producción española 

Entre las novedades, está el “primer aerotaxi comercial con producción española”. Lilium es el primer aerotaxi que se está produciendo en serie y que prevé iniciar su andadura comercial en 2024 y poder transportar pasajeros con sus naves de despegue vertical.

Aunque el proyecto tiene origen alemán e inversores en todo el mundo, parte del desarrollo de la aeronave se realiza en España. Desde 2018 ha solicitado la certificación en EASA (Agencia Europea de Seguridad Aérea) y FAA (Administración Federal de Aviación) para poder volar. 

La inteligencia artificial aplicada a drones ha permitido desarrollar soluciones novedosas y eficaces para todo tipo de proyectos medioambientales: monitorización de explotaciones agrícolas, probado ya en granjas de champiñones, y optimización de residuos plásticos mediante fotogrametría avanzada, con el consiguiente valor añadido medioambiental. 

También permite la detección de estructuras enterradas a partir del análisis de la cubierta vegetal y cálculos de volumen de producción y crecimiento diario de las plantaciones y el uso sostenible de fertilizantes nitrogenados en cultivos en rotación.

Una rotación de cultivos típica consiste en cultivar tomates de mayo a agosto, habas de octubre a mayo y fresas de junio a mayo. Aportando la fertilización necesaria mediante el riego y en base a la información proporcionada por los drones, se ahorra aproximadamente un 50% en costes de fertilizante. 

Labores de inventario en grandes almacenes

Otro proyecto innovador es Lazarus, un dron cuya inteligencia artificial provee autonomía de vuelo, lo que permite realizar misiones autónomas en interior o exterior sin necesidad de GPS o marcadores visuales. Este dispositivo tiene múltiples aplicaciones en vigilancia, supervisión y mantenimiento de inventarios en grandes almacenes.

De manera autónoma es capaz de detectar qué artículos es necesario reponer y, por otro lado, también determinar la ubicación exacta en la que se encuentra determinado producto o suministro.

Nacidos en los albores del siglo 20 –a comienzos de la Primera Guerra Mundial (1914 a 1918) surgen los primeros esbozos de drones- el inicio de estos objetos voladores no tripulados tuvo unos objetivos netamente militares: la posibilidad de uso en áreas de alto riesgo o difícil acceso y, por otro lado, el hecho de que no requiere la actuación de pilotos en la zona de combate. 

Los desarrollos de esta idea hoy en día prevén usos muy variados y no únicamente circunscritos al mundo del trabajo. También abarca múltiples opciones relacionadas con el ocio y el juego.

Así, las coreografías de drones se plantean como los fuegos artificiales del futuro: equipados con potentes leds sincronizados, enjambres de drones podrán formar increíbles figuras en movimiento, llenas de luz y color, dibujando sus trayectorias en el cielo al ritmo de la música.

Los espectáculos de drones ofrecen una nueva forma de comunicar mensajes y transmitir sensaciones a grandes grupos de personas con un potente impacto visual en acciones de publicidad, información pública, festivales y todo tipo de eventos.

Contra el crimen internacional 

Los drones irrumpen también en el mundo de la seguridad y la prevención del delito. Con estos aparatos se puede combatir el crimen a nivel internacional, monitoreando áreas sensibles, elaborando protocolos de seguridad y también realizando análisis forenses.

En febrero, Telefónica dio a conocer su plataforma de gestión autómata de drones, destinada a este ámbito tanto para uso en el sector público como en el privado, especialmente enfocada a videovigilancia, mantenimiento de infraestructuras, gestión de incidente y control de emergencias. 

La herramienta desarrollada por Telefónica permite mediante la plataforma de gestión que una flota de dronespuedan volar de forma autónoma desde cualquier punto geográfico del planeta. 

Para ello, cuenta con diferentes sistemas de navegación, sensores, sistemas de guiado y herramientas de visión e inteligencia artificial, de forma que estos dispositivos son capaces de realizar operaciones en zonas remotas y de difícil acceso.

Para desarrollar estas capacidades, la compañía de telecomunicaciones trabaja en proyectos logísticos 5G con Correos y El Corte Inglés y colabora también en las pruebas que se están desarrollando en el centro de Londres, donde una red de drones realiza transportes de pequeñas mercancías, entre ellas, medicamentos.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.