El cambio climático y la revolución energética: ¿en qué punto estamos?

"Qué derecho humano más fundamental que dejar a nuestros hijos e hijas un planeta habitable”. Así comenzaba su discurso Cristina Gallach, Alta Comisionada para la Agenda 2030 en España, en la segunda edición de los Energy Talks.

04/12/2018

  Irati Rubio Martín – Redactora en Negocio Responsable

 

“El 10 de diciembre se celebra el 70 aniversario de la declaración de los derechos humanos. Y qué derecho humano más fundamental que dejar a nuestros hijos e hijas, a las futuras generaciones, un planeta habitable”. Así comenzaba su discurso Cristina Gallach, Alta Comisionada para la Agenda 2030 en España, en la segunda edición de los Energy Talks. Un espacio de debate, organizado por EDP Renováveis en colaboración con Ethic, para impulsar la transición hacia las energías renovables.

 

De la ‘energy talk’ a la ‘energy action’

Gallach hizo un llamamiento para pasar de la conversación a la acción en todos nuestros escenarios de la vida cotidiana, porque “nunca habíamos tenido en nuestras manos el potencial y los avances tecnológicos para hacer frente al cambio climático”. Además, la alta comisionada destacó que “la Ley de Transición Energética va a poner a España en una posición extraordinariamente diferente a la que estamos en estos momentos”.

 

El poder de la colaboración

Cristina Monge, directora del Área de Conversaciones de ECODES, habló sobre los datos que constatan la creciente amenaza del cambio climático: “Los informes publicados por el IPCC revelan que se están cumpliendo las peores previsiones climáticas en un tiempo récord”. Por eso, insistió en que “necesitamos poner la innovación política al servicio de la sostenibilidad y de una nueva cultura de la energía, que entienda la energía como un derecho fundamental para todos”. Y para ello, animó a todos los asistentes a que “nos pongamos a trabajar juntos para que todas las ruedas giren en la misma dirección”.

 

 

¿Compensa a las empresas luchar contra el cambio climático?

La respuesta es un sí rotundo. Arancha Díaz-Lladó, directora de Innovación Sostenible y Diversidad de Telefónica, explicó que “incorporar la sostenibilidad y la digitalización en todos los procesos de la compañía, puede tener un impacto social y medioambiental positivo y además generar retorno para el negocio”. Además, señaló que mientras que la capacidad de la red de Telefónica se ha duplicado en los últimos dos años, la compañía ha logrado reducir el consumo energético en un 1% y las emisiones de carbono en un 28%.

“A día de hoy, un 47% de la energía que utilizamos proviene de fuentes renovables y tenemos el objetivo de incrementar este porcentaje hasta el 100% en 2030”, indicó. Gracias a estas y otras iniciativas, Telefónica prevé reducir sus emisiones de carbono un 50% en 2030, en línea con las exigencias establecidas en el Acuerdo de París para mantener el incremento de temperatura por debajo de 2 grados centígrados.

 

El compromiso de la Administración

Joan Groizard, director del Área de Renovables del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, habló del Real Decreto Ley 15/2018 de medidas urgentes para la transición energética, publicado el pasado mes de octubre. En la nueva normativa “se garantiza el derecho a autogenerar energía a partir de renovables sin cargos adicionales, pero también se retiran una serie de trabas burocráticas y de complicaciones para las empresas o familias que quieran apostar por las renovables”, explicó.

“Desde el IDAE queremos ser muy permeables a las propuestas del sector energético y de los nuevos actores” – siguió Groizard – “Necesitamos ese diálogo para entender desde la Administración cuáles son las barreras y poder trabajarlas”.

 

Las cuatro claves del futuro

En opinión de João Manso Neto, CEO de EDP Renováveis, el éxito en la lucha contra el calentamiento global depende de cuatro pilares: las energías renovables, la electrificación de la economía, el cambio en la mentalidad social y la revolución tecnológica. Por otro lado, el CEO de EDPR destacó la importancia de los acuerdos de compraventa de energía a largo plazo (PPA), pero al mismo tiempo dijo que “las administraciones no deben limitarse a incentivarlos, sino que también deberían liderar con el ejemplo mejorando la eficiencia de los edificios públicos, potenciando nuevos modelos de movilidad eléctrica y favoreciendo el autoconsumo”.

 

El reto de la financiación

Javier Sobrini, Global Head Power del Banco Santander, aseguró que “las tecnologías de renovables ya son competitivas, son más baratas que el carbón o el gas”. Además, indicó que “ya tenemos emisiones de bonos que invierten en proyectos de energías renovables”, un síntoma más de que hay una demanda social para invertir dinero en la transición energética. Según Sobrini, “vamos a tener 10.000 gigavatios de renovables a nivel mundial para el año 2050. Si lo llevamos a dinero, exigirá una inversión anual de 75.000 millones de euros solo en generación. Estamos ante un reto es enorme”, concluyó.

 

La urgencia de cambiar el actual modelo energético

Luis Neves, presidente de la Global e-Sustainability Initiative (GeSI), alertó sobre la urgencia del cambio y fue tajante en su discurso: “Si los países en vía de desarrollo, como India o China, siguen creciendo con un modelo energético como el que tienen ahora y no lo cambian, pero nosotros que somos los que dejamos más huella energética tampoco cambiamos nuestro modelo, no servirá de nada que hablemos del cambio climático y de las tragedias que pueden ocurrir en el futuro”. Neves admitió que “hemos avanzado, pero no lo suficiente” y señaló la digitalización como un importante motor de cambio.

 

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.