Dignidad e integridad para la eliminación de la violencia de género

A principios de septiembre, el Parlamento Europeo organizó un taller bajo el nombre " Una nueva estrategia para la igualdad de género post- 2015 ".   La información...

23/09/2014

 José Manuel García-Margallo & Cristina Vela Marimon Telefónica Brussels Office

 

A principios de septiembre, el Parlamento Europeo organizó un taller bajo el nombre “Una nueva estrategia para la igualdad de género post-2015“.

 

La información que tenemos sobre la igualdad de género es aún limitada e inconsistente, sin embargo podemos hablar de algunas cifras relevantes. 62 millones de mujeres en la Unión Europea han denunciado haber sufrido algún tipo de violencia o abuso por parte de los hombres. Además, 13 millones las mujeres sufren violencia cada año y el 55% de las mujeres asesinadas, ha sido a manos de su cónyuge.

 

Este problema surge de la creciente repetición de asaltos sexuales, violaciones, matrimonios forzados y asesinatos hacia las mujeres. Resultado de lo cual aparece un doble conflicto: las secuelas físicas y psicológicas. Este último factor afecta a todos los niveles de la vida de las mujeres, desde la relación con otras personas, como con sus hijos, y algo tan importante como es la frustración de acceso al mercado laboral.

 

Actualmente existen algunos compromisos al respecto, como el realizado por Naciones Unidas en 1999 en Pekín o el actual Convenio de Estambul sobre la violencia contra las mujeres. Pese a todo, aún queda mucho por hacer. Entre otras medidas, destaca el requerimiento de una legislación sobre la trata personas, siendo un 80% mujeres.

 

Marcela Corsi, de la Universidad de Roma, subrayó que las brechas de género se están cerrando debido a que la situación de los hombres es cada vez peor con la crisis, y no porque la situación de las mujeres este mejorado, y recalcó que la calidad del empleo se deteriora.

 

Otro dato relevante que mencionó Corsi es la brecha salarial entre ambos géneros en Europa, donde afirmó que se estanca. No obstante explicó que esta brecha es menor en el sector público y mucho más grande entre los trabajadores autónomos.

 

Si observamos la situación actual, hay tres aspectos fundamentales que se deben afrontar de forma urgente: prevención (búsqueda de los responsables con el fin de proteger a las mujeres), el cambio de perspectiva cultural (coordinación entre todos los organismos) y servicios de apoyo.

 

Dorota Szelewa, de la Universidad de Varsovia, subrayó la importancia de la flexibilidad en el trabajo, para permitir la conciliación de la vida laboral, lo que permitiría un aumento de las mujeres en la toma de decisiones políticas y económicas.

 

Además es importante destacar que hay una falta de datos de seguimiento, pese a lo cual los números de las estadísticas de violencia no se reducen. Por lo tanto, la clave de la cuestión es preguntarse cuál es la razón de todo esto. La respuesta más acertada sería la concepción masculina de la vida. Esta desigualdad hace más patente el problema y provoca un aumento de la violencia, ya que las mujeres no se atreven a denunciar.

 

Eleonore Lepinard, de la Universidad de Lausanne (Suiza), señalo que falta representación por parte de las mujeres en la toma de decisiones y que las cuotas de género son solo una herramienta.

 

En relación a esto, Petra Debusscher, de la Universidad de Amberes, destacó la importancia de garantizar la coherencia de las políticas de igualdad de género en todos los ámbitos de la acción fuera de la Unión Europea y de ampliar y profundizar las políticas. Mencionó, además, la importancia de fortalecer el liderazgo político y la responsabilidad de la alta dirección en este ámbito.

 

Como conclusión principal del workshop, todos los participantes coincidieron en que Jean-Claude Juncker debería, en consonancia con todo lo discutido, continuar presionando para que el número de mujeres entre los comisarios europeos aumente.

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.