Demostrado: la comunicación móvil ayuda a reducir la pobreza en Latinoamérica

[caption id="attachment_4914" align="alignleft" width="295" caption="El catedrático Manel Castells y Javier Nadal, Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Telefónica ayer en la presentación del...

29/09/2011

Lourdes Tejedor / @madrid2day

Lourdes Tejedor / @madrid2day

Editora. Telefónica S.A.
El catedrático Manel Castells y Javier Nadal, Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Telefónica ayer en la presentación del estudio.

 

“El móvil no es un instrumento, es un modo de vida porque es un modo de comunicación y la comunicación es vida”, dijo ayer Manel Castells, catedrático de Tecnología de la Comunicación y Sociedad de la Universtitat Oberta de Catalunya (UOC), en Barcelona durante la presentación de su último trabajo: “Comunicación móvil y desarrollo económico y social en América Latina”. No en vano lo más preciado hoy en el mundo son la salud, la educación y la capacidad de comunicación, recordó.

La investigación, a cargo de Castells, Mireia Fernández-Ardévol y Hernan Galperin, ha permitido concretar los impactos positivos de la comunicación móvil en Latinoamérica (la penetración de la telefonía móvil en la región superaba el 80%, situándose al nivel de USA aunque no de Europa). Una de las conclusiones del estudio es que ayuda a reducir la pobreza. En cambio en los 18 países analizados no se ha visto que influya en la desigualdad (en Asia sí se sabe que la aumenta).

ACCESO AL EMPLEO, LOS MERCADOS Y LA PRODUCCIÓN

La disminución de la pobreza se debe a la capacidad de los móviles para facilitar el acceso al empleo, la producción y el mercado. Gracias a los móviles, los autónomos estan siempre localizables en unos países en los que prolifera el empleo informal.

En el ámbito rural y agrícola, el móvil permite a las personas eliminar intermediarios al disponer de información sobre los mercados y la climatología, aspectos esenciales en su actividad.

SEGURIDAD Y AUTONOMÍA

El móvil también ha aumentado la seguridad de las personas ya que les permite estar conectadas, algo esencial en entornos violentos. Y es que, según muestra la investigación, la telefonía inalámbrica aumenta la autonomía de las personas. “Esto no implica individualización porque se da un proceso de colectivización. Por ejemplo los jóvenes tienen autonomía con seguridad. Pueden contactar con sus familias si lo necesitan y éstas pueden localizarles. Se crea así el llamado `lazo o vínculo invisible”, explicó Castells. El móvil da también una capacidad de intervención en los cambios sociales sin precedentes en la historia, como se ha visto en los movimientos estudiantiles en Chile.

EDUCACIÓN

La investigación ha mostrado asimismo que el uso del móvil por parte de los escolares, con envío de continuos sms entre sí, genera tensión porque los profesores creen que no les prestan atención. “Sí lo hacen -dice Castells- porque son multitarea”.

Frente al e-learning el catedrático aboga por el m-learning porque “incluso los niños pobres tienen un ordenador que se llama móvil”. Eso sí, falta material pedagócio adecuado y reorganizar el sistema de enseñanza para no bloquear el uso.

El trabajo ha sido impulsado por la Fundación Telefónica y el Internet Interisciplinary Institute (IN3) y publicado por la editorial Ariel.

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.