Nuestro propósito, principal activo de la compañía

En Telefónica llevamos casi 100 años conectando la vida de las personas, pero ¿cómo hacemos nuestro mundo más humano?. La respuesta es sencilla: impulsamos el desarrollo sostenible e inclusivo de los países donde operamos facilitando las conexiones de las personas a través de la mejor tecnología.

02/08/2022

5 min

Nunca antes en Telefónica habíamos tenido un propósito de compañía tan claro, consensuado y relevante. Hacer nuestro mundo más humano conectando la vida de las personas no es ya solo nuestro propósito, sino que se ha convertido en uno de los principales activos de la compañía. Un grito de guerra que nos facilita una hoja de ruta clara e ilusionante, que permite unir a todos los empleados y nos diferencia frente a otras corporaciones.

Hacer nuestro mundo más humano es impulsar la cobertura universal de fibra óptica, promocionar la tecnología al servicio de la ciudad igualitaria y sostenible, financiar a startups para que escalen de tamaño o contribuir a eliminar la brecha salarial de género o formando a jóvenes en grupos con acceso desigual de oportunidades. Éstos son solo unos pocos ejemplos de todo lo que hace Telefónica en las sociedades donde opera.

A través del estudio ‘La importancia de las conexiones humanas’ hemos constatado que las relaciones personales son la principal fuente de bienestar y felicidad porque gracias a ellas cubrimos necesidades humanas relacionadas con nuestro bienestar fisiológico y psicológico, de pertenencia, afectivas, de comunicación y crecimiento personal. Por eso conectar la vida de las personas es tan significativo: porque sin conexión en ocasiones no hay relación y por lo tanto no tenemos acceso a esa fuente de felicidad que suponen las relaciones.

Gracias a esta investigación cualitativa y cuantitativa realizada en España, Brasil, México, Colombia, Perú, Argentina y Chile, y a la espera de aprender de lo que el consumidor británico y alemán nos transmita, entendemos que lo que hacemos día a día en Telefónica, conectar personas, tiene un impacto muy positivo en la sociedad.  Una conclusión de gran consenso más allá de las pequeñas diferencias que encontramos entre países:

  • En todos los países las relaciones personales son fundamentales para nuestras vidas, pero lo son aún más en Brasil, donde el 85% de los encuestados así lo manifestaban. Mientras que en Argentina encontramos el mayor porcentaje de ciudadanos que manifestaban que podían vivir sin ellas (31%). Este dato, junto a que es el ciudadano brasileño el que más relaciones de calidad manifiesta tener (4,7 de media) podría llegar a tomarse como una prueba del carácter sociable del brasileño, más allá de tópicos.
  • En todos los países consultados la propia pareja e hijos así como la familia de origen (padres y hermanos) son los dos grupos de relación más importantes sin discusión, más que amigos, familia extensa, compañeros y colegas, etc. Sin embargo, en Hispanoamérica es mucho más importante la pareja e hijos que la familia extensa, en comparación con España, donde ambos grupos son igual de importantes. Quizás la combinación de una tardía independencia y baja natalidad puede explicar los lazos tan fuertes que el ciudadano mantiene con su familia de origen.
  • Existe un importante consenso ante la afirmación de que la tecnología ayuda mucho a mantener las relaciones de calidad, pero esta importancia es mucho mayor en aquellos países con población más joven. Los jóvenes están más acostumbrados a conectar con sus grupos de relación a través de la tecnología. Los contrastes entre países se perciben claramente si comparamos la importancia de la tecnología entre los españoles (69%) o chilenos (76%) y la importancia que le dan mexicanos (82%) o brasileños (84%).
  • Algo parecido sucede con el papel de las redes sociales en nuestra vida. En todos los países casi 6 de cada 10 ciudadano manifiestan su importancia para el mantenimiento de relaciones. Sin embargo, el ciudadano brasileño y mexicano le confiere una mayor importancia (73%, y 72%, respectivamente) mientras que el ciudadano español o argentino no percibe de igual manera (59% y 58%, respectivamente).
  • Gracias a tantas horas de conversación en la fase cualitativa hemos comprendido que lo importante es la relación, no el canal por el que conectas. Un gran porcentaje de ciudadanos encuestados apuestan por la relación cara a cara como mejor medio de conectar, pero en algunos países la opción de WhatsApp es la preferida: Brasil, Perú, México y Colombia. En algunos casos, como en Perú, hasta 6 puntos porcentuales por encima de la opción cara a cara.
  • Por último, la necesidad de desconectar por saturación o estrés es mucho más mayor en España que en el resto de países encuestados. Un 91% de los españoles manifiestan la necesidad de desconectar frente a un 65% de mexicanos o 66% de peruanos. Además, desconectar no necesariamente significa alejarse de la tecnología. Todas las generaciones dicen utilizar un dispositivo en momentos de desconexión aunque lógicamente GenZ y GenY, en mucha mayor medida que GenX y Boomers.

Cuando una compañía como Telefónica declara de manera tan contundente su propósito, demuestra su compromiso con las sociedades donde opera. El propósito de la compañía permite conectar a la empresa con el tejido social a través del impacto positivo que su actividad produce en todos sus mercados.

Pero ¿por qué nuestro propósito es uno de nuestros principales activos? Hay quien dice que las empresas con propósito doblan su valor de mercado cuatro veces más rápido que las demás y además registran un rendimiento del capital mayor. Así como que las empresas impulsadas por su propósito son la elección preferida para consumidores e inversores. Lo que subyace en este comportamiento es el incremento de la consciencia social, una sociedad cada vez más inquieta ante los retos globales a los que nos enfrentamos busca y premia a aquellas compañías que toman una posición clara frente a estos desafíos.

Nuestra actividad tiene un impacto positivo que va mucho más allá de la cuenta de resultados, ya que genera también muchos otros beneficios. Como evidencia el estudio ‘La importancia de las conexiones’ la conectividad es fuente de la salud mental y física de las personas. No se me ocurre hoy en día un mejor efecto en la sociedad.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.