Agencia SAM (DJSI): “Nos interesa la sostenibilidad del modelo de negocio de las empresas (no su ética o moral) porque buscamos la rentabilidad”

La sostenibilidad corporativa no es una preocupación de unos pocos especialistas como los inversores socialmente responsables (ISR) y los fondos verdes. El concepto está llegando a los...

02/06/2011

Lourdes Tejedor / @madrid2day

Lourdes Tejedor / @madrid2day

Editora. Telefónica S.A.

La sostenibilidad corporativa no es una preocupación de unos pocos especialistas como los inversores socialmente responsables (ISR) y los fondos verdes. El concepto está llegando a los inversores y a los mercados en general y no por razones de ética o moral, sino de rentabilidad pura y dura, a largo plazo.

 

Esto es lo que se ha puesto de manifiesto hoy en la jornada “Valorando Económicamente la RSC” (pincha aquí para seguirla en directo esta tarde), organizada en Madrid por la Cátedra Telefónica-UNED de Responsabilidad Corporativa y Sostenibilidad.

 

Por ejemplo, el Fondo de Pensiones Noruego (Norwegian Government Pension Fund Global), según ha explicado Pablo Valverde, representante de su Comité de Ética, invierte para tener un buen rendimiento financiero con una pauta clara: “No todo vale para ganar dinero”, no valen productos como armamento o tabaco, no valen conductas de corrupción o daños ambientales, etc. El fondo no se considera ni verde ni de ISR. Simplemente “excluimos a las empresas que no respetan los derechos de los demás”. En la actualidad tiene 18.200 millones de euros en la bolsa española, con participación en empresas como Telefónica, BBVA o Ferrovial.

 

Rodrigo Amandi, de SAM, la agencia de rating suiza encargada de los análisis de empresas que sirven de base para formar los índices de inversión responsable Dow Jones Sustainability (DJSI), ha explicado que “buscan inversiones sostenibles, que aporten rendimientos superiores. Nos interesa la sostenibilidad del modelo de negocio de las empresas, no su ética o moral porque hemos visto que la generación de valor proviene de las compañías que gestionan sus riesgos y sus oportunidades no sólo en el ámbito financiero, sino también medioambiental, social y económico”. Por ejemplo, SAM ha constatado que la retención del talento y la satisfacción del empleado aportan valor a la empresa. Amandi añadió que “las empresas empiezan a entender que la sostenibilidad tiene una repercusión en el valor de su acción a largo plazo”.

 

Lorenzo Nogales, socio-gestor de Inversiones ARCANO, ha indicado que esta gestora elige fondos que invierten teniendo en cuenta los aspectos de sostenibilidad, bajo los Principios de Inversión Responsable (PRI) de las Naciones Unidas, porque da mejores resultados y tiene menos riesgos. Por ejemplo, para impulsar la mejora, acuerdan con las empresas cinco métricas anuales sobre temas sociales, ambientales y de gobierno corporativo.

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.