Atrás

Un Mobile diferente, a la espera de la plena normalidad

La edición 2021 del Mobile World Congress echó el cierre con los deberes cumplidos y la idea de regresar el próximo año, del 28 de febrero al 3 de marzo, ya con la vuelta a la normalidad. El paso de una pandemia impidió que se celebrase en 2020 y provocó un MWC 2021 atípico, mucho más virtual y con una menor asistencia de la habitual.

Sin duda no fue una edición fácil, estuvo marcada por las medidas sanitarias e incluso la organización la llegó a considerar la más importante de su historia.

Fueron muchas las compañías que prefirieron ausentarse de esta gran cita mundial de las tecnologías debido a las circunstancias sanitarias, pero el esfuerzo de la organización por regresar tras un año en blanco, surtió un efecto positivo.

De hecho, no fue un Mobile como en años anteriores, pero sí hubo Mobile, y bien que quedó. A pesar de llenar sólo tres pabellones de la Fira Gran Via de Barcelona, frente a los ocho de años anteriores, y a pesar de que uno de ellos, por primera vez, haya estado dedicado al evento de emprendedores 4YFN, que solía celebrarse en Fira Montjuïc. Fue el Mobile post-pandemia.

 

Sin aglomeraciones

A falta de conocer cifras del público asistente, está claro que este año no hubo aglomeraciones, algo que agradecer en estos tiempos, más aún si se tiene en cuenta que la gran mayoría de actos se realizaron en formato híbrido, es decir, tanto presencial como virtual.

De cualquier manera, los protagonistas de esta edición, como era de esperar, fueron el 5G y la inteligencia artificial, cuestiones en las que incidieron las principales compañías del sector que estuvieron presentes.

Entre ellas, Telefónica, que no faltó a la cita barcelonesa. El presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, encabezó la delegación y participó en la sesión ‘Nuestro mundo conectado’, donde destacó el potencial y la ocasión que la transformación digital representa.

Álvarez-Pallete incidió en el nuevo mundo que se abre para las redes de telecomunicaciones, que “ya no se limitan a transportar datos, sino que hacen posible el mundo de la Inteligencia Artificial”.

En este sentido, recordó que hasta un 40% del tráfico de Internet “no es humano, sino que es generado por máquinas que hablan entre sí”, cuestión en la que apuntó que nos encontramos en una nueva era en la que la digitalización “va a producir una enorme cantidad de datos que pueden ser transformados en información por la Inteligencia Artificial”.

Fueron muchas las propuestas presentadas en el MWC 2021, pero quizá lo más importante, como destacó su director general, Agustí Serrallonga, es que representa "el regreso de la actividad ferial en toda Europa".

Y es que por muy atípico que fuera el Mobile, volvió a ser el centro de atención y seguimiento del sector, a la vez que demostró que “es posible organizar eventos grandes y complejos con toda seguridad", como apuntó Serrallonga.

 

El emprendimiento español presente

La feria contó con una amplia presencia de empresas emergentes españolas. Los emprendedores nacionales mostraron sus proyectos dentro de la transformación digital que supone la amplia red de fibra óptica que surca nuestro país.

El Mobile fue testigo de esa ola tecnológica que proponen las startups españolas. Como recordó en Barcelona, Francisco Polo, Alto Comisionado para la estrategia España Nación Emprendedora, en el primer trimestre de 2021 se batió el récord de inversión en emprendimiento innovador, con más de 1.080 millones de euros, igualando la cifra de todo 2020, el año de la pandemia.

Otro ejemplo de la pujanza de las empresas nacionales, se pudo ver y disfrutar en el Pabellón de España, donde una veintena de empresas mostraron sus propuestas en Inteligencia Artificial (IA), el IoT (Internet de las Cosas), ciberseguridad o blockchain (cadena de bloques).

Hay que recordar que el 30% de los fondos europeos Next Generation para España, se va a destinar a la digitalización de empresas e instituciones, lo que repercutirá en una mejora de la productividad, una de las asignaturas pendientes de la economía española.

El espíritu emprendedor de las nuevas y no tan nuevas empresas españolas estuvo muy presente tanto en el 4YFN como en el Mobile, donde la digitalización o el 5G son las armas con las que cuentan para relanzar a un país muy azotado por la pandemia.

Sin duda, la celebración del Mobile 2021 significó un paso más hacia la ansiada normalidad, un ensayo general de lo que será el próximo año, pero también la constancia de que es posible organizar grandes eventos con seguridad. Barcelona vuelve a ser un destino de negocios seguro y preparado.

 

Edificio del Mobile World Congress 2021 en Barcelona