El robot de la creatividad: el papel de la IA

Antes de ser parte de enciclopedias astronómicas, Calíope, Clío, Erató, Euterpe, Melpómene, Polimnia, Talía, Terpsícore y Urania, fueron las 9 hijas de Zeus a las que los antiguos griegos atribuían la inspiración creativa de las distintas artes.

Conoce el papel de la creatividad en la Inteligencia Artificial.
Beatriz Martín

Beatriz Martín

Tiempo de lectura: 4 min

Inspiración que solo alcanzaban unos pocos y siempre bajo el influjo divino, dotando a las personalidades creativas de un halo casi sagrado.

El pensamiento creativo es innato del ser humano

Fue mucho más tarde, cuando los seres humanos nos dimos cuenta de que las musas no estaban siempre a nuestro alcance, pero que éramos capaces de resolver diferentes problemas cotidianos de formas imaginativas y disruptivas. El concepto de creatividad como capacidad exclusivamente humana se acababa de asentar. Y como somos seres curiosos comenzamos a profundizar en el estudio del pensamiento creativo: ¿Por qué estructuramos las nuevas ideas así? ¿Somos creativos genéticamente o nos adaptamos al medio? ¿Depende de nuestros sentidos? ¿Se alimenta de nuestras experiencias? ¿Podemos existir sin esta capacidad?

Tratando de profundizar en esas preguntas, han ido surgiendo a lo largo de los siglos distintas perspectivas de estudio de la creatividad, desde la rama psicológica y psicosocial, pasando por el análisis de herencias culturales y genéticas, hasta incluso la neurología. Y pese a sus opiniones en ocasiones encontradas, todos esos enfoques están de acuerdo con dos cosas: la creatividad es inherente al ser humano, y se puede entrenar haciéndonos más competitivos e innovadores.

La creatividad es la inteligencia divirtiéndose” – Albert Einstein, uno de los grandes creativos de la historia

La búsqueda de respuestas alimenta nuestra creatividad, creando distintas conexiones en nuestra mente a través de la imaginación. Subrayamos soluciones que no se hayan probado antes, destacando su originalidad, fluidez, flexibilidad, relevancia y, finalmente, eficacia. Somos humanos porque creamos, y somos creativos porque somos humanos.

Y entonces llegó la Inteligencia Artificial (IA).

¿La Inteligencia Artificial puede sustituir la creatividad humana?

La llegada de la IA a nuestras vidas cotidianas durante el pasado año ha suscitado diferentes debates sobre su capacidad de reemplazar acciones e, incluso, habilidades humanas. No podemos negar la realidad en la que vivimos. La caja negra que supone la IA para muchos de nosotros hace que la miremos con desconfianza, recelosos de su intrusión en nuestro día a día, desde el entorno puramente laboral a la sociedad o nuestra propia intimidad. Pero ¿por qué nos da miedo la IA a la hora de hablar de creatividad?

La IA es el ejemplo perfecto de creatividad humana, descifrando nuevos caminos nunca recorridos. Y eso es lo que nos impacta y aterra de esta tecnología. Estamos hablando de un conjunto de algoritmos que interactúan entre ellos para aprender y desarrollar nuevas respuestas. Lo que no debemos perder de vista es que esa maraña de algoritmos ha sido creada por personas humanas. Como Gepeto a Pinocho, hemos dado forma al muñeco, pero éste nunca podrá ser un niño de verdad sin la intervención del Hada Azul.

Así, en los últimos meses, al tiempo que se desarrollaban y se ponían a disposición del gran público herramientas de IA como Chat GPT, surgían necesidades concretas de interacción con las mismas. Los descriptivos para solicitar respuestas, los famosos prompt, deben ser cada vez más específicos, con un detalle exhaustivo para llevar a la respuesta que estamos buscando. Es por ello por lo que ya se están incluyendo en formaciones de IA como parte del temario. La forma en la que preguntas determina la respuesta, algo puramente humano.

De la misma manera, la Inteligencia Artificial Generativa (IAg) necesita de modelos previos para poder extrapolar una respuesta. Debe partir de un aprendizaje automático procesando la ingente cantidad de datos visuales o textuales creados anteriormente. Necesita, por tanto, de la interacción humana no solo para dotarle de esa base de datos ya formulados, sino también para limitar riesgos a nivel éticos, de seguridad y de calidad que se puedan dar.

La creatividad en tiempos modernos

La creatividad es permitirse cometer errores. Arte es saber con cuáles quedarse” – Scott Adams, creador de la tira cómica Dilbert.

No nos limitemos a pensar en creatividad puramente artística, sino en esa definición que la describe como la capacidad de crear nuevas ideas o conceptos para resolver problemas y generar valor. Desde la filosofía, el arte, la comunicación, la invención de la rueda, las matemáticas, la aeronaútica, la radio, el teléfono… ejemplos de creatividad anteriores a la propia invención de la IA. En verdad, la IA no es capaz de ser creativa por si misma ya que carece de esa imaginación que amplifica los caminos a recorrer; sin embargo, es una estupenda herramienta para el pensamiento creativo al proponer nexos que nuestro cerebro no siempre ve.

En casos como la experiencia de usuario o las pruebas piloto de producto, la IA se posiciona como una herramienta fundamental para prever comportamientos difícilmente observables en otras circunstancias. Pero no sustituye la creación de esa experiencia o producto, sino que complementa su calidad y al mismo tiempo contribuye a ahorrar hasta un 60% del tiempo de los creadores.

De hecho, en campos como la comunicación o el marketing, el uso de la IA supone una reducción de más de 3h. por cada pieza comunicativa generada. Si bien es cierto que el 96% de las veces, el contenido obtenido a través de la IA necesita modificaciones. Se utiliza entonces como fuente de inspiración o como fuente de corrección final, ahorrando tiempo de valor y aumentando su calidad.

No existe un robot para la creatividad. Nunca lo ha habido. Simplemente las musas se han transformado. Ahora las que nos visitan no son hijas de un dios, son más bien cibernéticas, pero sí tienen un halo divino creado por nosotros mismos y debemos permitir que nos inspiren para continuar siendo creativos.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA