¿Qué rol juega la RSC en las empresas españolas? Dirse lo analiza

El 53% de las compañías españolas no tiene un presupuesto como tal dirigido a las acciones de Responsabilidad Social Corporativa. Sinónimo de que aún queda mucho por avanzar en este terreno...

07/04/2014

Redacción

Redacción

Directivos RSEEl 53% de las compañías españolas no tiene un presupuesto como tal dirigido a las acciones de Responsabilidad Social Corporativa. Sinónimo de que aún queda mucho por avanzar en este terreno en España. Así lo ve Dirse, la Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social, tras su estudio “La Función de Responsabilidad Social en la Empresa Española”.

 

Su amplia investigación pone en valor las tareas de los directores de Responsabilidad Social: integrar la ética en la cultura corporativa de la compañía, trabajar para que exista un compromiso de la Dirección con la materia, y que la RSE se convierta en la fuente de diferenciación de la compañía con respecto a sus competidores.

 

Se trata, por tanto, de orientar el trabajo de los dirse hacia la “triple cuenta de resultados”, la cual busca la eficiencia económico-financiera, pero también del capital social y medioambiental. Pero, ¿cómo se consigue? En los orígenes de la figura del director de RSE sus funciones estaban definidas en torno a la acción social y la gestión ambiental. En la actualidad, su actividad profesional enfoca también sus tareas hacia el reporting corporativo, la definición de estrategias, la identificación y resolución de conflictos, la generación de oportunidades de negocio y la medición de su retorno.

 

Aunque el dirse está en contacto con muchos de los departamentos de la empresa en su día a día (recursos humanos, comunicación, gestión ambiental, etc.), una de sus funciones clave traspasa las puertas de sus oficinas y se sitúa en el exterior. Es allí donde él trata de mantener la red de contactos (networking) con sus homólogos en otras empresas. Para ellos, no hay competencias que valgan si todos caminan en la misma dirección buscando el desarrollo común de la sociedad.

 

Un camino ético que hace que dejen de ser simples coordinadores de acciones para pasar a ser gestores de lo ético, lo social y ambiental de su negocio, dirigiendo la ruptura de confort donde se asientan algunas de las funciones de la organización. Una inversión que retornará a la empresa en forma de mejora de su reputación.

 

Los participantes en el estudio creen que la RSE ha contribuido a la retención del talento en las empresas y a mejorar el orgullo de pertenencia a una organización. Y, fuera de ésta, a trasladar a los clientes la importancia de comprar productos y servicios responsables con su entorno.

 

El 70% de los encuestados cree que la Responsabilidad Social Empresarial va a tomar más fuerza en los próximos años, ¿te unes a divulgar su beneficios para convertirlo en realidad?

 

Imagen:  StockMonkeys.com

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.