¿Qué hay más integrador que Internet? Las nuevas tecnologías y su papel para la igualdad

Que la tecnología transforma nuestra forma de vivir es algo que todos sabemos, la noticia es que esa transformación puede suponer un salto de gigante cuando hablamos de países en vías de desarrollo. En ocasiones, la tecnología es el único método para acceder a servicios tan básicos como la educación o la salud.

11/04/2016

Que la tecnología transforma nuestra forma de vivir es algo que todos sabemos, la noticia es que esa transformación puede suponer un salto de gigante cuando hablamos de países en vías de desarrollo. En ocasiones, la tecnología es el único método para acceder a servicios tan básicos como la educación o la salud.
De esto hablaba el Director de Transporte y Tecnologías de la Información y la Comunicación del Banco Mundial, Pierre Guislain, en una entrevista concedida al suplemento del diario Expansión sobre economía digital, pues es él el responsable de promover las iniciativas de apoyo a la digitalización y mejora de las comunicaciones en el Tercer Mundo.

Guislain añadía que “la tecnología puede transformar la sociedad y la economía, pero para ello hace falta algo más. Es necesario, en primer lugar, un buen uso de las nuevas tecnologías que repercuta a su vez en una mejora general de la sociedad y la economía”. Y es que hay que pensar en la tecnología como arma para destruir la brecha social y digital y para potenciar la integración social, no como arma para aumentar la desigualdad.
¿De qué sirve que una parte del mundo tenga móviles con velocidad 4G o coches de conducción autónoma cuando el resto de la humanidad aún ni siquiera tiene acceso a las necesidades básicas? Lo bueno de Internet es que puede romper barreras geográficas y de movilidad,también permiten el acercamiento entre personas, sectores económicos y sectores sociales, favoreciendo el progreso democrático y la libre información. Ya hemos visto como las TICs contribuyen por ejemplo, al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Concretamente, gracias a ellas habitantes de zonas remotas tienen acceso, por ejemplo, a la educacón a través del e-learning, o a los servicios bancarios (banca móvil).
Para conseguir alcanzar esos objetivos, es necesario promover la colaboración entre los distintos actores para construir una sociedad más equitativa y mejor, tanto gobiernos como empresas privadas deben trabajar en conjunto para facilitar el acceso a la tecnología de manera equitativa porque… ¿Qué hay más integrador que Internet?”, preguntaba Guislain durante esta entrevista.
 
Pero por mucho que se promuevan instalaciones de infraestructuras que en ocasiones pueden ser compartidas para repartir el esfuerzo de las compañías, no todo depende de las empresas de telecomunicaciones; “son los gobiernos –añadía el responsable del Banco Mundial quienes tienen que tener un papel activo y desarrollar servicios de gran impacto como el acceso online a la policía, la sanidad, la gestión de documentos y permisos o la identificación digital única”.
Respondiendo a la pregunta del señor Guislain: Puede que haya acciones más integradoras que la implantación Internet, pero ninguna es tan rápida y efectiva. El objetivo de Telefónica, es fomentar la inclusión digital para reducir las brechas geográfica, económica, de discapacidad, de educación y de salud.
 No cabe duda de que el esfuerzo debe ser común y de que todos debemos poner nuestro grano de arena para hacer del mundo un mundo más conectado independientemente del lugar geográfico, el nivel económico o el nivel educativo. 
 
¿Quieres saber qué hacemos en Telefónica para reducir la brecha digital? Descúbrelo aquí
Si quieres ver cómo las TIC contribuyen a alcanzar los ODS pincha aquí

Caso práctico:  Más de 1,9 millones de peruanos ya tienen telefonía móvil e Internet en zonas rurales alejadas”

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.