¿Pueden salvar vidas los cables submarinos de telecomunicaciones?

Los científicos están convencidos de ello. Si ponemos sensores que nos permitan monitorizar en tiempo real los océanos, podemos salvar vidas.

23/09/2013

3 min

Lourdes Tejedor / @madrid2day

Lourdes Tejedor / @madrid2day

Editora. Telefónica S.A.

Los científicos están convencidos de ello. Si ponemos sensores que nos permitan monitorizar en tiempo real los océanos, podemos salvar vidas. Estos sensores para medir presión, temperatura y aceleración de la tierra, pueden alojarse en los cables submarinos de telecomunicaciones. Tendríamos, por tanto, un océano inteligente (smart ocean) que podría ayudarnos incluso a prevenir catástrofes como los tsunamis.

En la III ITU Green Standards Week (GSW), que ha tenido lugar la pasada semana en la sede de la multinacional española en Madrid, se ha tratado este tema en detalle.

La Joint Task Force (JTF), creada en 2012 por la UIT, la Organización Meteorológica Mundial (WMO) y la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (IOC) de UNESCO, está analizando este uso de los cables. La iniciativa de green cable o cable verde incluye establecer una amplia red de mini observatorios en los mares. La idea de la JTF, con 80 miembros, es desarrollar un proyecto piloto con la participación activa de los operadores de cable y los investigadores de los observatorios oceánicos existentes, ha explicado Chris Barnes, profesor emérito de la Universidad de Victoria, en Canadá, y presidente de la JTF.

Los “cables verdes” son técnicamente factibles y las partes implicadas están viendo cómo resolver las dificultades comerciales, legales y económicas. La gran pregunta es quién paga.

Expertos como Nigel Bayliff, CEO de Huawei Marine Networks, sugieren contar con empresas de gas y petróleo, comunidad científica, filántropos, Banco Mundial, bancos de desarrollo, etc.

Según ha explicado Antoine Lecroart, de Alcatel Lucent, los costes procederían de los pilotos, la construcción y el mantenimiento. Por ello, se pregunta: “¿Están los dueños de los cables preparados para asumir los costes? ¿Se beneficiarían de algún modo, por ejemplo, con reducción de impuestos?”. En opinión de Michael Costin, del International Cable Protection Committee, obtendrían retorno económico por los ingresos procedentes del uso de los sensores y social por la mejora de la reputación.

Paul Holthus, CEO y Presidente del World Ocean Council, ve en estos nuevos sensores potenciales beneficios para otras industrias como la pesquera, energética (petróleo, gas, energía eólica…). Por ello plantea un programa o alianza multi-industria para alinear las necesidades científicas (pj, cambio climático) con las sociales (tsunamis y otras catástrofes) y económicas.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.