María Vallés (Fundación Vicente Ferrer): “La mujer es el filón del futuro porque puede cambiar las siguientes generaciones”

Coincidiendo con el estreno de la película sobre Vicente Ferrer , entrevistamos a María Vallés, directora del Área de Gestión Externa de la Fundación que lleva el nombre...

09/01/2014

Lourdes Tejedor / @madrid2day

Lourdes Tejedor / @madrid2day

Editora. Telefónica S.A.

 

Coincidiendo con el estreno de la película sobre Vicente Ferrer, entrevistamos a María Vallés, directora del Área de Gestión Externa de la Fundación que lleva el nombre de este visionario. Su proyecto ha llegado a más de 3.200 pueblos beneficiando a cerca de 3 millones de personas de la comunidad dálit, la casta más baja de la zona rural de Anantapur, en el sur de la India. Y el trabajo continúa, fundamentalmente en tres áreas: educación, sanidad y ecología, y con la mujer como pilar de la transformación para acabar con la pobreza y la desigualdad.

 

– ¿Cuáles son los principales proyectos de la Fundación?  

– La FVF tiene un proyecto que abarca todas las áreas  de desarrollo integral  de una comunidad. Dentro de dicho programa cabe destacar  los siguientes sectores : educación –se ha logrado el 100% de escolarización en primaria. El 70% en secundaria y  la posibilidad de acceder a la Universidad; sanidad –tenemos 5 hospitales y centros especializados. y  18 clínicas rurales. ecología –se está frenando la desertización y diversificando la agricultura, antes, la mayoría vivía del cultivo de cacahuetes. Se han plantado hasta el momento más .de 7 millones de árboles frutales. Los proyectos con las personas con discapacidad y el trabajo en el sector mujer y la construcción de viviendas configurar la totalidad de la intervención de la FVF en el sur de la India.

 

 

– ¿A cuántas personas ha beneficiado hasta el momento?

– Llegamos a más de 3.200 pueblos y cerca de 3 millones de personas.

 

 

 

– ¿Cuál es la clave para el desarrollo en esa zona?

– La educación es un factor fundamental porque transforma, lo hemos podido ver en las segunda y tercera generación de las comunidades donde estamos presentes. Sus abuelos eran analfabetos y hoy son ingenieros o médicos. Todos los demás ámbitos en los que trabajamos complementan dicho desarrollo.

 

 

 

Imagen de Albert Uriach.

 

– De cara al mañana, ¿cuál es la prioridad de la Fundación?

– La mujer es el filón del futuro porque puede cambiar las siguientes generaciones. Es el pilar de la sociedad, la economía familiar y principal trasmisora de valores y tradiciones. En todo este tiempo, luchando para reforzar su empoderamiento y evitar la discriminación y la violencia sexual, hemos comprobado que son un gran motor de desarrollo. Hace treinta años empezamos a crear asociaciones de mujeres –en la actualidad, trabajamos con 100.000 mujeres agrupadas en 7.000 asociaciones– y hoy son las principales destinatarias de los microcréditos con los que crean pequeños negocios. Llevar ingresos al hogar les ha permitido cambiar radicalmente su realidad al conseguir ser valoradas y respetadas.

 

– ¿Cómo pueden ayudar las nuevas tecnologías, especialmente las TIC y todo lo digital, en estas áreas (educación, salud y ecología)?

– Al estar en una zona rural -hasta hace poco acceso a Internet ha sido difícil- el impacto es aún muy incipiente pero abre un abanico de posibilidades increíbles sobre todo a nivel de educación y de comunicación. Por ejemplo las redes sociales permiten a los niños apadrinados hace veinte años y que hoy están en empresas tecnológicas con puestos importantes seguir el proyecto y conversar con los colaboradores actuales de la FVF.

 

Otros avances tienen un gran potencial en el proyecto de ecología donde, por ejemplo, ya usamos placas solares, sistemas modernos de riego… Esto es vital de cara al futuro de la agricultura, de lo que vive el 80% de la población.

 

Imagen de Albert Uriach.

 

– Imagino que hacer todo esto requiere mucho apoyo. ¿Cuántos colaboradores tiene hoy la Fundación?

– En la actualidad tenemos 135.000 colaboradores que nos ayudan apadrinando niños o grupos de mujeres (programa “De mujer a mujer”) y con cuotas. Hoy en día en España nuestro crecimiento está estabilizado por la crisis. No hay bajas, pero tampoco aumentan los apoyos.  Más que las ayudas privadas, lo que más ha disminuido son las oficiales, de donde provienen el 10% de nuestros ingresos anuales.

 

De hecho, estamos pensando establecer oficinas fuera de nuestro país para internacionalizarnos y dar a conocer nuestra labor.

 

– ¿Qué es para la Fundación la economía social?

– Quiere decir que el desarrollo de una zona también pasa por el desarrollo económico y su sostenibilidad; que la zona se desarrolle económicamente con esa perspectiva social que implica que las mejoras benefician a toda la comunidad. Por ahí pasa la sostenibilidad.  Todo tiene que hacerse de modo inclusivo y permitir que las personas se desarrollen con lo que hacen.

 

– Hablando de la inclusión. En vuestro modelo, la mujer es la columna vertebral en la comunidad, los colectivos más vulnerables están integrados, todos, también las personas con discapacidad cuentan… ¿Cómo puede lograrse esto en la sociedad en general?

– Esto es porque Vicente Ferrer era un visionario. Lo primero que vio hace casi cincuenta años es que el desarrollo pasa por el desarrollo de las personas. Por eso tenemos los Comités de Desarrollo de la Comunidad: grupo de personas, formados por cuatro mujeres y cuatro hombres, que son quienes  deciden en cada pueblo cuales tienen que ser los ejes de trabajo para que la comunidad se desarrolle. Es un proceso participativo y de creación. El papel de la Fundación es ayudarles pero ellos son los protagonistas del cambio.

 

En la sociedad, en general, todo debería ser más participativo. Hacer que la gente se sienta incluida en las decisiones y protagonistas de la transformación que quieran conseguir.

 

Suena al 15-M.

– No le sabría decir.

 

– ¿Todos llevamos un Vicente Ferrer dentro sin saberlo?

Sí, todos. El potencial está en todo el mundo. Hay que identificarlo y potenciarlo para cambiar lo que creemos que hay que cambiar. La inquietud por mejorar las cosas está en todos pero quizás en la sociedad en la que vivimos pensamos que no tenemos ese margen o que no somos capaces.

 

– ¿Qué valores de Vicente Ferrer cree que deben tener los empleados de una gran empresa como Telefónica?

Yo creo mucho  en la empatía, la capacidad de saber escuchar al otro para entender qué pasa; en definitiva, ser capaz de ponerse en la piel de los demás. Otro valor importante es  la solidaridad: querer lo mejor para todos. Construirlo conjuntamente y compartirlo con toda la sociedad.

 

– ¿Por qué cree que hay que ver la película de Vicente Ferrer?

– Para inspirarnos. La vida de Vicente es ejemplar y tiene esa capacidad. Volviendo a su anterior pregunta, ver el biopic puede ayudarnos a encontrar en nosotros ese Vicente Ferrer que llevamos dentro. Tras el preestreno, lo comentaban muchas personas. Cada día lidiamos con problemas que nos sobrepasan  y quizás  al ver la película nos damos cuenta de que igual no son tan importantes.

 

– ¿Dónde y cuándo podemos disfrutarla?

– Puede verse esta noche a las 10.30 h en TVE.

 

– Para terminar y ya que esto es un blog de RC y Sostenibilidad. ¿Qué es para la FVF la Responsabilidad Corporativa?

– Los valores y el compromiso a nivel corporativo que se deberían asumir, empezando por los propios empleados. Y saber transmitir; para participar en la construcción de la sociedad del modo más responsable posible.

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.