Los desafíos de las personas con discapacidad auditiva

Convivir con una discapacidad invisible como la sordera implica enfrentar una serie de desafíos. Hace poco más de una década, tuve una enfermedad que calcificó los huesos internos de mis oídos, dejándome sin la audición adecuada.

Los desafíos y problemas de las personas con discapacidad auditiva en las empresas.
Sabrina de Andrade

Sabrina de Andrade

Tiempo de lectura: 11 min

De esta manera comencé a tener un grado de deficiencia moderada, que en el último año pasó de la etapa de calcificación a descomposición, dejándome en un grado de sordera severa.  

Vivir con esta discapacidad invisible es un gran desafío. A menudo escucho frases como «no pareces sorda» o «¿cómo puedes hablar y tener discapacidad auditiva?» Otra frase muy interesante es “te lo dije, ¿no lo escuchaste?» y «siendo sorda deberías saber hablar en lenguaje de señas«.  Parecen frases simples, pero están tan cargadas de sesgos inconscientes.

La gente realmente espera que un discapacitado auditivo parezca un «pobrecito», lo cual es muy triste. La sordera es una discapacidad invisible y heterogénea, y la mayoría de las personas con sordera en Brasil, mi país, y en el mundo, no usa la Lengua de Señas, ya que para hablar este lenguaje es imprescindible la comunicación con sordos señalizados y no tanto  para comunicarse con sordos oralizados.

Yo me sitúo dentro de este segundo grupo, los que en algún momento hemos desarrollado la dicción y aprendimos a hablar la lengua oficial del país. El propio Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) recientemente rectificó información recopilada hasta 2019 sobre la cantidad de personas sordas en Brasil y confirmó la importancia de actualizar los parámetros, modificando las preguntas de la investigación.   

Las nuevas tecnologías auditivas

El diferencial de la nueva investigación para el universo de la discapacidad auditiva fue investigar el uso de tecnologías auditivas y el conocimiento de la Lengua de Señales. Esto es fundamental para guiar políticas públicas, ya que es bastante común usar los datos del Censo del IBGE de 2010 para afirmar que Brasil tiene 10 millones de hablantes de libras, que es la Lengua Brasileña de Señales. Sin embargo, hasta 2019, la encuesta no aportó información sobre la forma de comunicación de las personas con discapacidad auditiva. La Encuesta Nacional de Salud (PNS) de 2019 fue más precisa en relación con las particularidades de las personas con discapacidad.   

La pérdida de audición en Brasil 

Te invito a analizar el panorama actual y entender cómo esto afecta a las contrataciones y a la vida laboral de un empleado con discapacidad auditiva.  

La PNS reveló que cerca del 1,3% de la población brasileña en edad de trabajar tiene discapacidad auditiva. Sin embargo, esa tasa es menor cuando consideramos solo la población ocupada y desocupada (0,6%, o sea 578 mil y 60 mil personas, respectivamente).   

En relación con el uso de recursos para escuchar mejor, como audífonos e implantes cocleares, la investigación reveló que solo el 0,8% de la población mayor de 2 años utiliza estos recursos. Sin embargo, los datos de la encuesta mostraron que, entre los ancianos, el porcentaje de personas que utilizan recursos para escuchar mejor es del 3,1%.   

Esta información es crucial para orientar políticas públicas que satisfagan las necesidades de la población con pérdida de audición. Sin embargo, es necesario destacar que, hasta el momento, las políticas públicas han proporcionado poca ayuda a los discapacitados auditivos oralizados que, para mantener la calidad de vida dentro de la sociedad, necesitan cirugías y/o audífonos.   

Como yo, muchas personas se enfrentan a la burocracia en la atención pública de Brasil, el Sistema Único de Salud (SUS), a lo largo de un proceso que puede durar años. Desafortunadamente, nos enfrentamos a interminables colas y consultas en busca de la posibilidad de una cirugía o audífono custodiado por la salud pública, algo que debería ser un derecho básico y de fácil acceso al ciudadano brasileño.  El ministro de Derechos Humanos y Ciudadanía, Silvio Luiz de Almeida, actual presidente del Instituto Luiz Gama (organización de derechos humanos volcada para la defensa jurídica de las minorías y causas populares) ha trabajado para cambiar esta realidad en el país. Sin embargo, la burocracia en el sistema de salud pública sigue siendo enorme.   

Población sorda oralizada – ¿Cuántos somos?   

El Instituto Locomotiva divulgó una encuesta que reveló los siguientes datos:

  • 10,7 millones de personas tienen algún grado de pérdida auditiva.  
  • 2,3 millones tienen pérdida de audición severa o profunda.  
  • 54% de hombres y 46% de mujeres.  
  • El 43% tiene menos de 60 años. ¡Yo soy parte de este 43%! 

Desafío financiero para retener un talento PcD  

Por lo tanto, los datos de la investigación pueden, y deben, orientar a cambios en el sistema para garantizar que las necesidades de los individuos con discapacidad sean atendidas de forma más eficaz y justa. Si bien esto no ocurre, como ya lo mencioné en mi artículo anterior  » La salud pública en Brasil no tiene todo lo que una persona con discapacidad necesita para traer esta discapacidad con menos impacto en su vida». 

Aquí hay un gran conflicto cuando se trata de retener talentos con discapacidad en una organización, ya que el salario y el plan de salud ofrecido a cambio de la jornada de trabajo no son suficientes para cubrir los costos de equipos como audífonos, cirugías de implante coclear u otras prótesis en general.   

Esto hace que sea difícil para las personas con discapacidad mantenerse en la organización, ya que necesitan lidiar con gastos adicionales que terminan comprometiendo su calidad de vida. Yo misma, después de más de dos años en tratamiento por el SUS, aún enfrento la burocracia del sistema y proceso no transparentes de la salud pública brasileña, en la tentativa de conseguir un audífono o cirugía. 

Para que tenga una idea, un audífono con cuatro micrófonos, usados para mejorar la captación de sonido en ambientes corporativos, cuestan actualmente alrededor de 4.000 euros.

Por lo tanto, como ya es comprobado, en Brasil las empresas que entienden su papel en la sociedad asumen el protagonismo en temas que el gobierno aún no ha conseguido apoyar al ciudadano. Son empresas, como Vivo, que salen adelante e implementan políticas que tienen en cuenta las necesidades específicas de sus empleados, ofreciendo beneficios que posibilitan el mantenimiento de esos profesionales en sus plantillas. Son empresas que consiguen crear un ambiente de trabajo más inclusivo y diversificado, además de aplicar medidas de equidad para garantizar que esos profesionales, como todos los demás, tengan las mismas oportunidades de crecimiento y desarrollo en sus carreras. 

Este es un tema que todavía necesita ser evaluado con mucha cautela, sabiendo que para fines de retorno y apoyo al plan de carrera de un talento PCD, es importante considerar que las dificultades financieras son tan significativas como un ambiente inclusivo, diverso y empático. 

¿Qué es lo que no puedes entender con datos de la encuesta?  

Con una sola pregunta es difícil entender el universo y las peculiaridades de la pérdida de audición en el país.  

La sordera, por ser una discapacidad invisible, muchas veces no es comprendida por la sociedad debido a la falta de conocimiento general sobre esa condición.   Actualmente estudio Comunicación Institucional y al analizar datos de la legislación para la contratación de personas con discapacidad, se hace evidente que el proceso selectivo para esos individuos está en transición y aún tiene mucho que progresar en Brasil.   

Aunque algunas empresas ya han implementado un directorio completo y exclusivo para satisfacer las necesidades de contratación de PCD, la mayoría no cuenta con esa estructura. Además, en la línea de frente de la contratación de colaboradores con discapacidad, la falta de conocimiento y entendimiento es alarmante.   

Muchas veces, las personas responsables de la contratación y gestión ni siquiera saben diferenciar un acto de capacitismo para un acto de necesidad de equidad, ni entienden la importancia de la inclusión y de la igualdad de oportunidades. 

En resumen, se debe crear un entorno inclusivo y equitativo, con una perspectiva de aprovechamiento de las capacidades y habilidades de todas las personas. Además, es fundamental que exista una implementación de directrices claras y eficaces para la inclusión y la diversidad, que deben apoyar a la retención y al desarrollo de todos los empleados.

Además, las personas responsables en las empresas de la contratación de gente con discapacidad deben capacitarse y comprender todas las particularidades de esa inclusión. Estas acciones pueden beneficiar, no solo a las personas con discapacidad, sino también a todo el personal y la organización en sí. 

Aprender a lidiar con la discapacidad invisible  

Como resultado, millones de personas son perjudicadas sin ningún remordimiento por individuos ignorantes al tema. Las personas a menudo no logran superar las dificultades que surgen en el día a día de aquellos que poseen sordera. Hablar por teléfono, entender el habla humana en ambientes ruidosos, participar en reuniones de trabajo, comprender una conversación sencilla con varias personas, o la ausencia de subtítulos, son solo algunos ejemplos.   

Muchos tampoco saben cómo funcionan los audífonos y, erróneamente, piensan que pueden «curar» la sordera y resolver todos los problemas de los individuos con esta condición.   

Al abrir oportunidades de empleo para una persona con discapacidad auditiva, se hará necesario invertir en capacitación para todo el equipo en relación con la sordera. Es importante que todos asumamos el papel de informar, educar, autoeducar sobre las condiciones y necesidades para la inclusión con equidad.   

Injusticias sufridas por las personas con discapacidad auditiva  

La discriminación a la que se enfrentan los sordos, aun siendo invisible a primera vista, es amplia y grave. Es importante destacar las dificultades enfrentadas para promover políticas de equidad que atiendan las necesidades de las personas con discapacidad auditiva, sean ellos señalizados u oralizados.   

Las ruedas de conversación, almuerzos y reuniones pueden ser un desafío para las personas con discapacidad auditiva. Mientras que un empleado con discapacidad auditiva señalizado necesita un intérprete de lenguaje de señales para acompañar una conversación, hasta que sus compañeros aprendan ese lenguaje, un trabajador con discapacidad auditiva oralizado puede entender menos de la mitad de la conversación, pues está en medio de varios ruidos que quitan la claridad de la conversación.

El aislamiento social es uno de los puntos críticos cuando se trata de personas con discapacidad auditiva. Nadie puede tener una radio fuera de frecuencia encendida todo el día al oído. El exceso de ruido genera incomodidad y hace que los sordos busquen conversaciones individuales y lugares menos ruidosos, lo que puede llevarlos a ser vistos como antisociales por los que no comprenden la necesidad.   

La acústica de ambientes también puede ser un problema, el empleado con discapacidad auditiva procurará sentarse en algún rincón de la sala donde la acústica retenga el sonido. En algunos lugares, incluso el sonido del motor del aire acondicionado, ventilador del ordenador puede dificultar la comprensión.   

En situaciones como ésta, y muchas otras, este tipo de personas vive el aislamiento social. Por eso es importante que se creen políticas de equidad y sean adoptadas por todo el mundo, para garantizar sus derechos y calidad de vida. 

El lenguaje de señas  

La Libras, o Lengua Brasileña de Señales, es un ejemplo de una lengua que es utilizada para la comunicación entre personas con discapacidad auditiva en Brasil. Mucha gente cree que la Libra es universal, pero eso no es cierto.   

Existen diversas Lenguas de Señales por el mundo, cada una con sus propias variaciones y regionalismos. Libras es una lengua reconocida por ley en Brasil desde 2002, pero antes de eso, las personas con discapacidad auditiva eran obligadas a adaptarse al régimen de oralización, lo que impactó niveles en la educación y el desarrollo de esas personas.   

Gracias a la lucha de los militantes y educadores de la causa sorda, Libras fue reconocida como una lengua propia de Brasil. La Libras tiene origen en la Lengua de Signos Francesa (LSF) y fue creada junto con el Instituto Nacional de Educación de Sordos (INES).   Es importante destacar que la Libras posee regionalismos y variaciones, así como en portugués.   

Por ejemplo, el signo de «soltero» es diferente en el noreste y sur de Brasil. Estas variaciones se producen sobre la base de la diferencia de generaciones, culturas y regiones geográficas.   

Las lenguas de señas son extremadamente importantes para las personas sordas, ya que les permiten comunicarse de manera eficiente e inclusiva. Por desgracia, muchas personas tienen dificultades con las lenguas escritas, lo que hace de las lenguas de signos una alternativa viable para la comunicación.   

Además, las lenguas de signos también son utilizadas por personas con otro tipo de discapacidad como: autismo, síndrome de down y parálisis cerebral. Hand Talk App es una aplicación gratuita que funciona como un traductor de bolsillo para las lenguas de señas, tanto para libras como para ASL (lenguaje de señas estadounidense). Con la ayuda de los traductores virtuales, Hugo y Maya, la aplicación realiza traducciones instantáneas del inglés a ASL y del Portugués a Libras.   

Además, la aplicación también enseña de forma didáctica y fácil cómo señalar. Por lo tanto, si usted tiene convivencia con personas sordas, aproveche para estudiar más sobre las Lenguas de Señas y comunicarse de forma inclusiva, con la ayuda de la Hand Talk App. 

¿Qué hacer con estos datos?  

Para desmitificar la idea de que la sordera se asocia exclusivamente con el lenguaje de señas, es esencial que consideremos una amplia gama de estos datos y los utilicemos en la formulación de políticas que garanticen la accesibilidad equitativa para todos los grupos de personas con pérdida auditiva.   

Ahora ya sabes que el papel de un intérprete de lenguaje de señas es importante, pero no es suficiente. Es fundamental invertir en características que mejoren la calidad acústica, como el Aro Magnético, el micrófono remoto y el Sistema FM. Del mismo modo, los subtítulos grabados o en vivo, en plataformas digitales, programas de televisión o en el cine también, son esenciales para satisfacer la mayoría de las necesidades de las personas con discapacidad auditiva. 

Como ciudadanos activos, necesitamos exigir nuestros derechos de accesibilidad a todos los aspectos de la vida, desde el mercado de trabajo hasta el servicio de salud. Solo así podremos garantizar que las personas con pérdida de audición tengan pleno acceso a la comunicación y a las oportunidades.  

  


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA