Las smartcities españolas y el Plan Nacional de ciudades inteligentes

Santander, Logroño, Ponferrada o Alcalá de Henares son algunas de las urbes que forman parte de la lista de Smart Cities españolas. Todas ellas conectadas, inteligentes, sostenibles, accesibles y responsables. Pero es necesario seguir impulsando la transformación digital en todos los territorios con iniciativas como el Plan Nacional de ciudades inteligentes.

Las Smart Cities españolas y el Plan nacional de Ciudades Inteligentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España
Tiempo de lectura: 4 min

Promover la conectividad de las ciudades y de las regiones dentro del territorio español se ha convertido en un proyecto de gran importancia para administraciones y empresas. El objetivo es garantizar el bienestar de las personas, en especial de aquellas que viven en núcleos urbanos de cierta densidad poblacional, sin comprometer los recursos naturales. Y para ello, el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC, debe formar parte de esta transición. 

Así, con el objetivo de promover el desarrollo de ciudades inteligentes en España  e  “intercambiar experiencias y trabajar conjuntamente para desarrollar un modelo de gestión sostenible y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, incidiendo en aspectos como el ahorro energético, la movilidad sostenible, la Administración electrónica, la atención a las personas o la seguridad”, surgió en 2011 la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI). Se trata de una red abierta en la que participan más de 140 municipios y pretende propiciar el progreso económico, social y empresarial de las ciudades a través de la innovación y el conocimiento. 

El intercambio de todo ese conocimiento que dan las experiencias previas sobre proyectos de ciudades inteligentes y sostenibles en diferentes áreas como movilidad, energía, medio ambiente, turismo, seguridad, participación ciudadana, entre otras, y la colaboración entre localidades consideradas Smart Cities, ayuda a aprovechar las sinergias entre ellas. 

Además, esta iniciativa liderada por la por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) también reúne bajo su paraguas programas de financiamiento colaborativo y proyectos de colaboración público-privada así como acceso a recursos y financiamiento para el desarrollo.  

España, referente en ciudades conectadas 

Tal y como señalan desde Red.es, que depende del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, España ha sido un país que ha apostado desde hace años por la creación de diversos instrumentos que impulsen las Smart Cities, algo que además ha contado con el apoyo de los distintos niveles de la administración pública, y con el fomento de la colaboración público-privada. 

Aunque las ciudades más inteligentes del planeta son Londres, Nueva York, París y Tokio, España mantiene un buen número de capitales dentro de la octava edición del Índice IESE Cities in Motion, ICIM, que analiza el nivel de desarrollo de 183 ciudades pertenecientes a 92 países sobre nueve ámbitos: capital humano, cohesión social, economía, gobernanza, medio ambiente, movilidad y transporte, planificación urbana, proyección internacional y tecnología.  

Entre las ciudades que han conseguido entrar en este ranking se encuentran Madrid, Barcelona y Valencia, junto a Málaga, Sevilla, Palma de Mallorca, La Coruña, Zaragoza, Bilbao y Murcia.   

Un Plan para las Smart Cities españolas 

España cuenta con un programa elaborado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital que pretende promover el desarrollo de la industria tecnológica de las Ciudades Inteligentes y ayudar a las entidades locales en los procesos de transformación hacia Ciudades y Destinos Inteligentes.  

Se trata del Plan Nacional de Ciudades Inteligentes con el que el Ministerio ha creado el marco necesario para implementar una política industrial que busca el crecimiento del sector tecnológico y su internacionalización, apoyándose en el nutrido tejido asociativo industrial y municipal que existe en el país.  

El Plan pivota en cuatro ejes que trabajan por un lado en el fomento de la demanda facilitando a los municipios el proceso de transformación en Ciudades Inteligentes con ayudas al desarrollo y especialización de las mismas; y por otro en la creación de proyectos que demuestren la eficiencia de las TIC en aspectos como la reducción de costes o la promoción de una compra pública innovadora. Junto a estos, también se quiere contribuir a que las Smart Cities españolas ofrezcan a sus ciudadanos nuevas soluciones tecnológicas que mejoran sus vidas, y que además sus habitantes participen de todo ello.  

Qué beneficios aporta la conectividad a las ciudades 

Abordar los retos demográficos, reducir la pobreza y la brecha digital y luchar contra el cambio climático son aspectos que preocupan a los ciudadanos y sobre los que se puede trabajar con herramientas digitales que ayudan a diseñar programas para reducir las emisiones de CO2 para cuidar de la salud de sus habitantes y preservar los ecosistemas, o construir una red de empresas inteligentes y vanguardistas.  

Para ello, es necesario contar con un potente despliegue de infraestructuras como la red 5G, que supera en España el 80% de su territorio, que haga posible el uso de las TICs  favoreciendo una adopción de la digitalización cada vez mayor, algo que en los espacios urbanos está ya muy extendida. Y es que los beneficios son muchos.  

Entre los más destacables se encuentran una gestión urbana más eficiente, algo que supone una mejora en aspectos como la movilidad sostenible e intermodal, así como una gestión transparente de los servicios públicos más eficientes, el uso de los recursos naturales optimizado de tal forma que no se comprometan la riqueza de la biodiversidad y se protejan además los espacios naturales o la participación ciudadana.  

Todo ello contribuye, por un lado, a tener ciudades más seguras y por otro a una gestión económica eficaz, transparente y al crecimiento de espacios innovadores y nuevas oportunidades de negocio.   

Gracias al aumento de las aplicaciones del Internet de las Cosas que recogen los datos que generan los dispositivos conectados es posible analizar esta información con herramientas Big Data y facilitar a los responsables la toma decisiones eficaces y en tiempo real.  


    Medios de comunicación

    Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.