La responsabilidad corporativa está cada vez más unida a las relaciones con inversores

En el post la responsabilidad corporativa como negocio ya explicamos que, cada vez más, los mercados tienen en cuenta en valor de la responsabilidad social corporativa a la hora de decidir...

24/07/2013

Redacción

Redacción

En el post la responsabilidad corporativa como negocio ya explicamos que, cada vez más, los mercados tienen en cuenta en valor de la responsabilidad social corporativa a la hora de decidir una inversión.  Los inversores otorgan más valor a los activos intangibles de las compañías. Ya no quieren conocer únicamente los resultados financieros, sino también los riesgos no-financieros (reputación, socio laboral, medio ambiente…).

 

Esta nueva situación está provocando un nuevo cambio dentro de la estructura interna de algunas compañías. Muchas empresas están decidiendo fusionar sus departamentos de responsabilidad corporativa y relaciones con inversores como, por ejemplo, Sacyr en 2010 o ACS en 2004. La razón es clara: dar mayor protagonismo a estas actividades. Los grupos de interés cada vez demandan más información y la introducción del reporte integrado, ponen de manifiesto una situación propicia para este tipo de movimientos estratégicos.

Otra de las principales razones están siendo los índices responsables o sostenibles, dónde la RSC aparece como un claro factor influyente en los inversores. Algunos ejemplos son el Dow Jones Sustainability Index o el FTSE4Good Index Series.

El DJSI se trata de una familia de índices bursátiles cuyos miembros deben acreditar prácticas avanzadas en los distintos aspectos que constituyen la responsabilidad corporativa, como el gobierno corporativo, la gestión de riesgos, códigos éticos, la estrategia frente al cambio climático o la atracción y retención del talento.

Por su parte el FTSE4Good mide el desempeño de las empresas en responsabilidad corporativa buscando facilitar las inversiones. Se centra principalmente el medio ambiente, social, relación con stakeholders, derechos humanos, anti-corrupción y buenas prácticas.

Otra de las nuevas tendencias que ponen de manifiesto el auge de la RSC es la posición, cada vez más importante, que está teniendo en los road shows con inversores internacionales. En ellos, la compañía habla con los gestores de fondos sobre las estrategias que se llevan a cabo en responsabilidad corporativa y sostenibilidad, captando mayor interés por parte de los analistas e inversores. Ya no solo importa la gestión financiera de las compañías, sino como se realiza esa gestión de una manera transparente y responsable.

Sin duda, la responsabilidad social está ganando terreno en el ámbito financiero. Ya no solamente importan los resultados, ahora importan también los intangibles. ¿Una tendencia creciente en estos tiempos que corren? ¡Sin duda!

Artículo escrito tomando como fuente Expansión: http://bit.ly/12IC5Ej

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.