La rentabilidad del Fondo Noruego de Pensiones

Hace unos días supimos que el Fondo Noruego de Pensiones invierte 18.200 millones en la bolsa española (en su cartera destacan empresas como Telefónica, Banco Santander, BBVA, Iberdrola,...

29/03/2011

Redacción

Redacción

Hace unos días supimos que el Fondo Noruego de Pensiones invierte 18.200 millones en la bolsa española (en su cartera destacan empresas como Telefónica, Banco Santander, BBVA, Iberdrola, Repsol y Ferrovial). Excelente noticia en los tiempos que corren, ¿no os parece? De ahí la importancia de conocer mejor este Fondo. ¿Cuál es su historia? ¿Qué tiene de particular? ¿Es rentable?La riqueza de Noruega depende en gran medida del petróleo del Mar del Norte. Un 25% de su PIB es generado por dichas actividades. El petróleo supone el 51% de sus exportaciones. A través del SPU -o Fondo petrolero como se conoce popularmente en el país escandinavo popularmente en el país escandinavo- el Ministerio de Finanzas noruego pretende ahorrar parte de la rentabilidad que los noruegos están obteniendo en la actualidad gracias al oro negro. El objetivo es que las futuras generaciones también obtengan beneficios de esta explotación de unos recursos no renovables. La característica de este fondo, gestionado por Norges Bank Investment Management (NBIM), es que cuenta con criterios socialmente responsables para decidir sobre sus inversiones.

 

Fig.1 Tamaño esperado del fondo en 2020

 

 

Numerosos estudios corroboran la relación positiva entre Inversiones Socialmente Responsables (ISR) y rentabilidad. El Government Pension Fund Global o Fondo Estatal de Pensiones de Noruega (Statens pensjonsfond utland, SPU, por sus iniciales en noruego) es un perfecto ejemplo de caso de éxito de Inversiones Socialmente Responsables. El Fondo Noruego de Pensiones ganó un 9,6% en 2010 (33.300 millones de euros), el quinto mejor año de la historia del fondo, contribuyendo las acciones con un 13,3% de rentabilidad y los bonos con un 4,1% lo que confirma la tesis de la existencia de un “alfa ético”: las ISR no son un coste si no todo lo contrario. Además las inversiones del fondo están muy diversificadas. Invierte en 8.496 empresas de 58 países, en promedio el 1% en cada una de ellas y en ningún caso más del 10%.

 

Fig.2. Rentabilidades históricas

 

 

El ejemplo de Noruega es especialmente importante debido al volumen de patrimonio que gestiona. Es el segundo fondo más grande del mundo solo superado por el de Qatar. El SPU es accionista del 1% de los mercados bursátiles globales con unos activos bajo gestión de 3 057 billones de coronas. En España, el fondo tiene invertido 18.200 millones de euros: 5.500 millones en acciones de 81 compañías españolas (entre éstas: 1.268 en Telefónica lo que le otorga un 1,66% de capacidad de voto) y 12.600 en bonos emitidos por empresas y organismos públicos españoles.

 

Fig.3 Capitalización total del fondo a finales de 2010. En Billions of NOK

Fig.4 Cambios en el valor de Mercado del fondo. Billions of NOK

 

 

Pese a toda esta gran capacidad de influir en las compañías de muchos países, la independencia con respecto a la política exterior de Noruega es total. Prueba de ello es la importancia que el fondo asigna a la transparencia en las estrategias de inversión. El SPU obtiene una alta puntuación en la clasificación del reputado think tank Peterson Institute for International Economics sobre responsabilidad y transparencia de los fondos estatales. Además su visión de largo plazo confiere estabilidad a su cartera de inversiones y supone una gran tranquilidad a los directivos de aquellas compañías en las que está presente en su capital que son consciente que el fondo no va a desinvertir en ellas por circunstancias de volatilidad de mercado. Así permite plantear estrategias sostenibles de crecimiento y no regirse por la caótica especulación del corto plazo.

 

Juan Royo es profesor en la facultad de Económicas de la Universidad de Zaragoza.

 

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.