La ingeniería también es para mujeres

El foro ICAI Mujer reunió a ingenieros e ingenieras de diversos sectores para debatir sobre el papel de la mujer en este ámbito. ¡Descúbrelo!

22/11/2018

  Irati Rubio Martín – Redactora en Negocio Responsable

 

“Mi nombre es Carmen Leante y soy la primera mujer ingeniera del ICAI, de la promoción de 1976. Y soy la primera porque estaba prohibida la entrada de mujeres en la escuela”. Así comenzaba el foro ICAI Mujer, celebrado en la sede del Instituto de Ingenieros de España, donde ingenieros e ingenieras de diversos sectores se reunieron para debatir sobre el papel de la mujer en este ámbito.

 

Carmen ha dedicado su vida profesional al sector de la construcción, en puestos de máxima responsabilidad: “Después de muchas reuniones con el decano, conseguí entrar. Pero ahí no acabó todo. Les pareció más adecuado que hiciera los talleres con la bata de las mujeres de la limpieza, en lugar de llevar el mono que usaban todos. Y tampoco me permitieron hacer gimnasia por aquello de la promiscuidad”, explicó. No obstante, Leante aclaró que ser mujer y madre no le ha costado el puesto en ningún caso, “pero lo he pagado en promoción profesional y sueldo”.

 

“Ser mujer y madre no me ha costado el puesto, pero lo he pagado en promoción profesional y sueldo” – Carmen Leante, miembro de ICAI Mujer

 

La historia de Carmen es una de muchas que cuesta creer que hayan sucedido. Y aunque el papel de la mujer en el mundo laboral ha ido evolucionando con el paso de los años, algunas cifras no mejoran. “De cada ocho ingenieros que se gradúan en España, solo dos son ingenieras”, apuntó Gema Esteban, ingeniera informática de formación y actualmente directora de Inversores ESG de Telefónica. “Aquí la administración tiene un gran reto, debería implantar más planes incentivos para que las carreras de ingeniería sean más atractivas para las mujeres”, dijo la directora.

 

¿Por qué las chicas no quieren ser ingenierías?

Según Gema Esteban, “parece ser que las mujeres nos inclinamos más por carreras que tienen un lado más social, pero la ingeniería tiene una cara totalmente relacionada con eso”. Puso como ejemplo el proyecto Big Data for Social Good de Telefónica, que utiliza técnicas de Big Data para prevenir pandemias o desastres naturales.

La misma opinión compartía Ramón Gómez de Olea, director general de España de Russell Reynolds, empresa de recursos humanos: “Tenemos que hacer ver a las chicas que los ingenieros no solamente hacemos planos. Es un mundo en el que se puede trabajar de muchas maneras.”

Para fomentar el interés de las mujeres en las carreras tecnológicas, se plantearon algunas alternativas. Por ejemplo, la ingeniera Begoña Rojo, consultora de ISDEFE, propuso desarrollar iniciativas para que “ingenieros vayan a dar charlas a los colegios o traer alumnos a las empresas”. La directora de Telefónica añadió que “tener más role models o referentes femeninos del sector” también ayudaría a incrementar el interés.

 

Gema Esteban, de Telefónica: “De cada ocho ingenieros que se gradúan en España, solo dos son ingenieras”

 

Estereotipos y conciliación: frenos del talento femenino

El ingeniero Francesc González, director general de AQPE, agencia para la calificación profesional de los ingenieros, explicó que “cuando hablamos de género, entramos en unos matices culturales, clichés, que han llevado a pensar de determinada manera en ciertas cosas, como cuando vas a comprar un juguete y te preguntan: ¿para niño o para niña?”. En su discurso también comentó que “la buena noticia es que hay una tendencia a trabajar los temas de igualdad”.

Por otro lado, Gómez de Olea afirmó que “el fomento de la diversidad es rentable. No es un tema de dinero, sino de mentalidad”. Sobre este cambio de mindset habló también Gema Esteban: “Hay una tendencia clara de la sociedad hacia la flexibilidad laboral. Los jóvenes nos piden salir pronto y tener flexibilidad para trabajar cuando puedan o cuando quieran”.

 

“El fomento de la diversidad es rentable. No es un tema de dinero, sino de mentalidad” – Ramón Gómez, de Russell Reynolds

 

¿Pero es posible la conciliación y la flexibilidad de horarios? Según Begoña Rojo, “la flexibilidad de horarios es un arma de doble filo porque ha llegado a un punto en el que la vida personal y profesional se diluye mucho”. Asimismo, la consultora de ISDEFE señaló que la conciliación no está pensada solo para las madres o para los casados. “Los solteros o las personas que no tiene hijos, también necesitan conciliar”.

 

 

Foro ICAI Mujer

El foro ICAI Mujer nace con la intención de ser un observatorio de la situación profesional de la mujer dentro de un colectivo fundamentalmente masculino. Su misión es evaluar y fomentar el papel de la mujer en la ingeniería, desde la etapa educativa y universitaria hasta la etapa profesional. La visión del Grupo ICAI Mujer es conseguir la igualdad de oportunidades y de trato en los ámbitos educativos, universitarios y profesionales de la ingeniería.

 

 

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.