La aplicación social del Big Data

Cada día nuestra sociedad genera un mayor número de información. Al hablar de big data, hablamos de todas aquellas tecnologías que se dedican a organizar esto datos y sacarles el...

16/09/2014

Laura Cabo Díez

Laura Cabo Díez 

Community Manager and Editor, Telefónica S. A. 

 

Cada día nuestra sociedad genera un mayor número de información. Al hablar de big data, hablamos de todas aquellas tecnologías que se dedican a organizar esto datos y sacarles el máximo partido económico. Algunas de estas herramientas buscan también resultados para mejorar la toma de decisiones y productividad. Por todo esto, a priori, podemos pensar que el procesamiento de toda esta información se traduce únicamente en negocio, pero nada más lejos de la realidad.

 

Nuria Oliver, directora científica de Telefónica I+D, da una nueva perspectiva sobre la aplicación y estudio del big data en el artículo “Una mina de datos y buenas acciones” publicado por Actualidad Económica. Partiendo de la base de que “vivimos en un mar de datos” que día a día se hace más grande, expone el nacimiento de nuevas aplicaciones de los mismos cuyo principal fin es el de ayudar a la sociedad.

 

El trabajo de Oliver se centra, desde hace 5 años, en el desarrollo de herramientas basadas en el big data que tengan un impacto positivo en la sociedad. Se trata de un grupo pionero que pretende demostrar que analizando los datos del comportamiento humano, se puede mejorar el mundo. Reflejo de su éxito, son los contactos que mantiene este grupo de trabajo con el proyecto Global Pulse, iniciativa de Naciones Unidas para aplicar el big data a fines humanitarios, o distintos gobiernos.

 

En el artículo queda patente la importancia de  que pese a que en la actualidad aún no se procesa la información obtenida del big data en tiempo real, procesar estos datos nos ayudaría a conocer y entender el comportamiento humano. Oliver afirma que “cuando no se utilizan, los datos son solo basura digital”. Es destacable señalar que el grupo de investigación trabaja siempre con datos agregados y anónimos, proceso que evita poner en entredicho la privacidad.

 

El estallido de la gripe A en México en el año 2009, es uno de los proyectos más llamativos en los que Nuria Oliver y su equipo han llevado a la práctica esta aplicación del big data con fines sociales. El equipo de investigación utilizó los registros de llamadas de teléfonos móviles para calcular la cantidad de personas que visitaban lugares concurridos, y así crear un mapa de movimientos humanos en casos de crisis pandémicas.

 

El grupo de investigación también ha participado junto al Proyecto Mundial de Alimentos, el gobierno de México y Naciones Unidas en la investigación de las inundaciones que cada año de producen en las zonas rurales del estado de Tabasco, lo que permitirá conocer el impacto de las migraciones en estos casos de catástrofe.

 

Nuria Oliver señala que la aplicación del big data con fines humanitarios es muy importante. Su grupo de trabajo también se encuentra en otros proyectos de este calibre, como el análisis de efectos que ha tenido en la población el terremoto de Oaxaca en 2012.

 

Los datos ya no son solamente sinónimo de negocio. Las tecnologías del big data pueden tener un efecto positivo en las comunidades, mejorar la ayuda humanitaria y ayudar a los gobiernos a mejorar la toma de decisiones que afectan a millones de personas.

 

 

 

Otros post de interés:

 

– El Impacto del Big Data: http://bit.ly/1m5qGha

 

– Entrevista a Nuria Oliver (Parte1): http://bit.ly/1nX5RA0

 

– Entrevista a Nuria Oliver (Parte2): http://bit.ly/1m5qMFF

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.