Introducción a la astrofotografía: cómo fotografiar el cielo nocturno

¿Alguna vez os habéis preguntado cómo fotografiar el cielo nocturno? Al igual que ocurre con cualquier experiencia que nos produce satisfacción, curiosidad o simplemente interés queremos guardarla y compartirla con otros. Es algo natural más aún hoy en día que todos llevamos una cámara en el bolsillo que además hasta hace llamadas y se conecta a Internet. Para mí siempre ha sido una pasión y me gustaría compartir algunos consejos para iniciaros es este apasionante mundo de la astrofotografía.

Descubre cómo iniciarte en el mundo de la astrofotografía: cómo fotografiar el cielo nocturno.
Antonio Moreno

Antonio Moreno

Tiempo de lectura: 4 min

Empecemos por el principio, estas tres cámaras cubren 100 años de evolución tecnológica en la fotografía. Pero el funcionamiento es el mismo en todas, una lente que forma una imagen sobre un elemento sensible (ya fuera una película u hoy en día un chip sensible a la luz)

¿Y cómo controlar la cantidad de luz que incide sobre nuestro elemento sensible? Pues tampoco ha cambiado en esos 100 años:

  • Exposición (el tiempo que la luz incide sobre el elemento sensible)
  • Diafragma (la apertura de la lente, F)
  • Sensibilidad de la película o el chip (ISO)

La astrofotografía

En astrofotografía, al igual que en fotografía diurna, jugamos con estos parámetros, pero forzándolos en muchas ocasiones. Veamos unos ejemplos sobre un campo estelar con nebulosas de laboratorio, un cuadro con leds de los que los niños utilizan para iluminar levemente la habitación. En este caso, he reducido la luminosidad de los leds con el avanzado método de poner pilas usadas. Toda tecnología punta, pero nos valdrá.

La foto anterior está hecha en modo automático de día, pero hagámosla de noche y empecemos a jugar. Primera conclusión, olvidad el modo automático, el autofocus, y disparad siempre en modo Manual RAW +JPG. Da igual si no sabéis lo que es RAW, usadlo y me lo agradeceréis.

Si no tenéis una cámara DSLR pero sí un móvil que tenga modo manual (modo “pro”) también podéis juguetear con él, no es lo mismo pero una cámara es una cámara.

Pero volvamos a nuestro cielo estrellado de laboratorio y comencemos las pruebas. Misma sensibilidad (ISO 400) y 4 exposiciones 1/30”, 5”, 15” y 30”.

¿Conclusión? En astrofotografía, excepto en la Luna y los planetas, las exposiciones serán muy largas.

Y si además, subimos la sensibilidad al máximo, ISO 25600, de nuevo con las mismas exposiciones 1/30”, 5”, 15” y 30”, vemos las estrellas, las “nebulosas” y un invitado muy molesto: El ruido. Luego hablaremos de él.

La luz

¿Y la apertura de la lente? Pues en astrofotografía lo que queremos es luz, así que la lente siempre abierta al máximo (puede cerrarse un poco en lentes de baja calidad). En todo caso en los telescopios, por ejemplo, no es un parámetro que se pueda variar habitualmente.

Fácil, ¿no? Pues no. Hay 4 grandes enemigos con los que luchar:

  1. La Tierra se mueve.
  2. A veces nuestros objetivos serán diminutos y poco luminosos.
  3. Las farolas (la contaminación lumínica).
  4. Ruido, esos odiosos puntitos que además vienen en distintos sabores.

vayamos uno a uno:

La Tierra se mueve y hará que nuestras estrellas salgan como líneas de luz en vez de como puntos en exposiciones prolongadas. Detener el planeta se antoja complicado, pero podemos compensarlo, y aquí depende de la foto que queramos obtener.

Podemos no hacer nada y utilizar un trípode fijo con una lente de gran angular y una exposición reducida (<30”). Así está hecha la foto de la izq. (aurora) por ejemplo. O podemos no compensarlo adrede y obtener el efecto startrail de la segunda en exposiciones extralargas (horas).

 

Podemos compensarlo de forma aproximada. Para ello hay monturas baratas en el mercado que permiten exposiciones de hasta varios minutos donde las estrellas aparecen como puntos. Muy útil para fotos de constelaciones o de la Vía Láctea.

Pero ojo que si queremos incluir un paisaje para un efecto más dramático el paisaje aparecerá movido… aquí entramos en temas éticos, es muy fácil hacer fotos distintas de cada cosa y luego unirlas con Photoshop. Mientras avisemos todo ok, pero no podemos decir que hemos hecho una «superfoto» cuando en realidad es un «corta-pega» de varias.

Última opción, compensar la rotación de la Tierra a la perfección. Es necesaria una montura NO barata y un sistema de autoguía en muchas ocasiones. Se sale del alcance de este post pero es lo que hace falta si lo que buscáis son fotos de este estilo:

Las farolas. Como especie nos hemos cargado el cielo nocturno y la contaminación lumínica no va a ir a mejor. Excepto para planetas y Luna toca buscar cielos rurales donde disfrutar de noches oscuras (¡y sin Luna claro!). Tenéis que verlo como una magnífica excusa para viajar.

Siguiente problema, objetos diminutos y poco luminosos. Excepto si hablamos de grandes angulares para panorámicas nos toca recurrir a teleobjetivos y telescopios. Pero quizá no es lo mejor para empezar…se pueden hacer grandes astrofotos sin telescopios.

Último problema: el ruido. Viene en distintas modalidades:

  • Ruido que aparece en exposiciones largas e ISO elevadas.
  • Ruido inherente al propio chip que depende mucho de la temperatura.
  • Ruido aleatorio por las turbulencias de la atmosfera.
  • Ruido… demasiado ruido.

¿Qué hacemos con el ruido entonces? Se debe buscar la combinación óptima de ISO y exposición. Prueba y error. Y si seguimos sin captar luz suficiente o hay demasiado ruido, pues toca “sumar y promediar” fotos. Es el concepto que hay detrás del stacking o apilado de imágenes ¿Recordáis nuestro cielo de laboratorio?

Una exposición óptima podría ser ISO3200 45″, pero es oscura y ruidos, hagamos 50 fotos iguales y que un programa de ordenador las sume y apile, es el secreto detrás de imágenes cómo la de la portada que acumulan hasta horas de exposición y que da para otro post.

En todo caso, no os quedéis con que la astrofotografía es algo complicado, todo lo es cuando se quieren los mejores resultados.
Coged vuestra cámara, un buen trípode, iros a un cielo realmente oscuro, ¡y usad ese modo manual!


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.