¿Hacia dónde se mueve la RSC?

El pasado viernes distintos expertos y profesionales de la Responsabilidad Social Corporativa se reunieron en la sede del diario La Razón para debatir sobre “Las nuevas...

05/02/2014

Redacción

Redacción

La Razón

 

El pasado viernes distintos expertos y profesionales de la Responsabilidad Social Corporativa se reunieron en la sede del diario La Razón para debatir sobre “Las nuevas tendencias en RSC”. El encuentro estuvo moderado por Juan Delgado, el redactor jefe del periódico, y en él los participantes expusieron sus ideas en torno al presente y futuro de las políticas de este sector.

 

Para muchos investigadores y expertos en este ámbito, la crisis ha impulsado el desarrollo de las políticas que llevan las empresas en este sentido, “la crisis ha ofrecido valor a la gestión no financiera de la compañía”, aseguraba Manuel Costa, gerente de RSC de Ferrovial.

 

¿Es la RSC el departamento en el que se limpia la mala imagen de la empresa? A menudo se relacionan las políticas de RSC con el buenismo de determinadas acciones impulsadas por las entidades, pero hay que huir de esta concepción y convencer de por qué trabajar esta línea es eficaz para todos, como asegura David Menéndez, director de RSC de Bankia. En el mismo hilo Mónica Valero, directora de Comunicación de Eón puntualiza: “La crisis ha hecho que nos focalicemos más en la actuación en áreas locales, pero no hay que confundir la beneficiencia con la realidad social”.

 

En esta reunión, también se intentó ubicar la RSC dentro de la jerarquía empresarial. Marco Robles, profesor de Ética Empresarial y Gestión de la Imagen Publicitaria en Esic lo tenía claro, “la responsabilidad social corporativa hay que colocarla pegadita a la dirección y sacarla del departamento de marketing y comunicación”. Hay que intentar que el empresario entienda que esto genera calidad y valor añadido, de esta forma “hacemos marca corporativa sin querer”, añade. Además, la RSC debe estar integrada y ser transversal en la compañía para que forme parte de la forma de sentir de cada empleado como demandaba. Un punto en el que cada uno de los asistentes coincidía como la receta para conseguir embajadores de la gestión sostenible de la empresa.

 

La representante de Telefónica en este acto y directora de Reputación y Sostenibilidad Corporativa, Silvia Guzmán, insistía en la necesidad de gestionar el gobierno corporativo generando una línea de orgullo y pertenencia a la compañía. Además, ponía de manifiesto la necesidad de informar a través de los reportes porque, insistía, existe una demanda real de esta información por parte de los mercados financieros: “los analistas de inversión contemplan cada día más las políticas de RSC”.

 

El valor de la RSC en los ciudadanos

 

Aunque la población no lo exige de forma directa, la sociedad solicita servicios eficientes y demandan a las empresas confianza y credibilidad. Silvia Guzmán afirma que “la sociedad te pide un valor añadido, y ese valor añadido puede ser muy rentable y beneficioso tanto para el cliente como para la compañía”. Y continuaba, “a lo mejor hay que cambiar el modelo de negocio tradicional, se ha pasado de la acción social a fomentar el emprendimiento. En Telefónica lo hacemos a través de Wayra”.

 

Los asistentes que repasaron cada una de las líneas en las que actualmente operan los departamentos de RSC, animaban a las Administraciones Públicas a iniciarse en esta tarea, ofreciéndose como sus consejeros y prescriptores. Uniendo la labor del sector público y de la iniciativa privada caminaremos hacia una sociedad más responsable y comprometida con su entorno.

 

 

 

 

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.