Ellas. Más solas que nunca.

Más de la mitad de los niños que viven con madres solas son pobres (54%), según datos del nuevo informe “Más solas que nunca” que Save the Children presentó la pasada...

08/07/2015

Paula Valle

Paula Valle – Project Manager de Dialogando 

 

Más de la mitad de los niños que viven con madres solas son pobres (54%), según datos del nuevo informe “Más solas que nunca” que Save the Children presentó la pasada semana.

 

En España hay 1.500.000 hogares encabezados por mujeres que soportan la tasa más elevada de pobreza infantil, una realidad en la que factores como el empleo, la vivienda, la salud y las redes de apoyo tienen mucho que ver con el problema, pero también con las posibles soluciones que permitan combatir la situación de pobreza en estas familias.

 

Madres solas con hijos, más vulnerables en todo

 

El riesgo de pobreza o exclusión social infantil afecta a más de 1 de cada 3 menores en España (35,8%) y no ha dejado de crecer desde 2007. Esta situación vulnera gravemente los derechos de los niños que viven en hogares monoparentales como consecuencia de la exclusión económica y social que están sufriendo sus familias.

 

En este sentido, las situaciones de precariedad e inestabilidad laboral predominan entre los hogares monomarentales: cuando la madre está en paro, la pobreza infantil afecta a 3 de cada 4 menores, sin embargo, sorprende saber que aunque esa madre trabaje, más de la mitad de los niños sigue estando en situación de pobreza. Son trabajadoras empobrecidas.

 

Es por eso que, según palabras de Andrés Conde, director general de Save the Children España, “Hay que visibilizar la situación que viven estas mujeres ya que prácticamente no tienen un reconocimiento específico por parte de las instituciones públicas. La vulnerabilidad social de las familias monomarentales se materializa en términos de privaciones materiales, de carencias en alimentación, vestido y calefacción. También en problemas de salud y en la precariedad o ausencia de empleo. Todas estas situaciones contribuyen al proceso de exclusión social, que directamente impacta en la infancia incrementando las tasas de riesgo de pobreza y exclusión infantil”.

 

“Más solas que nunca”. Algunos datos.

 

  • En España hay 1.754.000 hogares monoparentales. 8 de cada 10 está encabezado por una mujer. Entre los hogares monomarentales cuatro de cada diez considera que su nivel de vida ha empeorado en el último año.
  • 4 de cada 10 mujeres solas no disponen de dinero suficiente para pagar gastos relacionados con la casa.
  • 3 de cada 10 mujeres de familias monomarentales han dejado de comprar medicinas o seguir tratamientos por problemas económicos.
  • 7 de cada 10 han tenido que reducir gastos en alimentación de su día a día.
  • La pobreza infantil cuando la madre está en paro afecta a 3 de cada 4 niños: muchas de las madres solas que trabajan lo hacen en condiciones de precariedad o inestabilidad.
  • 4 de cada 10 familias monomarentales no pueden mantener la casa a una temperatura adecuada.

Las nuevas heroínas innovadoras del siglo XXI

 

Según Pepa Horno, consultora de este estudio, “la maternidad es una cuestión de amor y logística”, y es precisamente en las familias monomarentales en las que la logística puede sufrir más complicaciones cuando no se cuenta con una red de apoyo o ésta es muy escasa. Es por ello, que podemos decir que estas madres son las nuevas heroínas innovadoras del siglo XII: renuncia y dedicación plena a su familia son sus pilares para afrontar cualquier reto que se les ponga por delante.

 

Sin embargo, Save the Children reclama al Gobierno central y a las distintas administraciones públicas una serie de medidas y apoyo formal que ayuden a estas familias en el cuidado y atención de sus hijos:

 

 

  • Ampliación de la deducción por maternidad para madres solas en riesgo de exclusión social con hijos menores de 3 años, independientemente de que la madre trabaje o no.
  • Protección de los menores frente a desahucios y desalojos por ley y consideración de estas familias como colectivos beneficiarios de ayudas de alquiler y como miembros prioritarios de acceso a viviendas protegidas.
  • Dotación de una prestación por maternidad no contributiva a aquellas madres en activo sin recursos que no hayan trabajado nunca y ampliación del permiso de maternidad para este colectivo.
  • Creación de la categoría de familia monoparental como grupo especial para acceder a becas, transporte público, asignación de plaza escolar, etc.

 

Quien tiene un buen porqué encuentra al final el cómo. Y todas estas madres tienen muy buenos porqués para seguir adelante, pero no debemos olvidarnos de ellas ni alejarnos de esta realidad que necesita el apoyo de una sociedad determinada a luchar para acabar con la pobreza y la exclusión infantil.

 

 

 

Descarga aquí el informe de Save the Children “Más solas que nunca”.

 

Imagen de Aitor Lara/Save the Children

 

 

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.