El trabajo de los drones en situaciones de emergencia

Gracias a su maniobrabilidad y a la rapidez de actuación que ofrecen, estas naves a control remoto son perfectas para salvar vidas en accidentes y otros desastres naturales.

📸 Matic Holobar I Pexels

15/12/2021

Se han hecho imprescindibles en situaciones críticas. Además, la conectividad intensifica su versatilidad y capacidad de alcanzar las zonas más recónditas como ayuda eficaz en la resolución de problemas. Los drones forman parte destacada en los equipos de emergencias y trabajos de rescate. 

La erupción del volcán de La Palma, ha puesto al archipiélago canario en la primera página de todas las noticias. No solo por la espectacularidad de las imágenes que deja este fenómeno de la naturaleza, ni tampoco por los daños materiales y las pérdidas que va a provocar, también por el excelente trabajo que la comunidad científica ha realizado en cuanto a predicción de este acontecimiento.

Un trabajo que ha ayudado a diseñar los planes de evacuación y emergencia de manera efectiva y segura, tras detectar y estudiar el enjambre sísmico que se inició el día 11 de septiembre y que días después desembocó en la erupción de la zona de Cumbre Vieja.

Una vez desatada toda fuerza de la naturaleza, los responsables de la seguridad de la zona han realizado un seguimiento a través de varios drones equipados con cámaras infrarrojas en el Cumbre Vieja.

Los drones, también llamados RPAS, (Remotely Piloted Aircraft System) en el ámbito civil, son capaces de llegar a lugares de difícil acceso y obtener datos en tiempo real que ayudan a para evaluar los peligros en función de la situación en cada momento y según las necesidades puntuales. 

Lucha contra el fuego

Una de las labores más destacada de los drones, en el campo de las emergencias, es la de dar apoyo a los equipos de rescate, como así ha ocurrido durante 2021.

Este año ha estado especialmente marcado por los incendios vividos durante el verano en España, y que son cada vez más virulentos, incontrolables y casi imposibles de apagar. En otros países como Chile o Portugal ya se están enfrentando a los llamados incendios de sexta generación desde hace años, un fenómeno que por desgracia también ha llegado a España. 

Para intentar reducir los desastres del fuego, se utilizan aquellas aeronaves no tripuladas que tienen visión térmica y realizar vuelos nocturnos. Estos equipamientos permiten desarrollar trabajos de prevención e incluso de dar aviso ante el inicio de un fuego, gracias a su capacidad de detección temprana de este tipo de catástrofes.

Salvando personas

Gracias a su maniobrabilidad y a la rapidez de actuación que ofrecen, estas naves a control remoto son perfectas para salvar vidas en accidentes y otros desastres naturales.

Pueden llegar sin problemas a lugares remotos o de difícil acceso, ofreciendo información exacta de donde se ha producido dicho incidente, o donde están las posibles víctimas a través de los sistemas GPS y geolocalización que llevan. 

Equipados con cámaras de alta resolución, ofrecen información a los servicios de emergencias sobre el estado de los heridos o el estado del terreno en el que se encuentran.

También son utilizados en el rescate de personas desaparecidas, bien porque se hayan perdido debido a la desorientación, por ejemplo, o bien porque hayan sufrido un terremoto, una avalancha, una riada o un naufragio, entre otros. 

Otra forma de salvar vidas con estos dispositivos conectados, es la posibilidad de enviar medicamentos o alimentos a zonas afectadas. Este tipo de acciones se han puesto en marcha en algunas zonas rurales de Estados Unidos, o en Indonesia para ayudar a enfermos de coronavirus.

Labores de vigilancia y seguridad

Cada vez es más habitual la incorporación de estas aeronaves no tripuladas en los cuerpos de seguridad que complementan las funciones de vigilancia y seguridad. Las funciones de los drones van más allá de la seguridad y emergencia, y alcanzan labores de vigilancia del patrimonio, urbanismo, caminos rurales, etc.

Apoyo tecnológico

Ahora, gracias al despliegue de la tecnología 5G, el uso correcto de estos dispositivos robóticos conectados está asegurado por la capacidad de la red móvil de última generación por su baja latencia, su ancho de banda y su velocidad. Tres aspectos clave para dar soporte a la rapidez de intervención que hacen de los drones piezas relevantes en situaciones de emergencia.

Para reforzar este hecho, Telefónica ha diseñado una plataforma de gestión autómata de drones, que facilitará el uso y las distintas aplicaciones que estos pueden aportar en el ámbito de la seguridad de las compañías.

La operadora conoce las ventajas del uso de drones tanto en el sector público como en el privado, y especialmente en el ámbito de la seguridad, por eso ha desarrollado esta tecnología con el objetivo de facilitar a nivel operativo las labores de vigilancia y control de incidencias, entre otros.

Esta solución, que en Austria ya está en fase de implementación mediante el partner tecnológico Unmanned Life, sirve para gestionar las capacidades de la solución para la gestión y el control de emergencias.

El uso de drones dentro del futuro del sector de la seguridad y los servicios de emergencias, necesita contar con el soporte de unas comunicaciones robustas, seguras y estables, como las aportadas por Telefónica y su red 5G.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.