¿Cuáles son los retos para gestionar la basura electrónica?

Every year there is more electronic waste in the world . More ICT products are manufactured, the volume of trade is expanding, the obsolescence gap gets narrower and narrower...

Actualizado última vez el

2 min

Redacción

La basura electrónica aumenta cada año en el mundo. Se producen más productos TIC, aumenta el comercio, la obsolescencia se acelera… Hablamos ya de 53 millones de toneladas de e-waste, según Naciones Unidas. A ello se suma otro factor que complica la gestión de estos residuos: las exportaciones de estos productos representan el 11% del total de mercancías exportadas en 2011. Aunque en un país como Ghana, sin capacidad de tratamiento, el 30% de los equipos electrónicos que se importan no se pueden usar, son residuo.

¿Qué se puede hacer? En 2012 la Unión Europea aprobó una nueva directiva sobre residuos eléctricos y electrónicos en la que se han fijado ambiciosos objetivos de recogida selectiva de residuos, el 85% de los que se generen hasta 2019. Esto supondrá aumentar la recogida de 4 kg. per capita a 20 kg. per capita.

Los expertos de UNEP, la Universidad de Naciones Unidas, Recyclia, Huawei y la UIT, entre otros, reunidos ayer en la III ITU Green Standards Week que se celebra esta semana en la sede de Telefónica en Madrid, han puesto de manifiesto numerosos retos para conseguir tanto las metas europeas como la mejora de la gestión del e-waste a nivel internacional

  • Mejorar las estadísticas (por ejemplo, echan en falta datos de reutilización) y usarlas, sobre todo, para legislar.
  • Generar estándares internacionales para aplicar los convenios internacionales, por ejemplo, en tratamiento de reciclaje, o para evitar la contaminación al medio ambiente cuando no hay legislación suficiente.
  • Impulsar modelos de gestión válidos para todos los continentes.
  • Desarrollar programas de sensibilización. Esta es una gran carencia, por ejemplo, en África
  • Ver quién paga los costes de recogida y gestión.
  • Mejorar la coordinación de las partes implicadas: fabricantes, empresas TIC, distribuidores, gobiernos, consumidores, entidades de gestión de residuos.
  • Apostar por el eco-diseño, por ejemplo, para impulsar y usar cargadores únicos para los equipos. Recordemos que el cargador universal para el móvil genera un ahorro de 82.000 toneladas de e-waste al año, es decir, 13,6 millones de toneladas de emisiones de CO2.
  • Aprovechar las mejores prácticas de la industria.
  • Ver este tema como una oportunidad para generar empleos green. En la actualidad en España hay 120.000 empleos vinculados al reciclaje.

En definitiva, queda mucho trabajo por hacer. En ello está, por ejemplo, el ITU-T Study Group 5 Environmental -Climate Change. Y en unos meses habrá una cita importante al respecto: en agosto tendrá lugar en El Salvador la “E-waste Academy 2014” para tratar el tema de la basura electrónica.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.