Cómo mejora el rendimiento de los deportistas a través de las nuevas tecnologías

¿Cómo pueden los deportistas profesionales mejorar sus entrenamientos para impulsar su rendimiento? Aplicando el uso de las nuevas tecnologías. El deporte ha cambiado con la revolución 4.0 y una nueva era se abre tanto para las estrategias enfocadas a superar nuevas marcas como para ampliar la accesibilidad a los eventos deportivos.

20/08/2021

La combinación de tecnologías como el 5G, Inteligencia Artificial, edge computing o Big Data están abriendo desde hace tiempo nuevos caminos hacia la mejora de la salud y las capacidades competitivas de los atletas, también optimiza los recursos de las instalaciones deportivas para convertirlas espacios más eficientes y sostenibles.

En la última edición del Mobile World Congress, que tuvo lugar el pasado mes de junio de 2021, Telefónica presentó un proyecto innovador llamado “Deporte 4.0”, una demo que aglutinaba una serie de casos de éxito reales y de soluciones innovadoras orientadas al mundo del deporte. El objetivo de esta plataforma es compartir la idea fundamental de que la tecnología constituye un poderoso aliado para incrementar la visibilidad y la repercusión de este sector clave para la sociedad y para la economía, por su carácter dinamizador y vertebrador y por los valores que transmite. Un ámbito que no es ajeno a la extraordinaria oportunidad que la transformación digital ofrece al conjunto de las empresas y de la sociedad.

El dato como parte del equipo

En la actualidad el dato es casi omnipresente. Es el rey en la cancha de baloncesto, en el campo de fútbol o en la pista de bádminton. El Big Data y la Inteligencia Artificial (IA), apoyadas por la red de última generación, permiten conocer al contrincante: cómo juega, cuáles son sus fortalezas y también sus debilidades. El análisis de los datos hace posible ir un paso más para perfeccionar el diseño de nuevas estrategias, dejando atrás la mera copia de distintas tácticas. También contribuye a la detección y formación de nuevos talentos.

Mientras que en países como Estados Unidos el deporte que más utiliza el análisis de datos es el baseball, en España no podía ser de otro modo, el deporte rey sigue siendo el fútbol. Sin embargo, otras disciplinas como el baloncesto, el ciclismo, el tenis, el pádel y el rugby se están sumando al uso del Big Data y al análisis de datos para la toma de decisiones, tanto en estrategias como en los entrenamientos. Y es que el uso de otras tecnologías como Machine Learning abre el camino a detectar similitudes entre jugadas, o a encontrar patrones ocultos que puedan aportar pistas de mejora.

Entrenamientos 4.0

Al igual que ocurre en la Industria conectada, la analítica optimiza el rendimiento de los atletas y permite tener detalles e información que antes ni los entrenadores ni los propios deportistas eran capaces de controlar. Un claro ejemplo de un caso de éxito es el papel de Telefónica como partner tecnológico de la campeona olímpica Carolina Marín. Esta unión implica una estrecha colaboración entre el equipo técnico de la deportista española y la unidad de datos de la teleoperadora para el uso de analítica avanzada en relación con los datos de competición y entrenamiento.

La monitorización continua de aspectos fisiológicos y técnicos del deportista ayuda, no sólo de mejorar su rendimiento deportivo, sino también a favorecer un aspecto tan importante como su recuperación. Con ello se consigue cuidar su salud y alargar su carrera deportiva.

Gracias a la aplicación de otras tecnologías como el Internet de las Cosas (IoT), a través de la conexión de distintos sensores como un termómetro o un acelerómetro pueden monitorizar tanto es estado físico del deportista como sus movimientos; conocer también la dureza de cada entrenamiento ayuda a predecir la recuperación y evitar posibles lesiones, creando entrenamientos inteligentes y adaptados a la forma física en la que se encuentra el atleta en cada momento.

Todo ello va acompañado del desarrollo dispositivos “wearables” como los ya conocidos smartwhatches y pulseras de actividad, y otros más sofisticados como chalecos que pueden integrar tanto dispositivos GPS como biométricos, para medir pulsaciones o la presión arterial, espinilleras y combas conectadas o incluso las propias bicicletas, que ya son auténticos ordenadores. Se trata de diseñar distintas herramientas a la medida de cada deportista.

Otros ámbitos

Con motivo de la celebración de las olimpiadas de Tokio 2020, se han podido ver los beneficios de la irrupción de la tecnología en el deporte de élite. Cada cuatro años los records se fulminan, y en esta edición, (retrasada un año por la pandemia), no ha sido menos. Sin embargo, las restricciones debido al Covid-19 han hecho de estos JJ.OO. una cita deportiva muy atípica por la ausencia de público. Pero gracias al desarrollo del 5G su retransmisión ha llegado a más rincones con una notable mejora en la experiencia de los espectadores.

El deporte también se ha visto beneficiado en otros ámbitos como por ejemplo el arbitraje. Muchos pensarán que, con la llegada del VAR, el futbol ha perdido encanto, pero está claro que elimina esos errores que podían marcar la diferencia en un gran duelo futbolístico.

Las soluciones y servicios de Telefónica también se aplican a la digitalización de espacios e instalaciones deportivas para incrementar sus prestaciones y potenciar los usos que se pueden hacer de ellas. En este caso, la tecnología propicia la consecución de mayores estándares de eficiencia y sostenibilidad y hace posible igualmente la captación de datos que pueden ser útiles para las retransmisiones y los propios deportistas. Además, estas instalaciones se conectan directamente al ámbito de las smart cities. Aprovechando el uso de tecnologías como Big Data e IoT, los espacios deportivos pueden mejorar en aspectos como la sostenibilidad, la prestación de servicios y el desarrollo económico.

La digitalización deportiva todavía tiene mucho ámbito de crecimiento tanto en el ámbito del entrenamiento, también fuera en la retransmisión de grandes eventos dentro de los espacios. Tanto es así que ya en 2018, la unión entre deporte y tecnología movió en el mundo alrededor de 9.800 millones de dólares y se estima que en 2024 alcance los 31.000 millones de dólares.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.