3 ejemplos de aplicación del Big Data

El turismo, la agricultura y la ganadería o las ciudades inteligentes son algunos de los ejemplos de cómo diferentes sectores de la sociedad pueden verse beneficiados por el avance tecnológico.

ejemplos big data
Comunicación Telefónica

Telefónica

Tiempo de lectura: 4 min

El Big Data puede ayudar en diferentes sectores empresariales de distinta manera con una serie de beneficios.

La posibilidad de disponer de información centralizada, las herramientas de integración y explotación de datos, la capacidad de procesamiento o soluciones integradas de analítica avanzada e Inteligencia Artificial son algunos ejemplos.

Veamos aplicaciones concretas de cómo el Big Data ayuda al turismo, la agricultura y la ganadería o las ciudades inteligentes.

Big Data al servicio del turismo

El turismo es uno de los sectores en los que el Big Data, junto a la Inteligencia Artificial, puede ayudar a estudiar en mayor profundidad y de un modo diferencial cómo se comportan los visitantes u otros interesantes datos para poder anticipar sus necesidades, así como adaptarse a sus demandas.

¿Qué aporta esta tecnología al turismo?

  • Perfil del turista. Se puede conocer con mayor grado de detalle el perfil de los visitantes y su comportamiento en las geografías analizadas.
  • Optimización. Disponer de información detallada de las personas que visitan las zonas analizadas permite optimizar la gestión de los recursos en función de los datos recogidos.
  • Informes de resultados. Las herramientas de visualización de datos los presentan de manera sencilla para que cualquier empresa o administración sea capaz de entenderlos y procesarlos según la información necesaria, como volumen de turistas, espacios más visitados, horarios de mayor afluencia o procedencia geográfica.
  • Respuestas más adecuadas. Las necesidades específicas pueden encontrar respuesta a cuestiones concretas segmentadas por diferentes tipos de perfiles.
  • Capacidad de análisis y seguimiento. Contar con una mayor capacidad de análisis y seguimiento también permite optimizar la planificación y gestión de los recursos de los puntos de venta.
  • Eficacia. A diferencia de otras soluciones tradicionales como las encuestas, las herramientas basadas en Big Data pueden hacer que las muestras sean mayores y con una representatividad más elevada de las personas que visitan las zonas analizadas.

Agricultura y ganadería inteligentes

El Big Data, en colaboración con otras tecnologías como la IA o el Internet de las Cosas (IoT), son los pilares para acometer la transformación digital en la ganadería y la agricultura gracias a los datos recogidos en el campo y las posteriores recomendaciones en función de esta información recopilada.

Y es que este potencial tecnológico puede servir para incrementar las capacidades de toda la cadena de valor, con la productividad, la eficiencia y la mejora de los procesos en la toma de decisiones como rasgos principales.

Con el campo conectado o Smart Agro se pueden desplegar casos de uso específicos y permitir que los datos recopilados se actualicen con mayor frecuencia, acortando de este modo los ciclos de planificación y mejora.

Igualmente, disponer de datos históricos puede ayudar a conocer tendencias, patrones u oportunidades de mejora con soluciones tecnológicos que incluyen sensores de humedad o suelo, dispositivos de visión satelital e incluso drones.

Ciudades inteligentes o smart cities

El proceso por el que las ciudades se están convirtiendo en ciudades inteligentes hace imprescindible la implantación de tecnologías como Big Data, IoT, IA o blockchain.

Hacer las ciudades más habitables es algo de especial relevancia en un mundo en el que, según estimaciones de la ONU, el 70% de la población vivirá en entornos urbanos en el año 2050.

Por ello, la transformación digital hacia desarrollos sostenibles que mejoren la calidad de vida mediante una gestión más eficiente de los recursos disponibles resulta indispensable.

Veamos algunos ejemplos de cómo la tecnología puede ayudar a esta gestión más eficiente:

  • Monitorización y gestión de aparcamientos. Mediante la monitorización de los parkings se puede avanzar hacia una movilidad más eficiente que facilitará la regulación del tráfico y descongestionará las vías más atascadas, lo que reducirá la contaminación atmosférica y sonora y hará ganar calidad de vida a los ciudadanos al poder contar con una mejor planificación de sus desplazamientos.
  • Alumbrado inteligente. La gestión remota del alumbrado (que incluye el encendido y el apagado, el control del nivel de iluminación o la monitorización y control del sistema de alumbrado) permite no solo mejorar la eficiencia energética sino optimizar el mantenimiento, monitorizar el consumo o actuar frente a desviaciones sobrevenidas o injustificadas.
  • Calidad del aire. Disponer de datos sobre la calidad del aire, el ruido, la temperatura o la humedad y las partículas contaminantes ayudan a establecer planes de acción que puedan ayudar en la mejora de la calidad del aire y, con ello, preservar la salud de la ciudadanía.
  • Gestión de residuos. Recopilar datos puede ser útil para planificar las rutas de recogida de manera más eficiente al reducir los costes e igualmente mejorar la calidad de vida de los vecinos. La tecnología sirve también para conocer el estado de los contenedores, tanques o cisternas que almacenan los diferentes tipos de desechos.

Conclusión

La tecnología en general, y elBig Data en particular, sirven para hacer más eficientes las gestiones de diferentes ámbitos de la sociedad. En el caso concreto de este análisis hemos visto cómo pueden optimizarse desde el turismo hasta la ganadería y la agricultura pasando por el avance y desarrollo de las smart cities.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA