Atrás

La red 5G conecta la tecnología con la medicina

En 2019, durante las IV jornadas de Endoscopia Digestiva Avanzada, Telefónica presentaba, en colaboración con un centro hospitalario de la ciudad de Málaga, el primer sistema de asistencia experta a las intervenciones médicas, basada en la integración de la tecnología 5G y la realidad aumentada (RA). Dicho evento se convirtió en una muestra de las numerosas aplicaciones prácticas que puede tener el 5G en la salud.

En aquel encuentro, se realizaron en total siete cirugías endoscópicas digestivas desde el centro hospitalario malagueño con la colaboración desde Japón de otro médico referente mundial en endoscopia, todo un ejemplo de innovación que reflejaba las enormes posibilidades que tiene la red móvil de última generación. La incorporación de la realidad aumentada, añadía información imprescindible para la operación sobre la imagen de la videoconferencia y para la interacción de los doctores y asistentes.

Desde entonces y hasta ahora no solo ha pasado poco más de un año y medio. La pandemia provocada por la Covid-19 ha supuesto un antes y un después en la sanidad a nivel global. Al igual que ha ocurrido en otros sectores y ámbitos, la conectividad ha permitido que la medicina no frenase su actividad, vital para las personas.

El comienzo de la crisis sanitaria hizo imprescindible un impulso para activar nuevas alternativas a la medicina “más tradicional”, y aceleró en pocos meses lo que hubiese tardado varios años en llevarse a cabo. La historia de la medicina es sinónimo de innovación y progreso, y no podía ser ajena a la irrupción de la tecnología 5G que ya está revolucionando el mundo de la salud.

La pandemia planteaba a los sistemas sanitarios varios retos. Primero dar asistencia a los enfermos por el coronavirus, y segundo dar respuesta al resto de enfermos con distintas patologías y urgencias. La amplia cobertura de la red 5G llevada a cabo por Telefónica durante 2020 ha permitido a los profesionales sanitarios a dar una atención de calidad y acompañar a sus pacientes a través de la telemedicina.

Todavía queda camino por recorrer hasta que las operaciones en remoto sean algo habitual, ya que es necesaria una tecnología más madura, por ejemplo, el desarrollo de una robótica que lo haga posible imitando los movimientos precisos de un cirujano, pero la telemedicina es ya una herramienta muy potente en el sistema sanitario.

 

Tecnología a distancia

Un mayor ancho de banda, mayor velocidad y menor latencia son las principales características de la tecnología 5G. Estos rasgos permiten el acceso de los datos, vídeos o imágenes y gráficos en tiempo real, para un análisis y una toma de decisiones instantáneos.

Todo esto, trasladado al entorno sanitario supone un servicio continuo, de calidad que ahorra tiempo a los pacientes y aumenta su seguridad, permiten el acceso a personas con movilidad reducida ya que se limitan los traslados a los centros sanitarios, y se limita el número de consultas presenciales a aquellas que realmente necesitan ser resueltas mediante una entrevista con el médico.

Aunque en el futuro no todo será medicina en remoto, si será un modelo que apoye muy de cerca a muchas especialidades, como aquellas en las que el médico puede ver a sus pacientes a través del móvil o del ordenador, y que no sean necesarias pruebas médicas. Para estos casos se han popularizado algunas Apps específicas de telemedicina para pedir cita con un médico online, como el servicio de Telemedicina de Movistar Salud, o la Living App Movistar Salud que resuelve cualquier duda sobre este servicio.

 

Otras aplicaciones

El rápido desarrollo tecnológico y la conectividad han hecho realidad algunos procedimientos avanzados en medicina. Así, combinando la red móvil de última generación con otras tecnologías vanguardistas como Edge Computing y VR ya es posible su aplicación en la rehabilitación física y cognitiva para pacientes con esclerosis múltiple. De esta forma, mejoran su estado cuando realizan a diario una serie de ejercicios diseñados por especialistas médicos del Hospital de la Princesa en Madrid. También se quiere aumentar su adherencia al tratamiento a través de una experiencia inmersiva, innovadora y motivadora.

Otro de los grandes avances de la medicina es llegar a entornos rurales como ya ha ocurrido en el municipio de Taboada, al instalar en el Centro de Salud de esta localidad de la provincia de Lugo, el primer router 5G para empresas del mercado para dar cobertura tanto al propio al centro como a sus alrededores. El objetivo ha sido dotar de una buena conectividad con su hospital de referencia y asegurar que los médicos puedan consultar el historial clínico de sus pacientes, durante sus visitas de atención domiciliaria, con todas las garantías y seguridad que conlleva una red de comunicaciones de salud.

Más recientemente, Telefónica ha impulsado el diagnóstico en oftalmología gracias a la creación de un servicio de tele-oftalmología llamado Ocuexplorer 5G. Se trata de una herramienta de asistencia al oftalmólogo basado en nuevas tecnologías ópticas, técnicas de tele-control, comunicaciones 5G e Inteligencia Artificial para ayudar en la prevención y diagnóstico de enfermedades oculares. Este dispositivo hará accesible la oftalmología más avanzada a colectivos que hoy en día tienen difícil acceso a estos servicios y ofrecer a los oftalmólogos una herramienta diagnóstica que les permita mejorar su eficiencia, aplicando sus conocimientos en aquellos casos en donde realmente se necesitan.

Quizá el uso de la red móvil de última generación, combinada con otras tecnologías, sea uno de los mejores ejemplos de cómo la tecnología debe ponerse al servicio de las personas par a mejorar sus vidas.