Atrás

Diversidad e inclusión de empleados LGBT: una cuestión de confianza

Viernes 21 de junio de 2019

Asegurar entornos de trabajo de confianza para empleados LGBT: una pieza fundamental de nuestra gestión del talento (diverso).

Diversidad e inclusión. Un binomio inseparable. La diversidad es lo que somos; la inclusión es lo que hacemos. O como lo definió Verna Myers, de NETFLIX: “Diversidad es que te inviten a una fiesta. Inclusión es que te saquen a bailar”. En otras palabras, diversidad es únicamente estar ahí; mientras que inclusión implica, además, que cuenten contigo.

En Telefónica, con más de ciento veinte mil empleados, por fuerza somos diversos. La diversidad abarca muchos aspectos, y es cierto que, en algunas dimensiones, como la de género, tenemos que lograr un equilibrio mejor. Más allá de esto, la riqueza de una organización inclusiva está precisamente en lograr una cultura interna en la que cada profesional, como individuo único e irrepetible, sea capaz de aportar lo mejor de sí mismo.

La inclusión de los empleados LGBT constituye un paso adelante en este sentido, sumándose a la riqueza de diversidades representadas por los distintos géneros, culturas, habilidades, formaciones, experiencias funcionales, estilos de liderazgo, etc. que ya existen dentro de nuestra empresa.

 

 

Hablar de diversidad LGBT no es hablar de sexo. Hablar de diversidad LGBT no es hablar de cuotas. Hablar de diversidad LGBT es hablar de entornos de confianza y respeto.

Trabajar es una actividad humana que comporta relaciones sociales. Mientras que la mayoría de las personas pueden hablar tranquilamente sobre lo que hicieron durante el fin de semana, las personas LGBT no se sienten, muchas veces, cómodos para hablar con naturalidad sobre su contexto personal por miedo a ser objeto de cotilleos o comentarios despectivos.

Estudios recientes demuestran que las personas LGBT en España tienen miedo a visibilizarse como tal por las repercusiones que pueda tener en su carrera profesional y en la relación con sus compañeros/as de trabajo, jefes, colaboradores y clientes.

Para todo ello, en Telefónica impulsamos iniciativas y proyectos que nos permiten incorporar esta visión de la diversidad y la inclusión como una parte esencial de nuestra cultura interna. Un ejemplo es nuestra participación en el proyecto europeo ADIM, que pretende avanzar en la gestión de la diversidad LGBT en los sectores público y privado.

Este proyecto da continuidad a nuestra adhesión en 2018 a las “Normas de Conducta para las Empresas” de Naciones Unidas, cuyo objetivo es definir pautas que aseguren un entorno laboral inclusivo con las personas LGBT.

Además, en torno al Día Internacional del Orgullo LGBT que se celebra el 28 de junio, hemos organizado diferentes actividades en nuestras sedes para reflexionar sobre los principales retos y oportunidades a los que se enfrenta el colectivo en el entorno laboral. En el siguiente mapa puedes consultar la agenda internacional.

 

Arancha Díaz-Lladó,
directora de Diversidad (e inclusión) de Telefónica