Buscador
Atrás

Recetas para la transformación digital #ANDICOM

Dentro del marco de ANDICOM 2016 Congreso Internacional de TIC, programado en Cartagena de Indias, los días 31 de agosto y 1 y 2 de septiembre, se realiza un repaso de la actual coyuntura productiva, social y económica de la industria TIC. Carlos López Blanco, Director General de Asuntos Públicos y Regulación de Telefónica ha sido uno de los keynote speakers del evento y nos ha dado su visión sobre los desafíos de la industria TELCO para la transformación digital.

Carlos López Blanco señaló, en primer lugar, la importancia de contextualizar adecuadamente el entorno en el que debe operarse la transformación digital para así poder identificar correctamente los desafíos que enfrenta la industria telco. En este sentido, apuntó, como uno de los principales aspectos que caracterizan y condicionan el entorno digital, la necesidad de tratar con ingentes volúmenes de datos, lo que le llevó a utilizar el término “economía de los datos” como equivalente del de “economía digital”.

En esta nueva era, a la que se refirió como “la era de los datos”, Carlos López Blanco destacó que uno de los principales retos que tiene que enfrentar la industria telco para hacer posible la transformación digital es trabajar por la confianza digital; por “devolver al cliente el control de su vida digital y el control sobre sus datos”.

Recordó, en este sentido, que, sin confianza, el usuario digital se mostrará reticente a compartir sus datos y tenderá a reducir el volumen de información que comparte en detrimento del desarrollo de la economía digital. Por ello, reclamó una reforma del marco legislativo que tenga en cuenta la complejidad y variedad de agentes que intervienen en la economía digital y que dé respuesta a la realidad que rodea al mundo de los datos como la única forma de crear la “confianza digital” que garantiza una experiencia digital segura y confiable.

Otro de los retos para la transformación digital en que se detuvo Carlos López Blanco, fue el devolver a Internet su carácter abierto. Partiendo de la descripción del ecosistema digital actual en el que el acceso a la propia vida digital está limitado por la falta de interoperabilidad entre plataformas o por la falta de portabilidad de los contenidos y los datos, señaló cómo el hecho de que Internet sea cada vez más cerrado perjudica gravemente los derechos de los usuarios, afecta negativamente al desarrollo de la competencia en la prestación de servicios digitales y, en última instancia, limita el desenvolvimiento de la economía digital. Destacó, en consecuencia, como vías prioritarias para garantizar una Internet abierta la adopción de medidas que aseguren  la portabilidad, la interoperabilidad, la neutralidad digital y la transparencia.

Carlos López Blanco aprovechó también, una vez más, para poner de relieve la necesidad urgente e imperiosa de que el ecosistema digital cuente con unas mismas reglas para todos e identificó la existencia de un level playing field  como otro de los retos imprescindibles para la transformación digital. En este sentido, llamó especialmente la atención sobre las asimetrías existentes en la protección de los consumidores: “si no existen ya diferencias entre el mundo físico y el digital, no es justificable que siga habiendo distinciones entre el usuario digital y el de cualquier otro servicio, o que se consienta que la seguridad o privacidad en la Red sea diferente de la que exigimos en el resto de ámbitos”.

Carlos López Blanco puso también de manifiesto que, actualmente, son los operadores de telecomunicaciones quienes, fundamentalmente, soportan el esfuerzo inversor y lo hacen en un entorno normativo obsoleto y deficiente. Por ello, otro de los retos que destacó fue la necesidad de contar con un marco regulatorio orientado a la inversión que premie los esfuerzos inversores de quienes soportan los costes del despliegue, que reconozca y potencie la competencia en redes y que permita la desregulación de las nuevas infraestructuras. Y aprovechó para vincular esta idea con el otro gran reto de la economía digital: el acceso digital.  

En el caso concreto de Latinoamérica, Carlos López Blanco puso el acento en cómo la economía digital puede ser la solución para frenar la ralentización económica de la región frente al resto del mundo y destacó el ejemplo de España que consiguió situarse a la cabeza de Europa en despliegue de fibra ultrarrápida, precisamente, en los peores años de crisis económica. No obstante, apuntó que en el caso de Latinoamérica, hay dos retos adicionales que habría que resolver para lograr la plena digitalización de la región: pasar de “mera consumidora” a “productora” de contenidos digitales; por un lado y, por otro, acabar con la desigualdad distributiva de la riqueza generada en el mercado digital local. Para dar solución a estos dos desafíos que condicionan el desarrollo digital de la región, Carlos López Blanco expuso la necesidad de transformar las políticas públicas en favor de una visión integral que, además de las medidas de acceso digital, protección de los consumidores, política regulatoria y competencia, incluya medidas dirigidas a habilitar, facilitar y promover la digitalización del aparato público y productivo (políticas habilitadoras) y medidas dirigidas a asegurar una adecuada distribución del valor generado con transacciones digitales ejecutadas desde la región (políticas distributivas).

 

POSTS RELACIONADOS