Buscador
Atrás

Informe anual de la ERT: una guía de políticas públicas para una Europa mejor


En septiembre de 2016, Jean-Claude Juncker proclamó en su discurso anual lo que todos los ciudadanos europeos sabían desde 2011: "Estamos en una crisis existencial", afirmó el presidente de la Comisión Europea. La gran recesión había afectado no solo a los fundamentos económicos de Europa y al modelo social más progresista conocido en el mundo, sino también a los valores políticos que han evitado la guerra durante 70 años en territorio europeo. En enero de 2017, no está claro que Europa esté mejor que hace apenas 4 meses.

Desde entonces, se han producido algunos hechos decisivos. Estados Unidos eligió al presidente Trump en noviembre. Matteo Renzi llamó a los italianos a votar en un referéndum para una reforma constitucional que perdió. Theresa May anunció que el Reino Unido pondría en marcha el artículo 50 del Tratado de Lisboa en marzo de 2017. Trump juró el cargo de Presidente de los Estados Unidos de América el 20 de enero. Al final de su primera semana como @POTUS, había firmado una orden ejecutiva que excluía a los Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (un acuerdo comercial) y consideró aplicar una tasa arancelaria del 20 % sobre las importaciones mexicanas. Buenas noticias para los proteccionistas y los contratios a la globalización. Para aquellos que creen en el libre comercio como fuente de riqueza y prosperidad, estos pueden parecer días muy oscuros.

¿Estará todo perdido? se preguntarán algunos. Otros tienen una visión optimista de lo que se puede hacer para mejorar la vida de las personas y en particular la de los europeos. El 21 de diciembre Margrethe Vestager tuiteó lo siguiente: "#Cosasbuenas en tiempos oscuros: Hoy es el solsticio de invierno - la noche más larga ha terminado y lentamente regresa la luz." El apoyo a la UE ha cambiado desde el Brexit, y no de la forma que cabría esperar es el título del artículo más reciente del Foro Económico Mundial respecto a la visión de los Europeos sobre los beneficios de pertenecer a la Unión.
 

La ERT acaba de publicar su informe anual en contra de medidas potencialmente restrictivas del comercio, y en el que destaca la necesidad de más digitalización e innovación como palancas clave para el crecimiento futuro. Una serie de astutas medidas de políticas públicas y económicas para mejorar el futuro de Europa. Veamos lo que dice con más detalle:

1. El reto de la productividad. El coste unitario real de la mano de obra/PIB está disminuyendo más en Estados Unidos y Japón que en la UE y hay una brecha persistente en el PIB por hora entre la UE y los Estados Unidos. Así, en un contexto de inflación cercana al 0%, la mayoría de las mejoras en la productividad deberían provenir de la innovación.

Europa ocupa el primer puesto entre los cinco primeros en términos de regiones con el mejor rendimiento en materia de innovación. Sin embargo, el gasto en I+D se estanca en un 2 % del PIB, muy por debajo del objetivo del 3 % para 2020 que propone la Comisión Europea, mientras que otras regiones están mejorando sus capacidades de innovación. A pesar de una próspera “startup phase” en Europa, el crecimiento de estas de innovaciones disruptivas (el scale-up) parece más difícil aquí que en otras partes del mundo (ver gráfico).

2. La digitalización está aumentando en todos los ámbitos de la economía y los negocios. Hay consenso sobre el papel de la digitalización como herramienta para el desarrollo económico. Hay una subinversión en la infraestructura digital en Europa que pone en juego las futuras oportunidades digitales de Europa. Por ejemplo, la inversión de capital por habitante en infraestructura de telecomunicaciones es dos veces más alta en Estados Unidos que en Europa. Algo ligeramente similar ocurre si nos fijamos en las cifras de capital de riesgo. De 2010 a 2014, las inversiones en capital de riesgo aumentaron un 80 % en los Estados Unidos, un 135 % en China y solo un 51 % en Europa. La ERT destaca la necesidad de un entorno favorable a la inversión, especialmente cuando se trata de la inversión dedicada a mejorar la vida digital de los ciudadanos europeos.

3. Otra tendencia son los dispositivos conectados que van en aumento. La multitud y variedad de dispositivos conectados, junto con una gama cada vez más amplia de aplicaciones del conocido como internet de las cosas, deberán contar con una sólida infraestructura de telecomunicaciones, un marco regulador flexible y un ecosistema de medidas de ciberseguridad suficiente para soportar los más de 26000 millones de dispositivos que se prevén conectados en 2021 (duplicando el actual número de dispositivos del internet de las cosas).
 

Para impulsar la competitividad y el crecimiento económico, la ERT propone una lista de razonables recomendaciones de política económica para mejorar la prosperidad de Europa en el corto, medio y largo plazo:

  1. Fortalecer el mercado interior y en particular completando el Mercado Único Digital, la Unión Energética y el Mercados de Capitales Único.
  2. Estimular la innovación y la adopción de nuevas tecnologías como principal motor del crecimiento económico sostenido en Europa. Evaluación de todas las medidas legislativas y políticas con respecto a su impacto en la innovación en todo el proceso de formulación de políticas. (Principio de innovación).
  3. Garantizar el acceso a los mercados extranjeros.
  4. Liberar los beneficios de la digitalización invirtiendo en infraestructura digital, tecnologías clave y desarrollo de habilidades, con la ayuda de un marco regulador robusto que cubra la seguridad en el ciberespacio.
  5. Permitir que las empresas de nueva creación crezcan mediante el fomento del espíritu empresarial, el acceso a la financiación y la reducción de la burocracia.

Conectividad, startups, scaleups (o empresas de nueva creación que crecen rápidamente) y un sistema de educación moderno son las bases para el crecimiento económico de hoy (y mañana). Abierta, favorable a las inversiones, con espíritu emprendedor y digital son las características clave para una mejor Europa.

POSTS RELACIONADOS