Buscador
Atrás

Europa acelera su transformación digital: conferencia franco-alemana

Acelerar la transformación digital en Europa. Este fue el lema central de la conferencia digital franco alemana celebrada el pasado 27 de octubre en Paris (conferencia completa en video). Este encuentro, con un marcado acento europeo, de ahí la presencia de Jean-Claude Junker, y Andrus Ansip, supone un paso adelante muy importante en el proceso de digitalización de Europa.

Constatar que la digitalización de nuestras economías ofrece nuevas oportunidades para el crecimiento, la apertura de nuevos mercados y plantea cuestiones importantes es ya un lugar común de la retórica que nos acompaña estos días. Novedoso es, sin embargo, que una vez más el tándem franco-alemán se ha activado (ya hemos tenido muchos buenos ejemplos a lo largo de la historia de integración europea) para meter la quinta marcha de un compromiso genuinamente europeo: una agenda digital ambiciosa para Europa, basado en un mercado más integrado y un marco regulatorio adecuado.

La Conferencia franco-alemana de lo digital estuvo acompañada de acuerdos concretos. 15 propuestas conjuntas articuladas bajo 5 ejes temáticos: la educación y la formación, las start-ups, la financiación de la innovación, el mercado digital europeo y la transformación digital de Europa.

En el acuerdo se propone invertir en educación con programas de “alfabetización digital” europeos (programación, algoritmos, impresión 3D, etc.) incluyendo también los aspectos éticos, políticos y económicos de la revolución digital en la que nos encontramos inmersos. También se insta al incremento de inversiones públicas y privadas para fortalecer la investigación sobre la transformación digital a través de nuevas cátedras y centros de investigación especializados.

El latido de este nuevo impulso reside, en todo caso, en el apoyo al ecosistema de las start-up. Made in Europe y eliminar barreras marcaron este capítulo del acuerdo. Así, el informe propone apoyar a los mercados europeos de la economía digital, en especial acuerdos fronterizos a favor de startups, programas Erasmus para Jóvenes Emprendedores, la definición de un sistema social y fiscal favorable y armonizado para nuevas empresas innovadoras en Europa e incluso la creación de un estatuto común de “Joven Empresa Innovadora”.

Sin embargo, sin un entorno favorable a la inversión todo acuerdo es papel mojado. Consciente de ello, los líderes europeos destacaron la importancia de un marco regulatorio simple, estable y armonizado entre los países europeos. Se menciona, en particular, la promoción de la innovación a través de la creación de nuevos fondos (fondos transfronterizos, fondos público-privados, etc.) dentro de los mercados financieros (mercados de valores) o la creación de un entorno fiscal más favorable para los “business angels” y dirigir mejor los ahorros hacia la innovación.

El informe tampoco se olvida de los inversores institucionales como bancos, compañías de seguros y otros actores y le insta a cambiar de cultura inversora a favor de modelos de negocios innovadores y con un mayor valor añadido a medio y largo plazo.

Por último, el acuerdo analiza la transformación digital real de Europa. Y subraya prioridades para Alemania y Francia pero que son igualmente válidos para el resto de los países europeos: la economía de los datos, la Internet de las Cosas (IoTs) o la promoción de la investigación europea aprovechar todo el potencial del “data mining”. También priorizaron en la agenda el deabte sobre la “Industria 4.0”; la protección de datos (Safe Harbour y reglamento europeo); la estandarización, normalización y seguridad para Cloud Computing, la Internet de las Cosas o el Big Data ya que todos ellos juegan un papel fundamental en la transformación digital de la economía.

Los Ministros Gabriel y Macron han dado prueba de una clara voluntad política de profundizar en el camino marcado por la Comisión Europea: un mercado único digital. Y por ello hicieron especial hincapié en el establecimiento de un “marco regulador europeo para garantizar la creación de un mercado único digital abierto y no discriminatorio. La Comisión Europea ha lanzado una consulta pública al respecto.

POSTS RELACIONADOS