Buscador
Atrás

¡Internet es más global que nunca!

Desde el 1 de octubre, las funciones de IANA (Internet Assigned Numbers Authority) han pasado a ser supervisadas por toda la comunidad partes interesadas, una vez que el gobierno estadounidense ha cesado su papel supervisor. Éste es un gran hito para Internet.

A partir de ahora, la rendición de cuentas de ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers) recaerá en toda la comunidad de partes interesadas, los cuales deberán llevar a cabo la tarea de supervisión bajo una base igualitaria: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y la comunidad académica y técnica.

El proceso de transición fue definido y aprobado por la comunidad de partes interesadas en lo que se ha denominado el “Consenso de Marrakech”. En efecto, la Administración Nacional de las Telecomunicaciones y de la Información de los Estados Unidos (NTIA) había dado ya luz verde a esta transición, favoreciendo el desarrollo de un Internet más abierto y global.

Entremos con más detalle en el contexto de la transición hacia IANA. Desde 1988 a 1998 IANA estaba bajo la gestión de dos personas: sus fundadores Jon Postel y Joyce Reynolds. Cuando Postel murió, el Departamento de Comercio de los Estados Unidos creó ICANN, con el objetivo de gestionar el registro de los dominios de Internet. La iniciativa tenía el apoyo de organizaciones como la Asociación de Internet, que representaba a las empresas más relevantes de la época. La Administración estadounidense optó por no tener control directo sobre la organización favoreciendo la participación de todos los sectores implicados en el desarrollo de Internet. Un modelo que ha triunfado en los foros de gobernanza de Internet actuales. Sin embargo, se reservó el derecho de veto en las decisiones de ICANN como un salvoconducto sobre un modelo que jamás había sido probado anteriormente.

En marzo de 2014, la administración norteamericana anunció su intención de ceder su papel de supervisión sobre Internet – su poder de veto sobre ICANN – transfiriéndola plenamente a la comunidad de múltiples partes interesadas. Este proceso se ha completado el pasado fin de semana y todos los requisitos que se definieron en el momento de ser anunciados han sido cumplidos, tal y como ha reconocido debidamente NTIA.

Telefónica, junto con otros muchos stakeholders, ha apoyado plenamente este proceso. La lista que han apoyado explícitamente la transición es larga: personalidades y organizaciones relevantes de Internet, como Vint Cerf, Internet Society, Internet Infrastructure Coalition, American Registry for Internet Numbers o The Domain Name Association; compañías y asociaciones del sector privado estadounidense y fuera de Estados Unidos, como Google, Amazon, Twitter, Yahoo, Cloudfare o International Chamber of Commerce; la sociedad civil, think tanks y ONG, como el Center for Democracy and Technology, Human Rights Watch, Open Technology Institute, the Global Commission on Internet Governance o Public Knowledge; la comunidad técnica, como Internet Architecture Board, e incluso cuerpos de la administración y gobierno de Estados Unidos como el Senado y la Cámara de Comercio estadounidenses.

El 1 de octubre representa el comienzo de una nueva etapa en la gobernanza de Internet en su aspecto técnico. La transición de IANA se ha llevado con un amplio consenso, lo que demuestra que el modelo de gobernanza global de Internet basado en un modelo de múltiples partes interesadas funciona. ¡Esta semana estamos de enhorabuena!

POSTS RELACIONADOS

Lourdes Tejedor / @madrid2day

Telefónica Public Policy & Telefónica España Regulatory teams