Quince usos curiosos y poco conocidos de la inteligencia artificial 

La inteligencia artificial no deja de progresar y formar cada vez más parte de nuestra vida. Un progreso del que se nutren todos los sectores de nuestra economía. Lo vemos en las grandes empresas y en los grandes proyectos, pero la inteligencia artificial también se deja notar en los pequeños usos, esos menos tangibles, que también no dan beneficios en el día a día.

quince usos de la inteligencia artificial

9 min

La IA está detrás de muchos pequeños adelantos como puede ser optimizar la maduración de frutas, un olfato artificial, un sistema que mejore el rendimiento de los estudiantes, conocer mejor El Quijote o crear una muñeca que acompañe a nuestros mayores. 

Son ejemplos curiosos y menos conocidos de cómo aplicar la inteligencia artificial en nuestro beneficio a una escala más pequeña. Valga quince ejemplos de ello

Maduración agrícola 

El centro tecnológico Tekniker, ubicado en el País Vasco, ha desarrollado una herramienta que permite detectar características o defectos en los plátanos y optimizar su maduración a través de un procesamiento de imagen basado en inteligencia artificial. 

El procesamiento de imágenes basado en redes neuronales es una técnica de inteligencia artificial que puede ayudar a desarrollar soluciones para sectores como el alimentario para identificar errores en su producción y procesamiento y mejorar la calidad de los productos. 

Por medio de un modelo de Deep Learning (Aprendizaje Profundo) detecta características o defectos en imágenes (más de 2.000) a través de un procesamiento de imagen basado en inteligencia artificial. 

Los resultados del trabajo han permitido optimizar el proceso de maduración de los plátanos para ofrecer un producto con la mejor calidad en cualquier época del año

Olfato artificial 

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC), en colaboración con la Universidad de Córdoba, han desarrollado una técnica, similar a un olfato artificial, capaz de analizar a nivel molecular las sustancias presentes en el aroma de alimentos y con ello controlar su calidad y su trazabilidad. 

Este ‘olfato artificial‘, que utiliza inteligencia artificial para analizar los datos, ha logrado, por ejemplo, diferenciar entre muestras de jamón de cerdo ibérico los que habían sido alimentados con bellota o con pienso.

Rendimiento escolar 

Investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) han utilizado la inteligencia artificial para diseñar un sistema que mejora el rendimiento de los estudiantes y reduce el abandono escolar, al detectar el riesgo de suspender una materia. 

La universidad ha puesto en práctica este sistema con una prueba piloto entre más de 552 alumnos de primer curso de los grados de Economía y Empresa de la UOC. 

El sistema, que se ha aplicado a dos de las asignaturas que cursan los estudiantes, se denomina Learning Intelligent System (LIS) e incluye una herramienta de alerta precoz para avisar a profesores y alumnos del riesgo de suspender una asignatura. 

Se trata de un sistema que funciona procesando toda la información recogida en el ‘data mart’, un centro de datos institucional desarrollado hace seis años en la UOC que recoge datos históricos y actuales sobre la vida académica de los estudiantes en la universidad.

Contra el carcoma y las termitas 

El proyecto Sispatint del Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidimme) pretende monitorizar obras de arte como retablos, lienzos o altares, estructuras de madera en edificios históricos como mercados o iglesias, si bien también se puede utilizar en construcciones nuevas. 

Se trata de un sistema de sensores para prevenir la presencia de carcoma y termitas en obras de arte, que funciona mediante inteligencia artificial, del que incluso se ha interesado el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), permitirá ahorrar millones en salvaguardar patrimonio histórico.

Contaminación del agua 

La empresa catalana Fregata Space ha creado un programa que combina técnicas de “big data” y “machine learning”, que detecta la contaminación del agua con los datos recibidos por satélite, incluidos el número de agentes tóxicos presentes en los puertos, embalses, playas, lagos interiores o desembocadura de ríos. 

El software desarrollado por la empresa facilita información sobre el grado de contaminación en diferentes puntos de la Tierra al decodificar, con algoritmos basados en inteligencia artificial, imágenes de satélite procedentes de 20 constelaciones, lo que supone más de 100 nano satélites, que facilitan información sobre el nivel de contaminación del agua que se quiere analizar. 

Reconstrucción de Pompeya 

La inteligencia artificial y la robótica ayudarán por primera vez en el área arqueológica de Pompeya, la ciudad destruida por la erupción del Vesubio en el año 79, a reconstruir restos y frescos en gran parte fragmentados y difíciles de recomponer

Gracias al proyecto “RePAIR“, acrónimo de reconstrucción del pasado, miles de fragmentos, como pequeñas piezas de un rompecabezas, serán reorganizarlos con la ayuda de brazos mecánicos capaces de escanear los restos, reconocerlos a través de un sistema de digitalización 3D y colocarlos en la posición correcta 

Un muñeca para romper el aislamiento 

Una empresa de juguetes japonesa ha creado una muñeca con inteligencia artificial para conversar, mantener activas y aliviar la sensación de aislamiento de las personas de la tercera edad tras el estallido de la pandemia de covid-19. 

Bautizada como Ami-chan, la muñera ha sido desarrollada por la empresa Takara Tomy y cuenta con un chip de reconocimiento facial o de colores y una inteligencia artificial que le ayuda a desarrollar una personalidad y variar sus reacciones y conversaciones en función de la frecuencia de atención y el contacto con ella. 

El centro neurálgico de Ami-chan, con un tamaño de 30 centímetros para facilitar su sujeción,  se encuentra en el broche de su pecho, donde se ha instalado el chip y la IA. 

La muñeca, cuya apariencia ha sido diseñada para simular la de una nieta pequeña y su voz es la de una niña, no robótica, cuenta con funciones de calendario para mantener conversaciones relacionadas con las distintas estaciones y épocas del año o los cumpleaños. 

Detector de diabetes 

La empresa mexicana Prosperia ha desarrollado una aplicación que utiliza la inteligencia artificial para crear bases de datos cuyos algoritmos detectan si una persona tiene probabilidades de desarrollar diabetes

Además, si ya la tiene, puede saber si existe la probabilidad de presentar alguna complicación. 

Esta aplicación cuenta con “calculadoras de riesgo“, es decir, cuestionarios en línea con los que se recaba información de los pacientes en la data de Prosperia. De ahí, con ayuda de la inteligencia artificial se determina el riesgo que tiene una persona de padecer alguna enfermedad crónica, como diabetes o hipertensión.  

Café con la mirada 

La compañía Irisbond y el Grupo Azkoyen, han creado una máquina automática de café que funciona con la mirada, gracias a avanzados algoritmos basados en inteligencia artificial y que permite al usuario seleccionar el producto que desea sin necesidad de tocar con las manos, una solución que se presenta como idónea para ayudar a evitar contagios en plena pandemia de covid-19.  

Dosis para la fecundación in vitro 

Investigadores del grupo de reproducción asistida y fertilidad Eugin y del Instituto de Investigación de Inteligencia Artificial del CSIC han desarrollado un algoritmo de inteligencia artificial que puede identificar la dosis óptima de medicación para la estimulación ovárica que requiere una paciente en un ciclo de fecundación in vitro. 

El modelo, desarrollado a través de machine learning (aprendizaje automático), prescribe con la misma precisión y fiabilidad que un médico, todo ello gracias a un algoritmo que se basa en los datos recopilados de una muestra de 2.713 pacientes y su funcionamiento se ha validado con otras 524, en los que la prescripción del modelo se ha corroborado con la experiencia de los especialistas. 

Tacones de vértigo y cómodos 

Lograr que unos tacones de vértigo puedan ser confortables  por medio de la aplicación de investigaciones biomecánicas, neurociencia o técnicas de infrarrojos es el objetivo de un proyecto de investigación pionero en el mundo que desarrolla el Centro Tecnológico del Calzado (Inescop), que pretende aunar estética y comodidad. 

El proyecto Taconshoe estudia cómo debe ser la curvatura o el quiebre de un tacón para que el zapato sea confortable a diferentes alturas, algo en lo que intervienen factores como la deformación del pie cuando se sube a un zapato de tacón, la distribución de presiones sobre la zona del metatarso y los dedos o la alteración en la forma de caminar que produce este tipo de calzado. 

Por medio de la  la inteligencia artificial y el ‘big data'”, se ha desarrollado una tecnología específica, un simulador de quiebres o curvaturas del pie que permite colocarlo a diferentes alturas entre 0 y 9 centímetros, con el fin de encontrar la posición que genere mayor confort, tras lo que se digitaliza el pie en 3D a la altura escogida y los parámetros de confort identificados.

Contra la pornografía infantil 

Un equipo de investigadores, junto a Microsoft, ha desarrollado en Alemania un programa de inteligencia artificial capaz de distinguir, con más de un noventa por ciento de acierto, la pornografía infantil de la adulta para ayudar a la Justicia. 

El grupo de trabajo a cargo de este proyecto ha logrado en apenas un año abrir unas 1.600 diligencias contra más de 1.800 personas gracias al empleo de esta herramienta. El objetivo no es sustituir la valoración humana y jurídica en los casos de pornografía infantil, sino filtrar rápidamente grandes cantidades de material sospechoso, lo que puede ayudar en las pesquisas contra redes de pedófilos y pederastas. 

Identificar al mosquito tigre 

La inteligencia artificial ya identifica al mosquito tigre en las fotos que envían los ciudadanos a la app Mosquito Alert gracias a un algoritmo de ‘aprendizaje profundo’ que se ha entrenado con 7.168 fotografías anónimas recibidas entre 2015 y 2019. 

Este algoritmo es capaz de identificar correctamente el 96% de las fotografías de mosquito tigre, lo que permitirá detectar en tiempo real la presencia de este tipo de insecto a gran escala y llevar a cabo un control más rápido de este transmisor de enfermedades. 

Investigadores de Mosquito Alert (que pertenecen al CEAB-CSIC, al CREAF y a la UPF) junto a investigadores de la Universidad de Budapest han desarrollado este algoritmo de inteligencia artificial capaz de reconocer al mosquito tigre (Aedes albopictus) en las fotos. 

Alerta de medusas 

Un equipo de investigación de la Universidad de Huelva y del Instituto Español de Oceanografía de Málaga ha desarrollado un modelo basado en inteligencia artificial y ciencia ciudadana que anticipa la llegada de medusas a las playas de la Costa del Sol. 

Con los datos recogidos a través de una aplicación móvil y el empleo de un sistema que detecta e interpreta los mensajes de los usuarios de forma automática, los expertos predicen la llegada de estas especies marinas a las zonas de baño

Esta investigación forma parte de un proyecto de ciencia ciudadana, es decir, aquellos en los que la ciudadanía participa en alguna de las fases del proceso investigador.

El chatbot que responde sobre El Quijote 

Los chatbot, aplicaciones informáticas basadas en la inteligencia artificial que permiten simular la conversación con una persona y dar respuestas de forma automática, tiene aplicaciones para un sinfín de temas. 

En este caso hablamos de DulcineIA, que responde a todas las preguntas y muchas más que puede plantearse un lector de El Quijote. 

DulcineIA es un proyecto desarrollado por la empresa 1MillionBot con el apoyo del Ministerio de Cultura y Deporte y la colaboración del Instituto Cervantes y que responde ya a más de mil preguntas sobre la primera parte de El Quijote, de 1605. 


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.