«Telefónica tiene ya una edad muy respetable y puede permitirse una visión retrospectiva al alcance de muy pocas jurídicas», Salvador Pérez

Conoce a Salvador Pérez, especialista en Compliance y abogado en Telefónica. Descubre su trayectoria profesional.

Conoce a Salvador Pérez, especialista en Compliance y abogado en Telefónica.
Salvador Pérez

Salvador Pérez

Tiempo de lectura: 4 min

¿Cuánto tiempo llevas en Telefónica y qué valoración haces de este tiempo aquí?

Llevo 26 años. Entré en Telefónica Móviles cuando todavía la joven promesa que ya empezaba a galopar era la telefonía móvil digital y, la asentada había sido hasta hace nada, la analógica….  He visto desfilar tecnologías, productos y servicios, incluso publicidad. El paisaje pasa rápido por la ventana en Telefónica.

Aunque el presente es siempre acelerado, esa sucesión de “actualidades” que se suceden, que van pasando rápidas son un rasgo de “la casa” y he acabado descubriéndolo como un valor, algo que no se vive en todos los lugares. Durante el tiempo que Telefónica y yo hemos pasado juntos desde que comencé, he pasado por un buen número de áreas, de funciones, de competencias, de realidades, de grupos personales, situaciones y etc. Esa experiencia es privilegiadamente didáctica.

¿Hay algún proyecto en Telefónica del que te sientas especialmente satisfecho u orgulloso?

Afortunadamente, he podido coleccionar momentos así a lo largo de estos años. Podría nombrar varios, quizá el más especial fue durante la pandemia. Ver como las telecomunicaciones sostenían y hacían posible mucho de lo que entonces quedó interrumpido fue algo que realmente me hizo sentir orgulloso. El formar una milésima parte de eso, junto a miles de compañeros, adquirió un sentido que hasta entonces no había sabido apreciar.  Creo que nunca como entonces se materializó esa importancia.

De la satisfacción actual por la función de la dirección a la que pertenezco, la de Cumplimiento, y su trascendencia para desarrollar e implantar una cultura ética de compliance, respeto normativo, prevención y buenas prácticas, podría contaros y no parar de hacerlo, me voy a contener, pero sí, está siendo realmente gratificante.

Recuerdo también especialmente aquel año intenso en el que comencé atendiendo llamadas en el 609. Fue un trabajo duro, pero con la recompensa de poder ver cómo tu trabajo resolvía dificultades concretas a personas también concretas. Era muy tangible. Suelo decir que todos los que pasamos por aquella experiencia hablamos con miles de clientes, en vez de hablar mil veces del cliente. Algo que, con toda sinceridad, creo que puede aportar mucho para comprender realidades.

¿Veis? Soy un coleccionista de buenos momentos… ¡Tengo muchas más!

¿Qué crees que ha aportado Telefónica a la sociedad?

El principal privilegio de Telefónica es que su negocio esté estrechamente relacionado con tecnologías que generan bienestar a las personas y son desplegables en multitud de ámbitos. Telefónica tiene ya una edad muy respetable y puede permitirse una visión retrospectiva al alcance de muy pocas jurídicas. Creo que ese rasgo es muy reconocible a lo largo de su historia y presente. Hacer posible la comunicación, en un sentido amplio (¡cada vez más amplio!), y estar desde aquel 1924 a la vanguardia tecnológica de lo que en cada momento era considerado así, es algo que más que aportar, es formar parte de la sociedad.

¿Dónde ves Telefónica en el futuro?

El progreso es algo más que evolución tecnológica, ésta es un valor neutro, técnico, el primero es un resultado “depurado”, asociado a mejora de condiciones de amplia naturaleza. La idea de progreso supone que la evolución se traduce en un bien para el individuo o la sociedad. Eso pasa, por tanto, también, porque la tecnología quede alineada con los parámetros morales, los derechos y el respeto de los valores esenciales de una sociedad. Ese es un desafío cada vez más exigente para las tecnológicas…

Siendo de Compliance no extrañará a nadie que vea apasionante el reto, y a Telefónica “depurando” la tecnología hasta convertirla en progreso neto, aplicando esos parámetros (además de otros). Tecnología + valores = progreso, podríamos decir.

¿Podrías vivir sin teléfono móvil?

No me gustaría ponerme a prueba en eso… Hace algo más de dos décadas vivíamos sin móvil, porque el mundo que nos rodeaba carecía de él. Hoy es dudoso que el entorno nos diera opción. Aunque poder vivir, lo que se dice poder, puede hacerse sin muchas de las cosas que tenemos. Dilemas del primer mundo.

Ayúdanos a resolver uno de los grandes enigmas de la humanidad: la tortilla de patata… ¿Con cebolla o sin cebolla?

Está bien que a alguien le guste con cebolla, con atún o con gusanitos, pero la tortilla soberana, sin cebolla, por favor. De todas formas, soy una persona tolerante, conozco gente “cebollista” y ni siquiera se lo he reprochado.

Nomina a otro compañero para aparecer en esta sección

Me parece, por ejemplo, muy interesante puede ser lo que puedan contar Carlos Fraile García o Carmen Montaño Martín.

En #Lodelatortilla entrevistamos a empleados de Telefónica sobre temas diversos, a la vez que tratamos de resolver uno de los grandes dilemas de la humanidad.

Ranking de la tortilla

63%

Concebollistas

20%

Sincebollistas

17%

Otroscebollistas

¡No te quedes fuera del ranking! Queremos saber sobre ti. ¡Cuéntanos tu historia!
* Encuesta para empleados de Telefónica


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

close-link
Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA