Redes sociales y menores: uso seguro y responsable

¿Sabías que cada medio segundo un menor se conecta a internet por primera vez en su vida?

Redes sociales infancia
Comunicación Telefónica

Telefónica

Tiempo de lectura: 5 min

En una semana en la que se celebra el Día Mundial de la Infancia queremos abordar un asunto relevante: la relación entre los menores y el mundo de la tecnología en general y el de las redes sociales en particular.

Y es que, según datos de Naciones Unidas, un menor se conecta a internet por primera vez en su vida cada medio segundo.

Redes sociales y menores: ventajas e inconvenientes

Ante posibles influencias negativas de las RRSS en el desarrollo de la infancia y la adolescencia, hay expertos en educación digital, como María Zabala, que abogan por normalizar la tecnología digital con la que contamos en nuestro alrededor, incorporándola a la vida familiar y la educación que reciben los menores.

Por ello, Zabala explica que los adolescentes de ahora no son diferentes a los de otras épocas, siendo clave las conversaciones que se establezcan entre el menor y el adulto.

Así pues, la experta resume la situación apelando a que si un adolescente está bien en términos generales no va a estar peor por culpa de las redes sociales. Sin embargo, esta situación puede resultar diferente en menores en situaciones de vulnerabilidad.

Todo esto no obvia que haya situaciones peligrosas para cuyo control es fundamental que los adultos estén pendientes de los contenidos consumidos por los menores, aunque también presenta una serie de ventajas. Vemos cuáles son unas y otras.

Ventajas de las RRSS en los menores 

Vamos a comenzar con las ventajas, que en líneas generales están más circunscritas al ámbito educativo. Algunos de estos pros son:

  • Contenido que se puede viralizar. Las redes sociales pueden servir para viralizar contenidos positivos como campañas de sensibilización social, contenidos educativos con enfoques originales, etc.
  • Elimina las distancias. La brecha social se puede reducir al dar la posibilidad de acabar con las distancias físicas, con la relevancia que esto tiene para posibilitar el acceso a la educación en zonas remotas o mal comunicadas.
  • Inmensidad de recursos educativos. La cantidad de recursos educativos disponibles en internet es elevadísima, sin apenas discriminación por tipos de contenido o áreas de interés. Esto puede fomentar las ganas de aprender a aprender.
  • Aumentar comunicación.Con todas las debidas cautelas (como veremos posteriormente en el apartado de riesgos), la posibilidad de conocer personas con gustos afines o intereses comunes es una ventaja de internet al abrir un abanico de posibilidades de gente enormemente grande.
  • Entretenimiento. Juegos de diferentes tipos, tanto de forma individual como grupal, y el entretenimiento que traen consigo es otra de las ventajas. Como en todo, con sentido común y con control de los padres en función de lo adecuado que puedan ser los juegos según la edad de quienes están jugando y sin perder de vista otros factores susceptibles de ser tenidos en cuenta como potenciales riesgos en el desarrollo de los menores.
  • Entretenimiento formativo. Especialmente útil para menores con problemas de aprendizaje o algún tipo de discapacidad, existen juegos online como recursos para ayudar en la atención a estos menores.
  • Habilidades tecnológicas. Pensando en el medio o largo plazo, la adquisición de competencias tecnológicas puede ayudar al futuro desarrollo profesional.

Posibles riesgos de internet y redes sociales para los menores

Pese a las innegables ventajas que ofrece la vida conectada, igualmente existen una serie de riesgos para la infancia en el entorno digital en general y las redes sociales en particular que hay que tener muy presentes para ser capaces de detectarlos y poder actuar para combatirlos y/o erradicarlos:

  • Ciberacoso. Esta forma de violencia digital puede aflorar de manera evidente tanto en redes sociales como en aplicaciones de mensajería instantánea. Para hacernos a la idea de la magnitud de este problema, y según datos de la ONU, más de un tercio de los menores en un estudio en 30 países reconocen haber sufrido acoso cibernético. E incluso un 20% ha llegado a faltar al centro escolar por esta razón.
  • Discursos de odio y contenido violento. En entornos vulnerables con poco control, puede surgir desde un caldo de cultivo que derive en el reclutamiento (o acercamiento) a grupos extremistas o terroristas hasta comportamientos de autolesiones que en el peor de los casos lleven al suicidio.
  • Desinformación. Relacionado con lo anterior, utilizar como fuentes informativas plataformas que viven de la desinformación y teorías conspirativas pueden tener un efecto especialmente nocivo.
  • Amenaza de explotación y abuso sexual. Sin desdeñar la importancia de todos los riesgos anteriores, quizá este puede ser el más alarmante. Para los agresores sexuales de niños y niñas, nunca había sido tan fácil poder ponerse en contacto con sus víctimas, ya sea compartiendo imágenes o animando a otros a cometer este tipo de delitos. De hecho, y de nuevo según Naciones Unidas, cuatro de cada cinco menores de 25 países analizados dicen haberse sentido en peligro de abuso o explotación sexual en línea.
  • Vida sedentaria. Aunque no sea achacable directamente a las redes sociales, sí que es cierto que un uso excesivo de las mismas lleva asociada un mayor tiempo con el teléfono móvil o el ordenador y, por ello, menos posibilidades de disponer de ratos en los que practicar actividades físicas.

Comprometidos con el uso responsable de la tecnología

Desde Telefónica, con el foco puesto en que la infancia es el segmento de edad que con más frecuencia se encuentra en situación de marginalidad y vulnerabilidad, se apuesta por proteger y promover sus derechos como parte de la estrategia empresarial.

Para el fomento del uso responsable de la tecnología promoviendo entornos digitales más seguros, la operadora desarrolla seis líneas de trabajo para proteger a la infancia en el ámbito online:

  • Bloqueo de contenidos de imágenes de abusos sexuales a menores, mediante la colaboración con la Internet Watch Foundation.
  • Promoción y desarrollo de productos y servicios que ayuden a las familias a abordar con éxito los restos del mundo digital.
  • Alianzas con terceros (ONGs, entidades y expertos o fuerzas y cuerpos de seguridad) para ayudar a concienciar a aprender cómo gestionar los riesgos existentes en la red pero igualmente para conocer la ventana de oportunidades que ofrece.
  • Entorno audiovisual que ha cambiado la forma de consumo televisivo en el que los progenitores puedan disponer de medios técnicos para ejercer su responsabilidad sobre los contenidos audiovisuales que pueden llegar a ver los menores.
  • Trabajo conjunto con proveedores especialmente en lo relativo a la seguridad, desde los sistemas operativos hasta el diseño de terminales.
  • Iniciativas de educación y sensibilización que lleven a la reflexión y el debate y que promuevan buenas costumbres digitales.

Para quienes quieran profundizar más en el tema, os dejamos esta interesante charla de María Zabala:


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA