¿Qué es la mmWave y qué tiene que ver con el 5G?

La banda milimétrica (mmWave) es la solución para que millones de dispositivos conectados transmitan la información de manera rápida y eficiente

Tiempo de lectura: 4 min

La mmWave o banda milimétrica es una de las múltiples innovaciones que caracteriza lo que, en cómputo global, conocemos como 5G. En esta ocasión vamos a profundizar un poco más acerca de qué es la mmWave y qué tiene que ver, precisamente, con el 5G, la evolución lógica del 4G y la tecnología que debería estar a la altura de la sociedad hiperconectada a la que nos dirigimos y de la que, en gran medida, ya somos testigos.

mmWave y 5G: alcanzando la máxima eficiencia en la transmisión de datos

La mmWave (millimeter wave) es una tecnología de comunicación inalámbrica que utiliza ondas electromagnéticas de alta frecuencia, en el rango de 30 a 300 GHz. La tecnología 5G utiliza ondas para transportar nuestros datos y su frecuencia determina la velocidad a la que dichos datos son transportados, es decir, cuanto mayor sea la frecuencia de una onda, más rápido se transmitirán. Sin embargo, esto tiene un inconveniente: a medida que aumenta dicha frecuencia, la capacidad de penetración que tienen las ondas cae y no puede atravesar fácilmente objetos sólidos.

¿Y qué tiene que ver lo que comúnmente conocemos como 5G con la mmWave? La banda milimétrica (o mmWave) es una parte del espectro de las ondas de radio que se usa, precisamente, para transmitir datos en las redes 5G. Y como hemos dicho antes, esto tiene una cara (velocidad de transmisión) y una cruz (dificultad a la hora de atravesar objetos y llegar cuanto más lejos posible).

El ejemplo del río y las bandas milimétricas

Para entender esto de la mejor manera posible, vamos a tomar el ejemplo de un río. Nuestro río va a tener tres características:

  • Es muy ancho
  • Es poco profundo
  • Posee una corriente muy fuerte

Ahora, imagina que queremos ir en barco por este río en concreto. Precisamente, los parámetros anteriores son los que debes tener en cuenta: la anchura, la profundidad y su corriente. Si comparamos estas características con las de una onda, la frecuencia de la misma sería la velocidad de la corriente y la longitud sería el ancho y la profundidad. Así las cosas, en este río no podrías navegar con facilidad. Parecido es el caso con la banda milimétrica: la alta frecuencia (corriente del río) permite transportar muchos datos, pero la longitud de la onda (ancho y profundidad) limita sus posibilidades.

Hablemos ahora de los operadores de telefonía. Imagina que la banda milimétrica es, de nuevo, ese río ancho y poco profundo. Pues bien, cada operador puede tener su propio espacio de río para llevar su barco (es decir, sus datos) y cuanto más ancho sea, mayor será el número de barcos que podrán navegar a la vez. 

Hay entornos en los que se concentran muchísima cantidad de personas: un estadio de fútbol, un festival de música, aeropuertos y estaciones de tren… Cientos o millares de personas usando a la vez sus dispositivos electrónicos conectados a la red móvil y queriendo descargar, en ocasiones, un gran volumen de datos. Además, ahora se teletrabaja más que nunca, y es en escenarios como los aeropuertos o las estaciones de tren donde se suele aprovechar para sacar ese trabajo pendiente y así aprovechar un poco más el tiempo.

Qualcomm y su trabajo con las bandas mmWave

Qualcomm, empresa líder de telecomunicaciones, ha sido una de las pioneras en el desarrollo e implementación de la tecnología beamforming en las redes inalámbricas. Se trata de un sistema que ayuda a las estaciones base celulares, incrementando la eficiencia del envío de datos. Aquí es donde entra en juego las llamadas estaciones base MIMO masivas, evolución de las estaciones base convencionales. En estas estaciones se utilizan decenas o incluso cientos de antenas de manera simultánea para la transmisión y la recepción de los datos. 

En este tipo de estaciones base mejoradas, la tecnología beamforming utiliza la multiplicidad de las antenas para enfocar la señal en un punto determinado. De este modo, se reducen las interferencias y aumenta la intensidad de la señal. El beamforming mejora la eficiencia espectral: transmite más información en el mismo ancho de banda y usa menos energía para ello, reduciendo, de paso, el gasto en batería de los dispositivos electrónicos.

¿Se puede comparar la eficiencia de la fibra óptica con la banda milimétrica?

Actualmente, la red de fibra óptica en España goza de muy buena salud. Según la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), las líneas activas de fibra óptica (FTTH) en España han alcanzado los 13,2 millones.  El uso de las bandas milimétricas se espera que proporcione una eficiencia muy similar a las de la fibra óptica en nuestros hogares. En nuestro país esta banda de frecuencias aún no ha salido a concurso, aunque los operadores ya pueden hacer pruebas en bandas que van desde las frecuencias entre 800 MHz y 1 GHz. Todavía tendremos que esperar para que el desarrollo de las bandas milimétricas a nivel comercial esté disponible para todos.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA