La importancia de la diversidad en el trabajo

La diversidad se ha convertido en una palabra de moda en las empresas, y además es un motor del cambio fundamental

Descubre más sobre la importancia de la diversidad en el trabajo. Conoce esta reflexión personal. No te lo pierdas
Hisako Nakajima

Hisako Nakajima Seguir

Tiempo de lectura: 4 min

Garantizar una plantilla diversa puede fomentar la innovación, impulsar el crecimiento y mejorar la resistencia de una empresa a los constantes cambios del mercado y a los gustos y necesidades de los consumidores. Telefónica reconoce la necesidad de adoptar la diversidad, incorporando objetivos tangibles en la remuneración variable de la empresa, así como vinculando la financiación crucial a estos KPI.

Pero primero, ¿qué entendemos por diversidad?

En una empresa diversa debe existir variedad en las edades, géneros, etnias, antecedentes culturales, orientación sexual y capacidades físicas. Esta diversidad se extiende a los aspectos experienciales y cognitivos, incluidos los antecedentes sociales y educativos, las experiencias laborales y las perspectivas. Este conjuntode ideas y puntos de vista fomenta un entorno en el que prospera la innovación.

Innovación y creatividad

En el estudio más reciente Diversity Matters, realizado por McKinsey, los datos son concluyentes: las empresas con plantillas diversas (en cuanto a género y etnia) obtienen hasta un 39% más de beneficios económicos. Esto se debe en gran medida a que los equipos diversos están mejor equipados para resolver problemas complejos, lo que conduce a una toma de decisiones más eficaz y a soluciones innovadoras. Los equipos diversos aportan una variedad de perspectivas, lo que puede conducir a soluciones más creativas y mejores procesos de toma de decisiones.

Conocer al cliente

La diversidad también ayuda a las empresas a entender y conectar mejor con sus diferentes bases de clientes. Un estudio del Boston Consulting Group descubrió que las empresas con equipos directivos más diversos tienen un 19% más de ingresos por innovación. Esta conexión con una amplia gama de consumidores mejora la capacidad de una empresa para satisfacer necesidades y preferencias variadas y la hace más resistente a los cambios del mercado.

Atraer y retener el talento

En el competitivo mercado laboral actual, el compromiso de una empresa con la diversidad puede ser un importante atractivo para los mejores talentos. Los futuros empleados suelen buscar lugares de trabajo en los que se sientan incluidos y valorados. Un lugar de trabajo diverso e inclusivo tiende a tener menores tasas de rotación, ya que los empleados suelen sentirse más comprometidos y satisfechos.

Mejorar la reputación de la empresa

Una plantilla diversa mejora la reputación de una empresa. Demuestra un compromiso con la equidad y la responsabilidad social, lo que puede mejorar la percepción de la marca. En una época en la que los consumidores toman cada vez más decisiones basadas en los valores de la empresa, esto puede ser una ventaja significativa.

Los retos de la diversidad

A pesar de su importancia, la consecución de la diversidad no está exenta de desafíos. Las empresas luchan a menudo contra el sesgo inconsciente en la contratación y la promoción, la falta de diversidad en los puestos de liderazgo y la necesidad de culturas empresariales inclusivas que apoyen la diversidad más allá de los meros números. Fomentar alianzas con diferentes colectivos puede ser una forma efectiva de asegurar que estos retos pueden ser superados, así como contar con políticas rigurosas (ver Informe Anual Consolidado de Telefónica para más información).

Medir la diversidad en una empresa

Para saber si una empresa es diversa, hay que mirar más allá de las estadísticas superficiales. Los factores clave son la representación en los distintos niveles de la empresa, especialmente en los puestos directivos, las políticas y prácticas que promueven la integración y la percepción de los empleados sobre la diversidad y la integración.

La diversidad en las empresas globales: El contexto español

En España, donde la diversidad cultural ya forma parte del tejido nacional, las empresas globales como Telefónica tienen una oportunidad única de aprovechar esta diversidad para el crecimiento organizativo y la innovación. La rica historia de España, marcada por diversas influencias culturales, la sitúa como un centro natural de perspectivas diversas. Para las empresas globales en España, abrazar esta diversidad significa no sólo respetar la cultura local, sino también integrar diversas perspectivas globales en sus operaciones españolas.

Esta integración es crucial en un país conocido por sus regiones vibrantes y diversas, desde Cataluña a Andalucía. Las empresas que lo consiguen están mejor preparadas para entender los matices del mercado español y pueden adaptar sus productos y servicios a un amplio sector demográfico, tanto dentro de España como en el mercado europeo en general. Además, la situación estratégica de España como puerta de entrada a Latinoamérica y sus fuertes lazos con la Unión Europea la convierten en un punto crucial para las empresas que buscan ampliar su huella global.

Por lo tanto, fomentar la diversidad puede ser un movimiento estratégico para las empresas globales, mejorando su competencia cultural y permitiéndoles adaptarse más eficazmente a las distintas demandas del mercado, impulsando así el crecimiento sostenible y la innovación.

El camino a seguir

La diversidad no es una mera casilla para marcar; es un viaje. Las empresas multinacionales como Telefónica deben reconocer que la diversidad es nuestro mayor activo. Refleja la complejidad de la sociedad e impulsa nuestra transformación empresarial. Al adoptar la diversidad, creamos una organización más resistente, innovadora e integradora, que prospera en un mundo en constante evolución.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Sorteo gafas Meta Quest 2
close-link
Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA