Década años 1930: ¿telemedicina y mensajería instantánea?

En un periodo marcado por la Guerra Civil, una llamada con Argentina se podría considerar un paso previo a la telemedicina. Pero además, ¿serían los telefonemas el whatsapp de la época?

década 1930
Comunicación Telefónica

Telefónica

Tiempo de lectura: 5 min

La década de los años 30 estuvo influenciada por la Gran Depresión posterior al Crac del 29 y por dos acontecimientos bélicos: la Guerra Civil española (1936-1939) y el inicio de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

1930: ¿comienzos de la telemedicina?

En la planta 13 del edificio de Gran Vía 28 se inauguró la biblioteca de la Asociación Cultural y Deportiva de empleados de Telefónica, un evento que contó con la charla magistral a cargo del prestigioso escritor Pío Baroja.

En ese mismo año, la compañía alcanzó las 2.560 poblaciones con teléfono, lo que suponía más del 50% del total de habitantes del país.

En agosto de 1930 se produjo un hito que podría considerarse como un comienzo de la telemedicina: más de 200 médicos se reunieron en el edificio de Gran Vía conectados con un auricular para seguir la comunicación vía radio con un médico en Argentina.

Con un amplificador acoplado al estetoscopio mientras exploraba el pecho a diferentes pacientes, desde Madrid se pudo hacer un diagnóstico médico que resultó acertado según corroboró el doctor Montellano desde el otro lado del Atlántico.

1931: Canarias se conecta al resto del mundo

La Escuela de Empalmadores de la CTNE traspasó fronteras al conseguir ITT la concesión del servicio telefónica de Shanghai, lo que implicaba soterrar cables para implantar el servicio automático. Nueve empalmadores españoles viajaron a China para esta misión, una situación que se repitió en Bulgaria, donde acudieron cinco de estos profesionales formados por Telefónica.

Otro hecho relevante de 1931 fue la puesta en marcha del servicio del enlace radiotelefónico entre Madrid y Tenerife, isla conectada a su vez, mediante cable submarino, con la vecina Gran Canaria. De este modo, Canarias quedaba plenamente conectadas con la península y el resto del mundo.

1932: internacionalización del servicio

En este año, el servicio internacional se extendió a numerosos territorios de diferentes continentes, como Polonia, Rumanía, Yugoslavia, Letonia, Brasil, Hawai, Colombia, Venezuela e incluso Nueva Zelanda.

En el mes de mayo de 1932, los empleados y la compañía pusieron fin a un contencioso laboral que había durado meses y por el que se firmaba un nuevo Contrato de Trabajo que suponía una mejora en las condiciones de la plantilla.

1933: 50 países ya conectados por teléfono desde España

Continuando con la estela del año anterior, las conexiones internacionales alcanzan el medio centenar de países, con las incorporaciones de Argelia, Bulgaria, India inglesa, Palestina, Siria, Perú o Túnez.

En el ámbito laboral, en abril se firmó el primer contrato colectivo entre empleados y empresa, que entró en vigor el 1 de mayo.

La instalación de teléfonos continuaba y se alcanzaban los 281.000, de los que el 64,4% pertenecían al sistema automático.

1934: fin de los telefonemas

El envío de telefonemas entre abonados fue una de las características de los primeros 10 años de vida de Telefónica. Se trataba de unos mensajes cortos por escrito para dar un recado breve que no requería de una llamada: algo que nos suena muy actual gracias a los SMS o la mensajería instantánea.

De acuerdo con un contrato con el estado, este servicio dejó de prestarse para no competir con los telegramas.

1935: más de 20 millones de llamadas

En una época en las que las conferencias se “ponían”, no se hacían, solo en el año 1935 se superaron las 21 millones de llamadas.

Como en años anteriores, el servicio internacional continuaba con su expansión alcanzando ya los 70 países.

1936: bajan las líneas

Un año marcado por el comienzo de la Guerra Civil española, que provoca que la compañía se divida en cinco delegaciones: tres en la llamada zona nacional (Tenerife, Sevilla y Valladolid) y dos en la zona republicana (Madrid y Barcelona).

Tras la expansión de los años anteriores, a lo largo del conflicto bélico llegaron a perderse unas 80.000 líneas.

Por otro lado, el edificio de Gran Vía acogió en su sótano a más de 2.000 personas para protegerse los bombardeos y figuras históricas del periodismo y la literatura como Ernest Hemingway, Antoine d Saint-Exupèry o John Dos Passos enviaban sus crónicas de guerra desde el edificio.

1937: continúa la contienda

El protagonismo de la Guerra Civil en relación a Telefónica se traslada en mayo de 1937 a Barcelona, donde la toma del edificio de la operadora se convierte en un escenario de violencia entre facciones distintas dentro del propio bando republicano.

1938: las telefonistas casadas deben dejar de trabajar

Antes del final del conflicto bélico, en el bando franquista se aprobaron unas Leyes Fundamentales, entre las que estaba el Fuero del Trabajo, que obligaba a “liberar a la mujer casada del trabajo en el taller y en la fábrica”.

Otra consecuencia de la guerra fue la complicación de contratación de personal, lo que llevó a la compañía incluso a solicitar a las autoridades la no incorporación a filas de los técnicos de red para poder mantener el servicio.

1939: fin de la guerra

En 1939 termina la Guerra Civil, un periodo en el que, pese a las dificultades que hemos venido comentando, la compañía ha continuado ofreciendo servicio.

En emblemático edificio de la Gran Vía madrileña ha sobrevivido pese a que por su altura y su proximidad con el frente (en la cercana Casa de Campo) recibió cientos de granadas y obuses.

Imágenes de los años 30

Centenario de Telefónica

En el año de nuestro centenario, os invitamos a visitar la web https://www.telefonica100.com/ para que no os perdáis ningún detalle de nuestra historia.

No os perdáis lo más relevante que sucedió en Telefónica en la década anterior (años 20) y en la década posterior (años 40).


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.